Comparativa Royal Enfield

Comparativa: Royal Enfield Bullet Classic 500 vs Royal Enfield Continental GT

Royal Enfield lanzó su primera moto en 1901 y sus modelos han marcado la historia del transporte en India. Hoy Royal Enfield sigue viva, con modelos clásicos y únicos, que te hacen sentir parte de la leyenda.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 12/01/2016
Comparativa Royal Enfield
Bullet Classic 500
Royal Enfield Classic

Motor

4

Parte ciclo

4

Confort

7

Electrónica

0

Equipamiento

6

Consumo

9

Prueba: 4.649€ €

Serie: 4.649€ €

5

Continental GT
Royal Enfield Continental

Motor

6

Parte ciclo

6

Confort

6

Electrónica

0

Equipamiento

6

Consumo

9

Prueba: 5.199€ €

Serie: 5.199€ €

6

India, mediados del siglo pasado, las Royal Enfield eran las reinas del transporte. India, año 2015, las Royal Enfield siguen siendo las reinas del transporte en el segundo país más poblado del planeta. En la India hay motos, millones de motos, pero quien tiene una Royal Enfield sabe que puede sacar pecho, sabe que tiene una moto especial, una moto de nivel, una moto mítica, una leyenda.

Aquí, en Europa, durante las últimas décadas hemos querido siempre lo último, lo más tecnológico, lo más novedoso. Pero ahora no, ahora nos va lo clásico, lo vintage, las nuevas modas nos hacen fijarnos en lo que antes habríamos dejado de lado por antiguo, por viejo y por feo. Pero eso era antes. Ahora nos va lo retro.

Royal Enfield Bullet Classic 500: Clásica como ninguna
Royal Enfield Classic

Teníamos ganas de ponernos a los mandos de una Royal Enfield y la Bullet Classic es sin duda su modelo más icónico. Con sólo verla ya descubres que esta moto no va a ser como todas las demás. Tiene algo, te transmite toda la historia que tiene detrás, y su sonido pausado y relajante te invita a vivir la vida de otro modo, sin prisas, sin estrés, disfrutando de su conducción de manera tranquila.


No busques prestaciones, ni potencia, ni una gran frenada, ni suavidad en su marcha. Olvídate de todo a lo que te has acostumbrado hasta ahora y prepárate para vivir las motos como lo eran hace varias décadas, sin aditivos, sin electrónicas, simplemente motos.

La Classic 500 está animada con un motor monocilíndrico de 499 cc que es en parte gran responsable de su esencia. Tranquilo, con tanta fuerza abajo como vibraciones arriba, de muy bajos consumos y con un ralentí de esos en los que parece que se va a parar, pero que nunca llega a hacerlo. En el que oyes y sientes cada pistonada y del que salen unos modestos 27 CV. ¿Crees que necesitas más? Pues es lo que hay, y en cuanto te acostumbras a comprender la vida desde esta filosofía, donde las prisas no tienen lugar, hasta puedes llegar a pensar que habías estado muy equivocado con el ritmo que había tenido tu vida hasta ahora.

Esta Royal Enfield se disfruta, y mucho. Te traslada en el tiempo y te hace sentirte especial. Por el centro de la ciudad eres único, hasta vas a la moda si te mueves por los barrios más alternativos, y sin duda serás la envidia de todo buen hipster que se precie. Cuando sales a carretera abierta es cuando descubres que sus prestaciones son las que son, puedes alcanzar los 120 km/h, sí, pero para entonces el nivel de vibraciones es tal que exprimir su motor pronto dejará de parecerte una buena idea. Suspensiones y frenos, tampoco se encuentran cómodos si les pides mucho, por lo que la moto entera agradece mantener ritmos que eviten compromisos. ¡Ten en cuenta que detrás monta freno de tambor! Ve tranquilo y así no les sacarás los colores ni a la horquilla ni a los frenos. El confort, eso sí, no tiene desperdicio, esos muelles en el asiento hacen maravillas.

Pequeña, bajita, sin asiento para el pasajero, con un cuadro de instrumentos mínimo… esta Royal Enfield parece haber sido fabricada hace 50 años y que haya pasado todo este tiempo encerrada en un cajón hasta ahora, cuando la marca vuelve a resurgir de manera internacional.

Royal Enfield Continental GT: Alma Café Racer
Royal Enfield Continental

Un paso más allá de la Royal Enfield Bullet Classic está la Continental GT. Es el modelo de espíritu más deportivo entre las Royal Enfield, la que lleva un alma Café Racer en su interior, la que puede presumir de algo más que motor, un equipamiento un poco más completo y un diseño completamente diferente.

Sobre ella la postura es más deportiva y menos confortable que en la Classic, pero nunca sin llegar a ser radical. En este caso su asiento no lleva muelles y eso se nota si te bajas de una y te subes en otra. Eso y sus semimanillares, claro. Como ves es igualmente monoplaza, pero la tapa del colín puede ser desmontada y así podemos contar con un pasajero a nuestras espaldas.

Es otra filosofía, su motor es un monocilíndrico de 535 cc, también refrigerado por aire, y su potencia mínimamente superior que en la Classic, sus 29 CV le saca 2 de ventaja a su hermana de comparativa. Esto y el propio concepto de toda la moto le permite alcanzar una velocidad punta algo superior, hasta 30 km/h más, y además con una ración de vibraciones inferior que en la Classic, por lo que si lo que buscas es rodar mínimamente rápido por carretera abierta la Continental GT tiene más que ofrecerte. Para conseguir la misma velocidad que la Classic su motor necesita ir menos forzado, eso se nota y se agradece.

Su diseño Café Racer te puede llegar a confundir un poco, pueden entrarte ganas de ir rápido, de mantener una conducción deportiva, pero en cuanto descubres lo pronto que entra el corte de encendido del motor en el momento en el que te emocionas un poco… te das cuenta de que te estás calentando más de lo debido y que le estás pidiendo a esta Royal más de lo que realmente puede ofrecer.

Se maneja con agilidad, es súper compacta y si eres especialmente grande puedes llegar a sentirte un poco encajado. Su parte ciclo está a la altura de sus prestaciones, es decir, si exprimes las prestaciones del motor puedes poner en un compromiso el comportamiento de las suspensiones y el mordiente de los frenos, por lo que toda ella irá más cómoda, y tú también, si mantienes el ritmo para el que realmente ha sido diseñada esta Continental GT, que es más bien tranquilo. Ten en cuenta que los componentes no son precisamente actuales, así que no te propongas pedirles lo mismo que a una moto desarrollada hoy día.

Los acabados, como en la Classic, son bastante justos, pero es en ese “justor” donde está su encanto. Tienes una Royal Enfield, una leyenda sobre ruedas, una moto a la que le perdonas todo porque sabes que se trata de una moto histórica, una moto de la que presumirás, que atraerá todas las miradas y con la que desde luego nunca pasarás desapercibido.

Lo mejor de las motos

Bullet Classic 500
Diseño
Bajo consumo
Manejabilidad
Continental GT
Diseño
Bajo consumo
Sensaciones Café Racer

Lo peor de las motos

Bullet Classic 500
Prestaciones
Vibraciones
Sin asiento pasajero de serie
Continental GT
Vibraciones
Tacto frenos
Prestaciones

Detalles de las motos

Bullet Classic 500
Classic detalle motor

Simple y sencillo. Un monocilíndrico de 499 cc, refrigerado por aire y una mecánica clásica. Las prestaciones son especialmente modestas: 27 CV y 41 Nm de par. Un motor para lo que es, al que le gusta ir tranquilo, y que consigue unos consumos muy bajos. Un detalle: dispone de palanca de arranque a patada.

Classic detalle frenos

Delante se monta un disco de 300 mm, con pinza de doble pistón, mientras que detrás se opta por un freno de tambor de 153 mm. La potencia es la necesaria para ir a un ritmo tranquilo, pero no le pidas mucho más. Si vas a las velocidades para las que está pensada esta Royal Enfield no se te quedará corta.

Classic detalle suspensiones

La Classic monta una horquilla telescópica delante, de barras de 35 mm y 130 mm de recorrido, y dos amortiguadores traseros, de 80 mm de recorrido y ajustables en 5 posiciones de precarga. Más confortables que firmes, pero mantienen la compostura en una conducción normal.

Classic detalle cuadro

Muy sencillo, con una única esfera para indicar la velocidad y donde también se integra el cuentakilómetros total y algunos chivatos. Tremendamente clásico, tanto que no hay ni nivel de combustible ni reloj horario.

Classic detalle asiento

Es monoplaza y de serie no se incluye un asiento para el acompañante en este modelo, pero sin embargo la Classic sí cuenta con estriberas para el pasajero. El asiento del piloto es especialmente cómodo, está amortiguado por muelles independientes, que se suman a los propios amortiguadores de la moto. Esto hace que sea realmente confortable.

Continental GT
Continental detalle motor

Un monocilíndrico de 535 cc, 4 válvulas, DOHC y refrigerado por aire. Su potencia es modesta, 29 CV a 5.100 rpm, así como su par de 44 Nm a 4.000 rpm. Destaca por bajos consumos y ritmo tranquilo. Cuenta además con palanca para arranque a patada.

Continental detalle frenos

Un disco delantero de 300 mm, con pinza de doble pistón, más otro disco trasero de 240 mm y pinza de simple pistón. La Continental GT defiende un concepto más deportivo que otras Royal Enfield y así lo hace con un equipo de frenos más generoso que el de otras hermanas.

Continental detalle suspensiones
Una horquilla telescópica delantera de barras de 41 mm y 110 mm de recorrido y dos amortiguadores traseros Paioli ajustables en precarga y con 80 mm de recorrido. El comportamiento deportivo que busca Royal Enfield con su Continental se deja ver también en un equipo de suspensiones de mayores prestaciones que en otros modelos.
Continental detalle cuadro

El cuadro de instrumentos se compone por dos esferas analógicas donde se nos informa de velocidad y revoluciones, pero también de una pequeña pantalla digital donde se incluyen kilómetros recorridos, parcial y nivel de combustible. Es sin duda más moderno y completo que el de otras hermanas de marca.

Continental detalle asiento

Un asiento 100% Café Racer que viene de serie convertido en monoplaza gracias a un colín del mismo color que la carrocería. La tapa del colín puede ser desmontada y así hacer hueco a nuestro pasajero. No es tan cómodo como el de la Classic, aquí no hay muelles, y es de concepto más deportivo.

Fichas técnicas

Bullet Classic 500

Tipo:

Monocilíndrico 4T, 499 cc, 4 válvulas, DOHC

Refrigeración:

Aire

Potencia máxima:

27,2 CV a 5.250 rpm

Par máximo:

41,3 Nm a 4.000 rpm

Cambio:

5 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Doble cuna

Suspensiones:

Horquilla telescópica 35mm. / Doble amortiguador

Delantero:

Disco 300 mm. Pinza doble pistón

Trasero:

Tambor 153 mm

Longitud:

2.140 mm

Distancia entre ejes:

1.3600 mm

Altura del asiento:

820 mm

Peso lleno:

190 kg

Capacidad del depósito:

13,5 litros

Neumáticos:

90/90-18" / 110/80-18

Continental GT

Tipo:

Monocilíndrico 4T, 535 cc, 4 válvulas, DOHC

Refrigeración:

Aire

Potencia máxima:

29 CV a 5.100 rpm

Par máximo:

44 Nm a 4.000 rpm

Cambio:

5 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Doble cuna

Suspensiones:

Horquilla telescópica 41 mm. / Doble amortiguador

Delantero:

Disco 300 mm. Pinza doble pistón

Trasero:

Disco 240 mm. Pinza 1 pistón

Longitud:

2.060 mm

Distancia entre ejes:

1.360 mm

Altura del asiento:

800 mm

Peso lleno:

184 Kg

Capacidad del depósito:

13,5 litros

Neumáticos:

100/90-18" / 130/70-18"

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 12/01/2016

Ya está disponible el número 85 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #85: Ducati Monster 821

Probamos las nuevas Ducati Monster 821, Royal Enfield Squadron y Piaggio Beverly 350 Sport Touring. Te contamos la historia de las mujeres en el Mundial de Motociclismo y te damos sabios consejos para conducir tu moto en invierno. Además, analizamos a las motos protagonistas del Dakar 2018: KTM 450 Rally, Honda CRF450 Rally y Yamaha WR450F Rally.