KYMCO Filly 125
KYMCO Filly 125 2018: Un scooter pensado para la ciudad

El KYMCO Filly 125 está pensado 100 por cien para la ciudad y para todas aquellas personas que por sus gustos o su tamaño necesiten un scooter ligero, de reducidas dimensiones y con baja altura del asiento al suelo. Su precio es de 2.699 euros.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
KYMCO
Publicado el 05/06/2018
KYMCO Filly 125

El KYMCO Filly 125 es un scooter 100 por cien urbano, de rueda convencional y que se puede conducir con el carnet de coche B y tres años de experiencia. Es uno de los modelos más clásicos del fabricante taiwanés que fuera de España se lo conoce por su versión de 50 cc. y que aquí llega con un renovado motor de 125 cc, dos válvulas y refrigerado por aire. Es el mismo motor que el recientemente presentado KYMCO Like, con consumos por debajo de los 2,5 litros a los 100 kilómetros, de escasísismas emisiones y rumorosidad y, según KYMCO, preparado ya para la normativa Euro 5 que entrará en vigor el próximo año 2020.

Con la presentación del KYMCO Filly, la filial española del fabricante taiwanés ha querido hacer hincapié en que se trata de un scooter dirigido hacia el público femenino. Igual que el KYMCO Miller 125, que en su caso es de rueda alta. La ventaja del Filly 125 es que tiene un reducido tamaño, con una distancia entre ejes de tan sólo 1.803 mm. y una altura del asiento al suelo de 765 mm., uno de los más bajos de la categoría. Estas cotas hablan de un scooter que se puede conducir muy bien si tu estatura no es demasiado alta, seas hombre o mujer, y cuyo radio de giro y maniobrabilidad es elevada. Sobre todo si tenemos en cuenta que es un scooter muy ligero, tan sólo pesa 115 kilos.

KYMCO Filly 125

La estética también se ha cuidado bastante, sobre todo a la hora de elegir combinaciones de colores que son muy agradables con el toque del asiento en color rojo para los KYMCO Filly blando y gris, y el asiento negro para la terminación en azul. Si lo juntamos con un precio bastante competitivo, 2.699 euros, quizás tendremos nuestro scooter ideal.

KYMCO Filly 125 con ABS de serie

Es algo más caro que el KYMCO Miller 125, 2.399 euros, o que su hermano Like 125, 2.599 euros. Frente a ellos tiene una ventaja, y es que tiene ABS de serie, frente a la frenada combinada CBS del otro modelo (es lo mínimo que permite la Euro 4 en materia de seguridad). El ABS del Filly es de un sólo canal, actúa únicamente en la rueda delatera, que es la responsable de la mayoría de las caídas en moto, y que apoya la frenada del freno de tambor trasero de este sencillo scooter. Un freno de tambor no tiene la eficacia de uno de disco, pero para las necesidades de un scooter urbano como el Filly 125 es más que suficiente. Quizás sea éste uno de los mejores argumentos de compra para este scooter urbano de 125.

KYMCO Filly 125

La estética del KYMCO Filly 125 es la de un scooter de rueda convencional al que se han añadido algunos detalle cromados y elementos muy prácticos. En el frontal destacan sus dos luces de posición de LED integradas en los intermitentes. El proyector principal es con bombilla convencional halógena y ubicado en una posición elevada, lo que facilitará que nos vean bien. Detrás el piloto es de generoso tamaño y también con elementos de LED que no se funden y gastan poca energía.

El asiento tiene su apertura en la llave de concacto. Los dos laterales se han rebajado para facilitar el gesto de poner el pie a tierra. Tiene una terminación en con dos texturas para separar el espacio para el pasajero, que cuenta también con un buen espacio; por si decidimos ir acompañados. Las estriberas del pasajero son retrátiles y se colocan en la posición de uso con un gatillo que encontraremos debajo del borde anterior del asiento.

Hueco debajo del asiento del KYMCO Filly 125

El pequeño tamaño del KYMCO Filly 125 no deja mucho espacio para el equipaje debajo del asiento. Si podremos meter un casco tipo jet, no uno integral, junto con otros objetos. Dentro del equipamiento opcional lo podemos dotar de un cofre posterior que incrementará algo su versatilidad. La plataforma plana y un gancho detrás del escudo también nos ayudarán a transportar objetos, por ejemplo una bolsa o una mochila.

KYMCO ha pensado en la comodidad del día a día de todos sus scooter. Hay detalles en el Filly 125 que nos gustan mucho, por ejemplo el de la boca de llenado del combustible que está en una posición elevada, en un lateral detrás del escudo (donde iría ubicada una guantera en otros scooter) y con una tapa que se abre tambíen desde la llave de contacto. Es un sistema mucho más limpio y cómodo que en otros modelos.

Tapón de llenado del combustible del KYMCO Fillly 125

El cuadro de instrumentos es algo más completo que los KYMCO Filly que se venden fuera de España. En nuestro país viene equipado con una pantalla digital que complementa la información de los testigos luminosos. Entre la información que nos proporciona, además de velocímetro y cuantarrevoluciones, tiene cuentakilómetros, nivel de gasolina e indicador de la necesidad de llevar nuestro scooter a revisión.

KYMCO tiene además un excelente servicio de venta y postventa, con muchas opciones de financiación. Seas chico o chica, si buscas un scooter urbano y práctico prueba antes un KYMCO Filly 125. Si buscas alternativas, quizás sus máximos rivales estén dentro de la propia marca como el KYMCO Agility City, en Miller 125 o el Like 125. Tienes de esta forma donde elegir.

KYMCO Filly 125

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

KYMCO

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #94: ¡El límite lo pones tú!

Nos ponemos en ruta con la Honda Goldwing más europea y más ligera de la historia del mítico modelo y descubrimos como son las nuevas Royal Enfield bicilíndricas. Comparamos tres modelos de otra saga de leyenda, la de las Kawasaki Z y charlamos con su máximo responsable sobre el presente y el futuro de Triumph. Probamos una superventas; la BMW R 1200 GS y repasamos las últimas novedades presentadas en los salones de Colonia, Y hablando de carreras, descubrimos que para Yamaha cualquier tiempo pasado no fue mejor...