yamaha wr 2018 prueba enduropro
Prueba YAMAHA WR 250/450cc 2018

Llega la nueva gama WR, con pequeñas mejoras para este año, son motos que te piden guerra en cuanto te subes a ellas. Sus potentes motores, efectivas suspensiones y manejables chasis incitan a rodar muy rápido con ellas nada más arrancarlas.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Sebas Romero
Publicado el 09/04/2018
yamaha wr 2018 prueba enduropro

Lo mejor de la moto

Motor
Suspensión
Polivalencia

Lo peor de la moto

Peso
Precio
Faro muy voluminoso

Puliendo detalles

Para 2018 la gama WR sigue en la misma línea que años anteriores pero se han introducido diversas mejoras en varios aspectos clave de las motos que ahora las hacen más efectivas y cómodas.

Muchas de estas mejoras han sido heredadas directamente del Mundial de Enduro. Con dos subcampeonatos en Enduro GP y Enduro 2 con Loic Larrieu y Jamie McCanney respectivamente, son los mejores resultados de la marca de los diapasones en los últimos años.

Es una gran muestra del interés de Yamaha en el enduro y de que sus motos sean competitivas. Los cambios de esta temporada también denotan el afán por mejorar las motos año a año, no como en el pasado que la WR no cambiaba en 4 o 5 temporadas. Además dispondremos de las versiones Enduro GP con mayor equipamiento y orientadas más a la competición. Otra gran novedad que amplía las opciones al comprar una moto “azul” de enduro.

Para esta prueba nos desplazamos a las bellas instalaciones del Circuit Verd de Moiá. Un complejo Off Road en la provincia de Barcelona que dispone de zona de Enduro, motocross, extrema y muchas sendas en las que pudimos probar las nuevas WRs a fondo. Incluso sudamos algo más de la cuenta en alguna de las trialeras donde se celebraba la Nirvana Extreme, un sitio de ensueño que hizo de la prueba un verdadero placer. Pero antes de contaros cómo van las nuevas motos, os dejamos la lista de novedades para 2018.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/yamaha-wr-2018-prueba-enduropro_2.jpg

 

NOVEDADES 2018

La WR 250 es la que más cambios recibe de las dos. Principalmente por las modificaciones en el motor para mejorar la potencia. Así monta una nueva culata, con los puertos de admisión y escape rediseñados, ahora más corto en la admisión para mejorar la respuesta en altas. Los nuevos árboles de levas y los muelles de las válvulas por contrario mejoran la potencia en bajos y medios.

El pistón también es nuevo, aligerado y de tipo bridge box. El bulón dispone de un recubrimiento DLC que reduce la fricción y mejora la fiabilidad. La biela es de un nuevo material, Acero NiCrMo que mejora la fiabilidad, también se ha cambiado el equilibrio del cigüeñal.

Los mapas de la inyección se han revisado para mejorar la respuesta en toda la gama de revoluciones.

La leva del embrague es de nuevo diseño, ofrece un mejor tacto.

En el motor se ha eliminado el sistema de arranque a patada y ahora solo hay opción eléctrica. Esto ha supuesto un ahorro de peso de casi 1KG.

En la 250 ahora se monta el chasis del modelo de motocross, con la viga central 12mm más ancha que en la versión anterior y los reposapiés en una posición diferente para una conducción más natural.

La 450 no recibe apenas cambios en el motor, una nueva ECU es la principal novedad con nuevos mapas.

En la parte ciclo, hay novedades comunes como la nueva decoración y las llantas en azul, ahora firmadas por DID.

El tarado de la suspensión en ambos modelos se ha revisado.

Se monta una tapa de aluminio en el lateral del subchasis para proteger los componentes eléctricos que antes quedaban a la vista.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/yamaha-asistecia-nacional-enduro_2_0.jpg

 

WR 250: La Polivalente

La primera de las dos motos que probamos fue la pequeña de la familia. La WR 250 es una de nuestras motos favoritas de enduro por varios motivos.

Primero, por su suspensión. Siempre elogiamos el material Kayaba de los modelos Yamaha de cross, pero en el Enduro no le van a la zaga. Las suspensiones son las mismas que montan las YZ de cross, la afamadas Kayaba SSS de 48mm con el amortiguador de la misma marca. Para este año reciben un nuevo tarado que sigue siendo muy acertado. La comodidad es la nota predominante con un tacto blandito pero firme según avanzamos en el recorrido, el cual da confianza para pasar zonas de piedra pero también para saltar en el circuito de MX. La dirección de la WR es muy certera ofreciendo confianza en giros y rectas.

Segundo, por su motor: El 250 de Yamaha es uno de los más potentes del mercado y para 2018 ha mejorado en su repuesta gracias a los nuevos mapas. Ahora es más suave que nunca en la parte baja de las revoluciones siendo más controlable en trialeras y zonas complicadas. En altas sigue teniendo la rabia y empuje de siempre, sobre todo si le montamos el silencioso Akrapovic opcional, notaremos una gran ganancia en altos y mejor estirada. El cambio es correcto aunque nos gustaría una primera un poco más corta para subir con mayor facilidad.

Y tercero por su chasis: No es la moto más ligera del mercado ni la más idónea para trialear, pero para ir por sendas rápidas o hacer cronos nos encanta sus chasis. La entrada en curva es muy limpia y el aplomo de la moto en todo momento es increíble. Las zonas bacheadas y rápidas son un juego de niños con esta moto que se come todo lo que encontramos a nuestro paso sin titubear ni perder la trayectoria.

Otros puntos a destacar de la 250 es la posición de conducción con un asiento plano y mucha amplitud que los pilotos de mayor talla agradecerán frente a las más pequeñas motos europeas. El tacto de los mandos es exquisito especialmente el embrague, que gracias al nuevo diseño ofrece una suavidad y efectividad sorprendentes para ser un elemento de  cable, nos ha encantado. Los frenos también funcionan muy bien con material Nissin y un disco de 270 mm en el tren delantero, detienen a la WR con mucha facilidad. Y por último destacaríamos su polivalencia, gracias a su potente motor y efectivas suspensiones, con la WR podemos hacer también motocross de forma más efectiva que con otras motos de enduro en estado de serie, pero si queremos también podemos ir a comprar el pan.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/yamaha-wr-2018-prueba-enduropro_1.jpg

 

WR 450 El misil tierra tierra

La 450 es una versión ultra vitaminada de la 250. Su motor es lo que más destaca de ella nada más subirnos y es que derrocha par por todos lados. La sensación de estar montados en un V8 que responde de manera inmediata a las insinuaciones del puño de gas estemos en la marcha que estemos. La 450 es una moto que ofrece unas sensaciones muy fuertes y es que las cosas pasan muy deprisa encima de ella cuando rodamos por sendas o caminos. El motor empuja mucho pero también es controlable y suave. Y si queremos suavizarlo más siempre tendremos la opción de hacerlo con el Yamaha Power Tuner opcional.  En zonas rápidas es una gozada poder ir modulando la potencia del motor para conseguir unas derrapadas súper limpias y controladas. Es una moto perfecta para Raids, o un enduro más caminero, también por el aplomo de su chasis y la efectividad de las suspensiones que ofrece unas sensaciones muy parecidas a la 250 pero con más inercias.

Cuando el terreno se cierra y se baja la velocidad es cuando la WR 450 comienza a ponerse en algún aprieto. Tanta potencia ya no es útil sino que es difícil de controlar, y unido al largo desarrollo de la primera hemos de usar el embrague en exceso si queremos llevar una velocidad baja, adecuada para las trialeras. El peso también sale a relucir y cuando hemos tenido que empujarla la cosa no es fácil. En el circuito de Mx en cambio la 450 se muestra muy efectiva como su hermana. Podemos desarrollar toda la potencia del motor y las suspensiones y frenos trabajan bien en saltos y apuradas con lo que es una buena moto para cronos también. En realidad la WR 450 nos dará muchísimas alegrías y nos hará todo más fácil en cualquier sitio que no sea hacer Enduro Extremo.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/yamaha-asistecia-nacional-enduro.jpg

 

Conclusión

Las WRs mantienen su espíritu, motos de calidad, resistentes y fiables con muy buen rendimiento pero sin preocuparse por cifras de peso y potencia. Ahora más potentes que nunca y mejor construidas ofrecen unas sensaciones muy buenas sobre todo en zonas más rápidas y de enduro clásico. Es cierto que su peso las penaliza en las zonas más trialeras pero con pocas modificaciones podemos aligerarlas mucho. Las mejores suspensiones del mercado y un tacto exquisito de mandos y de componentes hacen de las nuevas WRs las mejores Yamahas de Enduro de la historia. Con un precio de 9.299€ para la 250 y 9.999€ la 450 ya están disponibles en los concesionarios.
 

Detalles de la moto

yamaha wr 2018 prueba enduropro


Ambos modelos reciben una nueva ECU con mapas modificados para mejorar la respuesta del motor. Puede modificarse la respuesta con el Yamaha Power Tuner.

yamaha wr 2018 prueba enduropro

Chasis de aluminio igual que su hermana de cross, estable y ágil. 

yamaha wr 2018 prueba enduropro

Se ha suprimido el sistema de arranque a patada para ahorrar peso.

Motor

Tipo

Monocilíndrico 4 tiempo cilindro inverso


Refrigeración

Liquida


Potencia Máxima


Par Máximo


Cambio

6 velocidades/ 5 velocidades.


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Chasis de aluminio bilateral beam


Suspensiones

Delante: Horquilla KYB AOS 48mm ,Detras: Amortiguador KYB


Frenos

Delantero

Freno delantero: Pinza y bomba Nissin disco 270mm


Trasero

Freno trasero: Pinza y bomba Nissin disco 245mm


Medidas y pesos

Longitud

2.165mm


Distancia entre ejes

1.446mm/1.465mm


Altura del asiento

965mm


Peso (lleno)

118kg/123kg


Capacidad del depósito

7,5L


Neumáticos

Delantero 90/90-21 54M / Trasero 130/90-18 69M


Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Sebas Romero

Publicado el 09/04/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #108: KTM EXC 250 TPI. ¡Inyección de diversión!

Probamos la nueva “dos y medio” de Mattighoffen; una moto tan divertida como parece y descubrimos la versatilidad de las trial de excursión. Desde su sección, Mario Román nos acerca en primera persona al calendario del WESS y entrevistamos a Joan Masó, un ejemplo de amor al enduro. Ivan Cervantes nos pone al día de la actualidad del equipo nacional que viaja a los ISDE y además devolvemos a la vida una vieja Suzuki del 2002 que hubiera encantado a Michael Pichon...