Bultaco Brinco R prueba
Prueba Bultaco Brinco: única en su especie

Lleva casi dos años con nosotros pero aún no somos capaces de catalogarla. La Bultaco Brinco sigue seduciendo a los usuarios por sus concepto novedoso concepto y la diversión a raudales que aporta.

Autor:
Nicki Martínez
Foto:
David Agüero / Sergio Iglesias
Publicado el 11/07/2017
Bultaco Brinco R prueba

Lo mejor de la moto

Concepto
Velocidad
Autonomía

Lo peor de la moto

Tija
Motor en rueda trasera
Peso

La base del conocimiento científico tiende a catalogar las especies, aunque  a menudo despertamos con descubrimientos de nuevas especies, fruto de la adapatción como destacaría Charles Darwin en su reconocida Teorria de la Evolución. Aunque el reconocido naturista quizás topase con una grata excepción a la hora de catalogar la nueva Brinco, un nuevo concepto nacido del trabajo y la innovación del departamento de I+D de Bultaco que ha puesto toda su creatividad al servicio de una nueva especie.
Una especie imposible de catalogar bajo los parámetros de clase, grupo y género de los que habitualmente estamos acostumbrados a echar mano para definir algo nuevo. No es una bici. Tampoco una moto de enduro. Comparte cosas de ambas, y es… ¡una Brinco! Una ‘moto-bike’ eléctrica -por así denominarla de algún modo- capaz de arrancar una sonrisa con sólo subirse a ella por muy negro que haya sido el día de cualquiera de sus usuarios. Un rompedor modelo enfocado hacia la más pura diversión.

¿Quieres probarla? Pide tu prueba aquí


Denominación “R” para la versión más radical

Tuvimos la ocasión de probar la nueva Brinco R en la “Sorrera Bike Park” de la Garriga (Barcelona), el complejo de rutas y descenso capitaneado por Marc Guasch que os recomendamos de todas todas visitar. El exdakariano, que siempre ha combinado a partes iguales su afición por el enduro y los raids con las bicis, es ahora el idóneo embajador de la nueva Brinco.
Y como ya hemos dicho la nueva “moto-bike” no es una moto al uso y tampoco una mountain bike, aunque aúna características y apariencias de ambas, sobretodo de la primera en el aspecto estético. Probamos la versión R, es decir la versión no homologada. Un modelo que, como curiosidad para aquellos interesados en hacerse con una de ellas, está disponible en azul y rojo, y presume de un carácter más deportivo gracias, sobre todo a sus suspensiones PRO, con una horquilla delantera invertida regulable con 180 milímetros de recorrido y un monoamotiguador trasero regulable de 217 mm.
Una más que bien dotada suspensión que, sumada al aplomo de su reforzado chasis monoviga y basculante de aluminio y sus 39 kilos en seco (31 y 8 de batería), hacen de ella un caramelo para los amantes del descenso, quienes se ahorran energías en el acenso y disfrutan de lo lindo lanzándose a pecho descubierto por las montañas, con la convicción que ofrecen algunos elementos de seguridad sobredimensionados en su auxilio, como las suspensiones ya comentadas, su potente sistema de frenos -discos Magura de 203 milímetros con pinza de 4 pistones delante y 2 detrás- y sus ruedas off-road de 24 pulgadas, mucho más pequeñas que las habituales 26, 27 ½” o 29” que montan las BTT-. Pura diversión a la que como único reproche, si es que lo hay, sería incorporar una tija telescópica para poder bajar con rapidez el asiento a la hora de encarar las pendientes más pronunciadas.

Bultaco Brinco R prueba

¿A puño o a pedal?

Más allá de su parte ciclo, hemos querido dejar para lo último la parte más innovadora y que realmente diferencia a la Brinco del resto: su avanzada tecnología eléctrica. Una ecuación, cuyo primer feeling puede resultar algo extraño al poder impulsarte como una bici o como una moto -con el puño de gas-, pero que a medida que pasa el tiempo y te familiarizas con ello, ofrece una diversión asegurada.
La nueva Brinco equipa una tecnología “Overdrive” que duplica las nueve marchas de sus piñones, convirtiéndose de este modo en 18 (cortas/largas) gracias a este sistema sustituvo de los “platos” situado en el pedalier y que se activa con un práctico pulsador en el eje, mediante una simple presión con el talón a derecha o izquierda.
Ambas opciones, pedal y gas, pueden hacerse simultáneamente, ello alargará ostensiblemente la autonomía, superior a los 100 km según su modo de utilización. El motor eléctrico ofrece 2kW de potencia y 60Nm de par con los que conseguir una nada desdeñable velocidad de 60 km/h (en condiciones favorables), velocidad más propia de algunas motos que de las bicicletas.

Tres modos de uso

Cabe recordar que la Brinco no es una bici con ayuda al pedaleo, algo común en este segmento. Su controladora permite el uso de tres programas distintos, modos: Sport (2kW) con el que se dispone de las máximas prestaciones, Tour (1,5 kW) y por último el modo ECO (0,8) que permite reducir su potencia a mínimos y así alargar su autonomía hasta los declarados más de ¡100 km de excursión!.
La Bultaco Brinco rebosa tecnología. Un hecho que salta a la vista con el sistema de arranque, o más bien dicho de activación, una acción que se efectúa acercando la pulsera al completísimo display LED del manillar que informa del modo, la carga de la batería, modo de uso, temperatura motor, kilómetros parciales y totales y autonomía… Y también con su aplicación Biker Manager, a través de la cual, y gracias a la interacción con cualquiera de los actuales smarthphones (iOS/Android), permite vía bluethoot conocer en todo momento datos detallados del estado de la batería y la autonomía restante.

Tecnología avanzada y futurista

Tecnología a la ayuda del usuario, al igual que su sistema Power Control, el equivalente al control cruiser de la automoción, mediante el cual permite establecer una velocidad de crucero. En el horizonte más cercano de la marca se vislumbra una nueva aplicación para la localización GPRS y diagnosis a través de SIM, tecnología futurista, impensable hace años en el mundo de las dos ruedas y que dejan constancia del carácter avanzado de la nueva Brinco. Mención especial también para la iluminación LED que montan las versiones homologadas bajo la normativa L1e (ciclomotores) de la CE, muy superior al de cualquier bicicleta. Un sistema que permite a sus usuarios alargar las salidas sin miedo a que anochezca y no ser visible por el resto de vehículos, gracias a una luz tope de gama que se guía por la longitud de onda.
Por último, el caballo de Troya de los vehículos eléctricos: la batería y su autonomía. Bultaco ha resuelto con diligencia lo que hubiera podido significar un problema para un vehículo “todo terreno” de estas características mediante un cómodo anclaje a su chasis de viga. La Brinco cuenta con una batería de celdas de Ion-Litio de alta durabilidad, con capacidad 1,3 kWh, y 8 kg de peso. Su tiempo de recarga completo es de 3 horas, aunque a su favor a diferencia de la mayoría de eléctricas, hay que destacar que puede cargarse allí en cualquier sitio, sin depender de puntos específicos de alimentación, gracias a su cargador independiente. Dependiendo de su modo de uso Sport, Tour o ECO su autonomía es de hasta 50, 75 y 100 kilómetros respectivamente, aunque en este sentido siempre existan variables tan caprichosas como las condiciones meteorológicas, sobre todo la temperatura, y factores como el peso de cada usuario.
Con su nueva Brinco, Bultaco ha dado un paso de gigante hacia la diversión del siglo XXI, el de las nuevas tecnologías, con la creación de una nueva especie avanzada.

Detalles de la moto

Bultaco Brinco R prueba

Display muy sencillo en el que podemos regular la entrega de potencia además de los habituales indicadores de nivel de batería, hora, modo, etc… Para cambiar el mapa de potencia debemos pulsar los dos botones a la ver por lo que debe hacerse en parado. La gestión electrónica también puede controlarse desde una app en el móvil.

Bultaco Brinco R prueba

Fabricada en celdas de ion-litio es capaz de generar 2 kW de potencia. Su duración es de 55 k en su nivel más potente. Se recarga en tres horas al máximo. Pesa 8 kilos y es de fácil extracción.

Bultaco Brinco R prueba

La combinación de estos dos elementos es altamente divertida. Además puedes jugar con sus ocho marchas y con un overdrive situado en el pedalier que multiplica el desarrollo por 1,6.

Bultaco Brinco R prueba

La Brinco cuenta con materiales de primera. Chasis de aluminio tornillería de titanio, suspensiones pata negra multiajustables de 180 mm delante y 217 detrás, manetas Magura y batería de última generación.

Motor

Tipo

Electrico, con tres modos


Refrigeración

Aire


Potencia Máxima

2kw


Par Máximo

n.d.


Cambio

-


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Aluminio


Suspensiones

Horquilla multirregulable 180 mm /detrás mono amortigador 217 mm


Frenos

Delantero

Disco 203 mm pinza 4 pistones


Trasero

Disco 203 mm pinza 2 pistones


Medidas y pesos

Longitud

1848 mm


Distancia entre ejes

1200 mm


Altura del asiento

1164 - 1061 mm


Peso (lleno)

39 kg


Capacidad del depósito

-


Neumáticos

24 pulgadas


Texto:

Nicki Martínez

Fotos:

David Agüero / Sergio Iglesias

Publicado el 11/07/2017

Ya está disponible el número 79 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #93: Beta y Sherco Enduro 2018

Probamos las nuevas Sherco y Beta de Enduro 2018 y sus nuevas 125 2t. Además llevamos al límite a la Ducati Scrambler Desert Sled. Entrevistamos a Alfredo Gómez, tras su conquista del Erzbergrodeo, y a Miki Arpa, alma mater de las nuevas Gas Gas. EC 2018. Te enseñamos a hacer un caballito en moto, participamos en la Bultaco Brinco Endurance y te desvelamos las novedades de motocross 2018.