Kawasaki MX 2019
Kawasaki KXF 450 '19. Salto de calidad

La nueva KX 450 2019 es la moto de cross 450 que más cambios ha recibido para esta temporada. Renovada por completo ha dado un salto enorme de calidad colocándose a la cabeza de su clase.

Autor:
Jose María Calleja
Foto:
Ula Serra
Publicado el 03/08/2018
Kawasaki MX 2019

Lo mejor de la moto

Precio
Suspensiones
Conjunto equilibrado

Lo peor de la moto

Manillar fino
Estética adhesivos
Escape voluminoso

La actual Campeona AMA de motocross recibió la anterior revisión en 2016. No parece mucho pero en estos 3 años la competencia se ha puesto las pilas introduciendo muchas mejoras en sus motos. Por ello los ingenieros de Kawa se han visto obligados a actualizar su nueva montura e incorporar el ansiado arranque eléctrico de una vez, siguiendo la tendencia de otras marcas japonesas.
Por ello, para este año, la KX 450 ha sufrido una de las mayores renovaciones de su historia. Comenzando por el nombre, porque ha abandonado la F y vuelve a las clásicas siglas KX. Como no se fabrican motos de 2 tiempos no tiene sentido añadir esa F al final de la denominación comercial.

Escenario Mundialista

La presentación de la moto fue en el impresionante y mundialista circuito de Udevalla, en Suecia. Una pista mítica plagada de saltos y con terreno arenoso era un escenario perfecto para que nuestro probador más “pro” sacase todo el jugo de la nueva Kawasaki. Julio López fue el encargado de sacar todas las conclusiones de este artículo y de poner a prueba el último producto de la casa de Kobe.
La primera impresión al montarse en la nueva KX 450 es de que se trata de una moto diferente, más estrecha, más baja y más pequeña; parece una 250 pero sigue teniendo ese ADN de la marca verde. La posición de conducción de las KXF siempre nos ha gustado mucho y la de esta sigue en la misma tónica. Un asiento ahora más plano, que permite movernos con facilidad y unos mandos con un tacto excelente nos dan la bienvenida. El arranque eléctrico funciona a la perfección, cobra vida al primer toque y el embrague ofrece un tacto muy suave pero rápido y preciso.

El motor, como en cualquier Kawasaki 450 es una bomba lleno de potencia. Pero éste año ha cambiado también su carácter; está muy lleno a bajas revoluciones y tiene unos medios demoledores que nos catapultan al salir de las curvas. Esto no es nada nuevo pero la transición y la forma de entregar la potencia ahora sí lo es. Se transmite de forma más suave pese a ser más abundante. La respuesta del motor es más limpia y sobre todo dosificable.
El embrague hidráulico es una gran incorporación ya que su accionamiento es una verdadera delicia. Suave, preciso y rápido tiene todas las cualidades que un buen embrague debe de tener y no nos mostró ni un solo signo de fatiga en toda la prueba. Una gran incorporación que coloca a la KX a la altura de las motos europeas y que esperamos que pronto esté disponible en el resto de motos japonesas.

KX 450 2019

Muchas opciones

Esta Kawasaki ofrece tres clemas con tres mapas de potencia diferentes. Con la clema de serie el motor tiene una respuesta poderosa, muy llena y divertida de conducir, con una transición muy limpia a altas y una estirada realmente buena.
Tenemos otras dos opciones; la clema negra ofrece una respuesta más suave, ieal para terreno deslizante. Es muy agradable, sin unos bajos tan llenos pero con potencia de sobra y una subida de revoluciones enérgica pero suave y progresiva.
La clema blanca es la más agresiva y la subida de revoluciones se nota más rápida. No es más potente en medios que la standard pero si estiramos el motor, éste se comporta mejor y ofrece todo su potencial. La moto es rapidísima si mantenemos el motor en la zona alta pero sólo es apta para pilotos más expertos ya que es fácil lograr que la rueda trasera pierda tracción y exige mucho cuidado con el gas.

La suspensión es otro de los cambios que más se notan nada mas subirnos a ella. Con tan sólo pasar los primeros baches notamos que la nueva KX flota sobre ellos. El tacto del primer recorrido es exquisito, tragándoselo todo; nada que ver con las incómodas y ásperas horquillas de aire del anterior modelo. Ahora la KX tiene una horquilla a la altura de las mejores de la clase. L rigidez que ofrece hace que la dirección sea muy precisa pero aán así ofrece un buen compromiso de confort. En los saltos se endurece progresivamente y es difícil llegar a hacer tope, con lo que ofrecen mucha confianza y margen de error. El amortiguador ¡por fín! tiene una horquilla que le acompaña y si bien en pasados años era ya muy buen elemento -ofreciendo tracción y progresividad- para este año es más estable frente al calentamiento y nos ha gustado mucho más su respuesta.

El chasis de nueva factura sigue teniendo el ADN de la KX, con un compromiso ideal entre estabilidad y manejabilidad. De hecho ambas cualidades han mejorado, también en parte por las eficaces suspensiones. Ahora la Kawa es una devoradora de baches ofreciendo muchísima confianza en las rectas, lo que contribuye a conseguir mejores tiempos por vuelta. En curva y en los saltos también ha mejorado y ahora se maneja mejor en el aire gracias al chasis más estrecho. En la entrada en curva, el excelente aplomo de la dirección nos permite entrar con confianza en las roderas y mantener trazadas muy precisas.
Los frenos son la guinda al pastel y si bien eran uno de los puntos flacos del modelo 2018, ahora tienen una capacidad de retención a la altura de las mejores motos de su clase. El delantero ha mejorado especialmente mostrándose más potente y dosificable y con un tacto menos esponjoso. Es una delicia poder detener la nueva KX en un palmo de terreno, lo que da mucha confianza para apurar la frenada y poder obtener mejores tiempos por vuelta.

En conclusión...

La KX 450 ha pasado de ser una moto correcta, que no tenia grandes taras pero que tampoco destacaba por nada, a ser una de las mejores de su clase. Su nuevo motor, suspensiones, frenos y equipamiento están a la altura de las líderes de la categoría.
Montando componentes de lujo como embrague hidráulico, arranque eléctrico, llantas negras, 3 mapas de potencia, suspensiones pata negra y frenos de última generación, sin duda es una de las mejores opciones en 450 para 2019. Si a esto le sumamos el atractivo precio -en torno a 9.000 euros- vaticinamos que este año vamos a ver muchas KX 450 en los circuitos ya que por calidad/precio es una moto imbatible. Es casi 2000 euros más barata que otras de la competencia y sin nada que envidiar en cuanto a comportamiento o equipamiento.

Detalles de la moto

Motor KXF 2019

Incorpora arranque eléctrico y una nueva arquitectura. Destaca la nueva culata con empujadores -como las motos de carretera de la marca- que ofrece mejor comportamiento a altas revoluciones, menor ruido y periodos de mantenimiento mas largos.

Freno KXF

Monta disco de 270mm y pinza y bomba Nissin. Para éste año se ha revisado la bomba y el resultado es un tacto y potencia mucho mejores que en años anteriores

Depósito KXF

Es mas plano y adaptado al nuevo chasis, tiene la misma capacidad pero ofrece un puesto de conducción mas cómodo

Estribera KXF

Son mas anchas y con un diseño que evacua mejor el barro. Además se pueden colocar en dos posiciones.

Horquilla KXF

La nueva Showa Kit A con barras de 49mm y muelle ofrece mucho mejor tacto que la anterior unidad de aire.

Motor

Tipo

Monocilíndrico 4T EFI 4V 449 cc


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

-


Par Máximo

-


Cambio

5 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Doble viga de aluminio


Suspensiones

Del. Showa A Kit 49- 310mm Tras: Showa Uni-Trak. 300mm


Frenos

Delantero

Nissin con disco Braking de 270mm


Trasero

Nissin con disco Braking de 250mm


Medidas y pesos

Longitud

-


Distancia entre ejes

1.485mm


Altura del asiento

950mm


Peso (lleno)

105,3 kg


Capacidad del depósito

6,2 l.


Neumáticos

-


Texto:

Jose María Calleja

Fotos:

Ula Serra

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #110: Beta RR 125: La última de las 2T

Las enduro 2T de 125 empiezan a ser una excepción en los catálogos y por eso cobra más valor la prueba de la Beta RR del octavo de litro. Este número va repleto de entrevistas de nivel; hablamos con Billy Bolt, el primer “Ultimate Champion”, con Joan Barreda antes de partir al Dakar y con Jorge Prado para conocer su lado más humano. Y por supuesto repasamos cómo han sido los ISDE y polemizamos con nuestras habituales secciones que nos acercan la opinión de nombres propios de la especialidad.