Cmparativa entre la Suzuki VStrom 650 y la Kawasaki Versys 650

Compartativa Suzuki V Strom 650 y Kawasaki Versys 650: Versatiles

La Suzuki VStrom 650 y la Kawasaki Versys 650 son dos motos de trail medias, con dos cilindros cada y 650 cc. Motos lógicas y que no implican un gran desembolso y bien podrían utilizar un eslogan como “Motos inteligentes para gente inteligente”.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 21/02/2016
Cmparativa entre la Suzuki VStrom 650 y la Kawasaki Versys 650
VStrom 650
Suzuki VStrom 650

Motor

8

Parte ciclo

8

Confort

9

Electrónica

7

Equipamiento

7

Consumo

8

Prueba: 7999 €

Serie: 8599 €

8

Versys 650
Kawasaki Versys 650

Motor

7

Parte ciclo

8

Confort

7

Electrónica

7

Equipamiento

7

Consumo

8

Prueba: 6950 €

Serie: 8400 €

7

En esta comparativa entre la Suzuki VStrom 650 y la Kawasaki Versys 650, tan aparentemente, de tú a tú cada una de nuestras protagonistas, tiene un perfil que se decanta hacia usos más o menos definidos. Las dos dejan hacer casi cualquier tipo de uso, ya sea a diario, los fines de semana o de vacaciones, pero a cada una le hemos sacado más partido en un ambiente determinado, uno más ciudadano y otro más rutero, aunque bien podrían intercambiarse si te lo propones.

Las hemos puesto a prueba en todo tipo de situaciones, dentro de la ciudad y fuera de ella, por carreteras reviradas de montaña y por vías rápidas, con pasajero y sin pasajero, a ritmo tranquilo y a ritmo deportivo, con equipaje y sin él, y hasta por alguna que otra pista de tierra para ver hasta dónde llega su espíritu trail. Todo lo que se nos ha ocurrido, y este ha sido el resultado.

Además las dos motos son válidas para el carné de conducir A2, perfectas opciones si vas a dar el paso a tu primera moto grande.

Suzki VStrom 650, la rutera
Suzuki VSrrom 650

La Suzuki VStrom 650 es una vieja conocida de Suzuki, pero aquí está en su última evolución para seguir demostrando por qué es una de las trails medias de referencia.

Si la Kawasaki Versys 650 ha destacado en el uso ciudadano más que en el puramente rutero, la Suzuki amplía miras y se desenvuelve mejor cuando sólo tenemos carretera por delante. Su bicilíndrico es completamente diferente, un V2 a 90º de 645 cc y 67 CV de potencia.

Su respuesta es contundente dentro de su concepto, pero lo que sin duda realmente enamora de este motor es su tacto. Suave, firme y lleno. Las vibraciones son mínimas para tratarse de un dos cilindros y, aunque en medios es donde muestra su mejor carácter, ni a altas revoluciones llegamos a notar molestias. Un motor muy agradecido, polivalente, y que además sabe muy bien controlar lo que consume.

A simple vista ya puedes ver que la Suzuki VStrom gana en volumen a la Kawasaki Versys, pero también supera en peso a la de Kawasaki, y los algo más de 30 kilos extras se notan cuando las distancias son cortas y hay que moverse en el tráfico urbano.

La Suzuki VStrom es más alta y más larga, y aquí es cuando nuestro pasajero se sentirá a sus anchas. El asiento es bastante más amplio y generoso, además de ofrecer detrás una buena parrilla portaobjetos donde, aunque no tengas ningún otro sistema instalado como maletas o top-case, podrás contar con una buena capacidad de carga.

Kawasaki Versys 650: Un sistema versatil
Kawasaki Versys 650

Cuando Kawasaki creó su concepto Versys lo tuvo muy claro, perseguía el concepto “Versatile System” y lo encontró.

Una moto para todo, cómoda y de fácil acceso para todo tipo de público, de todas las edades, de todas las estaturas y con todo perfil de uso. Más tarde llegó su hermana Versys 1000 para entrar de lleno en las maxi trail con un cuatro cilindros en línea y muchos CV que ofrecer, pero más alejada de esa ideología “Versatile” a no ser que te dediques a los grandes viajes y su volumen y su peso no te importe tanto. La Versys es mucho más compacta que la Suzuki, todo está más recogido y parece que todas sus piezas están estudiadas con mimo para que no sobre moto por ningún lado. Además de su propio peso, el ejemplo más claro de todos es el del silencioso de su escape, mientras que el de la V-Strom no pasa desapercibido el de la Kawasaki tienes que esmerarte para encontrarlo.

Para moverse se basa en el motor bicilíndrico paralelo de la marca, el mismo que montan sus hermanas Kawasaki ER-6f y ER-6n, garantía de bajos consumos. 649 cc, 64 CV y 61 Nm para impulsar un conjunto de 206 Kg en orden de marcha, unos 35 kilos menos que en el caso de la Suzuki. La urbanita en carretera abierta, en cuanto puedes dar gas, su motor empuja con ganas, pero es en las distancias cortas donde su tacto es más aprovechable frente al de la Suzuki.

La pantalla Vario funciona y elimina las turbulencias, pero al ser más pequeña que la de la Suzuki VStrom pierde puntos al circular a ritmos altos. Además, sin parrilla trasera te verás forzado a montar un top-case o unas maletas laterales donde en las originales, por cierto, cabe un casco integral en cada una. En el día a día es donde puede sacar pecho y presumir de su efectividad. Su agilidad, su radio de giro y sus dimensiones ratoneras te dejan moverte en la urbe como pez en el agua. El tacto de su embrague no nos ha terminado de enamorar, bien es cierto, pero un manillar ancho y no muy elevado nos pode las cosas fáciles en cada giro. El pasajero por su lado no debería tener queja, sólo te exigirá algo más de espacio si además ha probado el espacio que la Suzuki  VStrom tiene para él.

Suspensiones y frenos están a la altura de las circunstancias y trabajan correctamente, sólo si buscas una conducción más deportiva donde de verdad les exiges el máximo rendimiento puedes sacarles los colores. Y luego, si te tomas al pie de la letra el concepto trail, deberíamos decir que la Versys es más bien una “urban trail”. Ni su ergonomía ni sus neumáticos están pensados para salir del asfalto, su manillar queda demasiado bajo, de pie no es nada cómoda de controlar y aquí la Suzuki vuelve a llevarse la partida. Tenlo claro, no confundas su concepto versátil con el de un uso mixto on/off, porque la de Kawasaki es realmente “on”.

Motos correcaminos

Las diferentes filosofías de cada una de estas rivales se nota también en su distancia entre ejes, mientras que la Kawasaki Versys se queda en 1.415 mm la Suzuki VStrom llega hasta los 1.560.

De ahí nace en gran medida la agilidad de la Kawasaki al maniobrar y la estabilidad de la Suzuki al rodar a ritmo rápido. Si a esto le sumamos la pantalla opcional que ofrece Suzuki con spoiler superior, muy similar a la de la Versys pero más amplia y de mejor protección aerodinámica, la V-Strom gana muchos enteros cuando lo que quieres es recorrer kilómetros a tu aire.

Luego está su parte ciclo, muy similar en rendimiento a su compañera de comparativa. De hecho aunque delante monte unos discos 10 mm mayores equipa las mismas pinzas que la Versys, unas Tokico de 4 pistones, pero eso sí, al menos en este caso el ABS es de serie. Punto a favor de Suzuki. Su perfil más trail lo encontramos en varios detalles que relucen en cuanto te sales del asfalto.

Para empezar en su posición de conducción en el momento en el que te pones de pie. La V-Strom, de serie, ya ofrece un manillar más alto y una postura menos forzada, por lo que el control de toda la moto es más sencillo.

La rueda delantera es de 19”, frente a la de 17” de la Versys, y los neumáticos con los que sale de fábrica son mixtos por naturaleza, unos Bridgestone Trail Wing.

Lo mejor de las motos

VStrom 650
Confort
Tacto del motor
Aplomo
Versys 650
Agilidad
Respuesta al gas
Comportamiento urbano

Lo peor de las motos

VStrom 650
Agilidad urbana
Frenada
Estética
Versys 650
Vibraciones a altas vueltas
Protección pantalla
Frenada

Detalles de las motos

VStrom 650
Cuadro de instrumentos de la Suzuki VStrom 650

Aquí la Suzuki sale ganando. Muy completo y bastante información, con un tacómetro de aguja, como más nos gusta, y el resto en una amplia pantalla digital donde en cada uno de los dos parciales se ofrece un consumo medio independiente.

Cubremanetas y puños calefactables

Cuando aprieta el frío se vuelven dos elementos indispensables entre los accesorios opcionales de Suzuki. Los puños pueden ser graduados en diferentes niveles, y aunque se agradecen algo más de potencia no estaría de más.

Quilla y caballete de la Suzuki VStrom 650

Otros dos elementos opcionales. Una quilla para proteger motor y colectores, y un caballete central muy práctico que agradecerás, sin ir más lejos, a la hora de engrasar la cadena.

Pantalla opcional de la Suzuki VStrom 650

En este caso V-Strom y Versys comparten sistema anti turbulencias en su pantalla. En ambos casos son opcionales, pero la de la Suzuki es más amplia y protege mejor.

Silencioso Suzuki VStrom 650

Horquilla telescópica convencional y frenos con discos de 300 mm no lobulados, con pinzas Tokiko de 4 pistones, iguales a las de la Versys, pero eso sí, en este caso con ABS de serie.

Versys 650
Pantalla Vario de la Kawsaki Versys 650

Uno de los accesorios más interesantes que ofrece Kawasaki para su Versys 650 es esta pantalla Vario. Como ves la Suzuki equipa el mismo sistema, con un spoiler superior con el que eliminar las turbulencias, aunque la de Kawasaki protege ligeramente menos.

Cubremanetas y puños calefactables de la Kawasaki Versys 650

Dos accesorios opcionales que la Kawasaki comparte con la Suzuki. Cuando bajan las temperaturas los agradecerás, aunque como en el caso de la V-Strom hemos comprobado que algo más de calor no vendría mal.

Como dice Kawasaki “El protector del motor le ayudará a proteger su motocicleta, pero no puede prevenir todo tipo de daños”. Eso sí, son generosos y de diseño atractivo.

Horquilla telescópica invertida, frente a la convencional de la Suzuki, y con barras de 41 mm. Comparte pinzas Tokico de 4 pistones con la V-Strom pero a cambio monta unos vistosos discos lobulados, también de 300 mm.

Cuadro de instrumentos Kawasaki Versys 650

Tacómetro de aguja y velocidad en digital, como el nivel de combustible, el reloj horario y un par de parciales. Muy similar al de la Suzuki pero sin ordenador de consumos.

Fichas técnicas

VStrom 650

Tipo:

2 cil. en V a 90º, DOHC 8 válvulas

Refrigeración:

Liquida

Potencia máxima:

67 CV a 8.000 rpm

Par máximo:

N.D.

Cambio:

Manual, 6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Doble viga de acero

Suspensiones:

Horquilla hidráulica / Monoamortiguador progresivo

Delantero:

Doble disco 310 mm. Pinza 4 pistones. ABS de serie

Trasero:

Disco 260 mm. Pinza 2 pistones. ABS de serie

Longitud:

2.290 mm

Distancia entre ejes:

1.560 mm

Altura del asiento:

835 mm

Peso lleno:

241 Kg

Capacidad del depósito:

20 litros

Neumáticos:

110/80-19” / 150/70-17”

Versys 650

Tipo:

2 cil. paralelos, 649 cc, DOHC 8 válvulas

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

64 CV a 8.000 rpm

Par máximo:

61 Nm a 6.800 rpm

Cambio:

Manual, 6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Diamante de aleación de acero

Suspensiones:

Horquilla invertida. Barras 41 mm. / Amortiguador lateral inclinado. Ambos extensión y precarga.

Delantero:

Doble disco lobulado 300 mm. Pistón doble.

Trasero:

Disco lobulado 220 mm. Pistón sencillo.

Longitud:

2.125 mm

Distancia entre ejes:

1.415 mm

Altura del asiento:

845 mm

Peso lleno:

206 Kg

Capacidad del depósito:

19 litros

Neumáticos:

120/70-17” / 160/60-17”

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Javier Martínez

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #94: ¡El límite lo pones tú!

Nos ponemos en ruta con la Honda Goldwing más europea y más ligera de la historia del mítico modelo y descubrimos como son las nuevas Royal Enfield bicilíndricas. Comparamos tres modelos de otra saga de leyenda, la de las Kawasaki Z y charlamos con su máximo responsable sobre el presente y el futuro de Triumph. Probamos una superventas; la BMW R 1200 GS y repasamos las últimas novedades presentadas en los salones de Colonia, Y hablando de carreras, descubrimos que para Yamaha cualquier tiempo pasado no fue mejor...