Lavar o reparar la moto en la calle puede costarte 3.000 euros

¿Sabes que está prohibido lavar la moto en la calle? ¿Y repararla? Las infracciones son bastante desconocidas pero podrían multarte por ello. Te contamos por qué y por cuánto...

Autor:
Moto1pro
Foto:
Moto1pro
Publicado el 20/03/2018

Tenemos bien claro que circulando podemos ser multados por múltiples motivos... pero ¿y si nos disponemos a lavar la moto en la calle, o en la acera de casa? ¿Y si aprovechamos para hacer una reparación rápida? Es una acción relativamente frecuente y que la normativa prohíbe explicitamente. 

¿Por qué está prohibido lavar o reparar la moto en la calle?

Y es que, según la normativa, los productos y jabones para los vehículos, los vertidos de aceite y otros compuestos químicos que se manipulan en estas labores, pueden dañar el medioambiente y/o poner en peligro la seguridad de las personas. Estas acciones podrían conllevar una multa que oscila entre los 30 y los 3.000 euros dependiendo de la gravedad del hecho y del juicio del agente. No será lo mismo hacer un cambio de aceite que apretar unos tornillos o engrasar la cadena. O estar derramando jabón y esparcirlo con la manguera por es suelo que aplicar con la esponja una limpieza sin manchar.

Lo que está claro es que debemos realizar estas operaciones de mantenimiento en sitios especializados o en nuestro propio garaje, siempre y cuando no sea comunitario. 

Texto:

Moto1pro

Fotos:

Moto1pro

Publicado el 20/03/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #91: ¡¡¡Las limitadas sin límites!!!

Comparamos dos de las más carismáticas naked homologadas para la licencia A2, disfrutamos del primer contacto con la versión 2019 del exitoso Honda PCX 125 y asistimos a la presentación de uno de los modelos más particulares de Rieju. Analizamos la implementación de una centralita de SBK a una Yamaha R1 y recordamos los tiempos gloriosos de las V-Twin en competición. Y no puede faltar un vistazo a lo más salvaje de Husqvarna y la segunda entrega del osado viaje hasta Mongolia… ¡en 125!