Keeway RKF 125
Keeway RKF 125: Buen diseño al mejor precio

Moto naked, económica y al mejor precio, estas son las cualidades de la Keeway RKF 125 con motor de cuatro tiempos refrigerado por agua y un más que correcto nivel de equipamiento. Si lo que buscas es una 125 de marchas para conducir con el carnet de coche, aquí tienes una buena opción.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
Keeway
Publicado el 16/08/2018
Keeway RKF 125

Las nuevas motos Naked 125 económicas han dado un salto importante en cuanto a mejora de su estética y de sus motores. La Keeway RKF 125 es una muestra de ello y se suma al catálogo de la firma del grupo chino Qianjiang, que es uno de los mayores fabricantes de motos de Asia. Keeway siempre ha hecho gala de tener un abanico de modelos, siempre con unos precios contenidos, que se adapta a todas las necesidades, pero quizás les faltase este modelo con una estética ya muy cercana a los gustos de los usuarios europeos, de la misma forma que ha hecho uno de sus más directos competidores, Hanway, con la Furious NK 125S.

Como buena 125 está orientada fundamentalmente para todos aquello que tengan el carnet de coche y más de tres años de experiencia, o para los que se acaben de sacar el carnet de moto A1 con 16 años, y no quieran un scooter automático.

El precio de la Keeway RKF 125 es de 2.799 euros

Keeway comparte equipo con Benelli y eso se nota en la mano de sus diseñadores, y también en el concepto del motor. Éste es de nueva creación, monocilíndrico, de cuatro tiempos y con refrigeración por agua. Para ser eficiente y cumplir con la normativa Euro 4 tiene inyección electrónica y doble bujía que consiguen una respuesta más contundente para llegar a los 13 cv a 9.500 vueltas. La cifra de par, que es la encargada de las recuperaciones y elasticidad del motor, tampoco son malas: 10 nm a 7.500 vueltas. La caja de cambios es de seis velocidades.

Keeway RKF 125

Chasis y suspensiones de la Keeway RKF 125

Keeway ha recurrido a un chasis tipo doble viga en acero, suficientemente grande para que la RKF 125 sea una moto cómoda sea cual sea nuestra talla. En el apartado de suspensiones tiene una horquilla invertida que se complementa con un único amortiguador trasero.

Keeway RKF 125

Los frenos son de disco en las dos ruedas con elementos de 260 mm. de diámetro delante y de 240 mm., detrás. No tiene ABS y para cumplir con lo que marcan las normas europeas tiene frenada combinada CBS, que es lo único que se exige en materia de seguridad en frenada para las 125. Si este elemento es decisivo para tu compra tendrás que mirar modelos más caros como la KTM Duke 125, Honda CB 125 R o la Yamaha MT 125.

En el apartado estético nos sigue recordando mucho, sobre todo por el faro, a las líneas marcadas por KTM. La iluminación cuenta con elementos de LED y la instrumentación tiene un cuadro con pantalla LCD.

Cuadro de instrumentos de la Keeway RKF 125

Keeway España tiene este en promoción hasta finales de agosto con seguro gratuito si tienes más de 25 años de edad; los menores tendrán que consultar el precio en el concesionario. También ofrecen la matrícula gratis. Los colores disponibles son blanco o negro.

En este reportaje te ofrecemos más opciones de motos naked 125 económicas.

 

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

Keeway

Publicado el 16/08/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #100: ¡Pasion por la moto!

Moto1Pro cumple 100 números y lo celebra con un especial que viene cargado con la mayor cantidad de contenidos de toda su historia. Un especial que pretende reflejar, además de las habituales pruebas y novedades, la genuina pasión por la moto que mueve a todos y cada uno de los profesionales que están detrás de Moto1Pro. Entre otros temas visitamos el “sancta sanctorum” ducatista, repasamos los 100 momentos de la historia de la industria y del deporte, charlamos en el corazón del Sahara con Laia Sanz y conocemos las opiniones del máximo responsable de Yamaha en nuestro país. Acompañamos en su apasionante viaje a Alicia Sornosa y nuestras habituales secciones de opinión de la mano de Alfredo Partida y Máximo Sant.