AFRICA TWIN - MOROCCO EPIC TOUR
Africa Twin - Morocco Epic Tour

Las Africa Twin han hecho de Marruecos el escenario de un viaje donde la aventura, el compañerismo, el offroad y las emociones han ido de la mano a lo largo de 2.000 km. El Epic Tour 2018 ha vuelto a llevar a 50 propietarios de Africa Twin a vivir un viaje como nunca habrían imaginado y que, sin duda, no olvidarán jamás.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Honda, Francesc Montero
Publicado el 04/06/2018
AFRICA TWIN - MOROCCO EPIC TOUR

.

Hay un viaje como pocos que tiene lugar en Marruecos. El Africa Twin Epic Tour de Honda celebró su primera edición en 2017 y ahora, en su segunda edición, se ha confirmado como una experiencia única para descubrir el país marroquí atravesando sus rincones más recónditos.

Imagina el plan: unos 2.000 km de ruta repartidos en siete etapas de casi 300 km de media en las que el 85% es puro offroad. El sueño de cualquier amante del más auténtico trail. La Africa Twin vuelve a tenerlo todo para ser la hija predilecta de la firma del ala dorada y Honda pone a disposición de sus clientes una oportunidad sin igual para disfrutar de sus motos como nunca.

El Epic Tour ha vuelto a llevar este año a 50 clientes de Africa Twin por espectaculares paisajes que difícilmente descubrirías por tu cuenta, con rutas diseñadas por expertos de la aventura y un completo apoyo logístico y de seguridad para que nada falle y el viaje de tu vida sea tan emocionante como confortable durante más de una semana. Cuando vives en el seno del Epic Tour compruebas que todo está organizado, previsto y bajo control, tanto que de su despliegue te hablamos en un recuadro aparte, porque es digno de destacar.

Así, con todo listo y preparado, el Epic Tour este año volvió a llevar a la aventura a un grupo de afortunados que vivirían una experiencia única que no olvidarían jamás.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0011.jpeg


Un puñado de afortunados

Y vaya si lo son. El objetivo de Honda es proporcionar a sus clientes una experiencia única y la filial española de la firma japonesa se vuelca a lo grande para hacerla realidad. “Sólo” 50 afortunados que tengan en su garaje una Africa Twin pueden tomar parte de esta travesía épica por tierras marroquís, aunque tratándose de un viaje, si lo piensas bien, decimos “sólo” porque 50 es una cifra bastante considerable si tenemos en cuenta la organización que conlleva detrás.

Aún era 2017 cuando los clientes pudieron registrarse en www.africatwinepictour.com para formar parte del Epic Tour 2018. Evidentemente, plazas hay 50 pero los interesados son muchos más, por lo que se procedió a una selección mediante sorteo para que fuera el azar quien repartiera suerte. Los seleccionados podrían pagar el importe de la inscripción y con ella disfrutar de todos los beneficios que el Epic Tour pone a su disposición, asumiendo Honda una organización de lujo en la que los participantes podían elegir entre mandar la moto en camión y volar en avión o cruzar en barco desde Almería.

El Epic Tour hace piña y además engancha, el compañerismo que se respira entre los asistentes hace hermandad y es un evento tan único como cercano, algo que compruebas en cuanto descubres el altísimo número de participantes que tomaron parte en 2017 y que no han dudado en repetir este 2018. El Epic Tour ya se ha convertido en una cita imprescindible para ellos.

Esos 50 afortunados dieron rienda suela a su sueño el pasado 12 de mayo y hasta el día 19 estuvieron recorriendo Marruecos sobre sus motos, y allí estábamos nosotros para ahora poder contártelo. ¿Que cómo es un Africa Twin Epic Tour? Te lo contamos al detalle para que desde este momento ya estés pensando en la inscripción de 2019 porque, si te gusta disfrutar de tu moto en parajes sin igual, esta aventura sobrepasará todas tus expectativas. Y damos fe de ello.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0026.jpeg


12 de mayo, Fez, comienza el Epic Tour 2018

El sábado 12 de mayo podía considerarse el primer día del Epic Tour 2018. Todo daba comienzo en la ciudad de Fez y esta primera jornada estaba reservada para pasar las verificaciones previas antes de echar a rodar al día siguiente en dirección sur. Los participantes habían llegado a Fez por dos medios, o en avión mientras su moto viajaba en camión o a lomos de su propia Africa Twin si se había optado por la posibilidad de cruzar el estrecho en ferry.
Comprobaciones, entrega del welcome pack, chequeos médicos, entrega de los tracks para los GPS… todo se dejó listo en una mañana de preparaciones mientras las motos descansaban en el parking del hotel ansiosas de que llegase la acción.
La tarde estaba reservada al turismo cultural y nos esperaba una visita guiada a la medina de Fez, ese lugar donde si entras solo no serías capaz de salir sin perderte antes por completo. Callejuelas estrechas donde las mercancías se transportan en burro, tiendas que parecen de otra época, olores con denominación de origen y reclamos turísticos como farmacias tradicionales o tiendas de marroquinería. Por supuesto, y cómo no, visitando la curtiduría de Chouwara, posiblemente el lugar más emblemático de Fez, donde las pieles primero se curten en pequeños estanques con excrementos de palomas y después se tiñen según su finalidad. Todo esto ramita de menta en mano, claro, para sobrellevar lo mejor posible el intenso olor de la curtiduría.
Con una cena oficial de bienvenida y el primer briefing de muchos en el que se detallaba la etapa del día siguiente el Epic Tour 2018 daba oficialmente su pistoletazo de salida. Todo estaba listo, los participantes se reparten en cinco grupos divididos por ritmo y nivel de conducción diferenciándose entre ellos con petos de diferente color. Así, cada día los más rápidos salen los primeros y quienes se lo toman con más calma los últimos, cada grupo con su guía delante y su correspondiente coche de apoyo detrás, con toda la organización comunicada por radio para que todo estuviera bajo control. Las etapas están divididas en dos tramos, del hotel de salida al punto de comida y del punto de comida al hotel de llegada. Los trazados originales incluyen algunos tramos de carretera y mucho offroad pero siempre hay un “plan B” sólo por asfalto para quien quisiera saltarse las pistas, ya fuera del hotel a la comida o de la comida al siguiente hotel, para poder descansar y ahorrar fuerzas para el día siguiente.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0172.jpeg


Etapa 1 - Toma de contacto, esto va en serio
Fez – Midelt - 322 km

El Africa Twin Epic Tour 2018 echaba a rodar. La primera etapa nos sacó de Fez y subimos hasta las montañas de Ifrane por asfalto, pasando por su “pequeña Suiza” y atravesando la zona de ski y pudiente de Marruecos. Al llegar a su bosque de cedros la parada para fotografiar los macacos que salen en busca de comida a la carretera es fundamental. Pocos metros después dejaríamos la carretera y nos adentraríamos en la primera pista. Un tramo de montaña atravesando bosques y ríos donde Marruecos mostraba su cara más verde y frondosa. Bajando atravesamos un enorme bosque de cedros, el mayor de toda África y el segundo más grande del mundo, donde nos quedamos embobados con el tamaño de sus troncos. La temperatura era fresca, el sol brillaba con fuera y teníamos todo el campo para nosotros ¿qué más se podía pedir? Incluso paramos a conocer la cascada de Sources R'Bia. Tras unos 200 km de offroad los brazos ya iban pidiendo clemencia y cogimos con ganas el hotel de Ifrane, donde tras la cena nos esperaba el briefing de la etapa del día siguiente, porque esto no había hecho más que comenzar.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0253.jpeg

Etapa 2 – Los puntos sobre las íes
Midelt – Dades - 387 km

La segunda etapa nos puso a cada uno en nuestro lugar. Teníamos casi 400 km por delante hasta llegar a Dades y aunque el comienzo fue relajado por carretera hasta Er-Rachidía los tramos de pista y nuestro primer encuentro con la arena nos iba a dejar claro por qué al hablar del Epic Tour hay que hacer énfasis en lo de Epic. Conforme bajábamos hacia el sur y nos alejábamos de las montañas las temperaturas iban subiendo y los camel back incluidos en la inscripción se volvían fundamentales. Pasaban los kilómetros y aquí es cuando más de uno nos arrepentimos de no haber ido al gimnasio cuando aún estábamos a tiempo. Tres ríos de arena nos esperaban con los brazos abiertos. Todos lo teníamos claro, culo atrás y gas, ante la duda gas, y aguantar hasta llegar al otro lado de la arena. Los más experimentados pasaban no sin dificultad, pero pasaban, mientras que los que veían la arena por primera vez se vieron atascados unos tras otros, a veces entre risas y otras entre gestos de desesperación, hasta que llegaba el compañerismo y entre todos sacábamos las motos de todos. Una vez pasada la arena aún nos quedaban varios kilómetros de pistas y senderos, algunos de ellos técnicos y pedregosos, donde bajo el sol y a unos 36 grados las fuerzas se desgastan rápido. Gracias a los guías, a la organización y al compañerismo entre participantes la dureza de esta segunda etapa quedaría como una anécdota para recordar entre risas esa misma noche en el hotel Xaluca de Dades.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0176.jpeg


Etapa 3 - La etapa de los mil colores
Dades – Dades - 169 km -

Tras la exigente etapa del segundo día la tercera etapa nos esperaba con una divertida ruta de alta montaña, con varios tramos técnicos de piedras sueltas, pero con unos paisajes que dejaban boquiabierto a cualquiera. Parece mentira, pero en Marruecos un día puedes tener la sensación del desierto abrasador sobre tu cabeza y al siguiente encontrarte haciendo pistas a unos 2.600 metros de altitud, con el fresquito que eso garantiza. La segunda etapa era un pequeño bucle con salida y regreso en el hotel Xaluca Dades, un pequeño lujo con una piscina encantadora.
Atravesamos zonas mineras y bautizamos este día como la etapa de los mil colores por las diferentes tonalidades que tomaba la tierra en diferentes puntos de la montaña, de pronto verde, roja, morada, negra, verde otra vez… todo un espectáculo mineral. Como cada día, atravesamos pequeñas aldeas en medio de la nada donde miles de niños (quizá millones) salían a nuestro paso a saludar entusiasmadamente. Es increíble cómo puedes pasar junto a un colegio repleto de niños y junto al que sólo hay un par de casas ¿de dónde vendría tanto niño si parece no haber nada en kilómetros a la redonda? Así es Marruecos, un país lleno de sonrisas que nunca deja de sorprender.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0228.jpeg


Etapa 4 – El día que nos dibujó una sonrisa
Dades – Merzouga - 286 km

El cuarto día de moto nos llevaría desde Dades hasta la arena de Merzouga, estábamos deseos de llegar al desierto de Erg Chebbi y maravillarnos con la inmensidad de sus dunas. Pero para llegar hasta él nos esperaba una etapa de casi 300 km en la que comenzaríamos con tramos de alta montaña además de senderos rápidos antes de llegar al punto de comida. Allí, en el punto de pic-nic, nos esperaba la mayor sorpresa del viaje. Ni más ni menos que Joan Barreda y Paulo Gonçalves, los pilotos de raids oficiales HRC, se unirían a nosotros para compartir nuestro viaje durante varios días a lomos de sendas Africa Twin Adventure Sports. La tarde nos depararía una enorme planicie de kilómetros de la más absoluta nada, un auténtico desierto lunar con zonas de fech fech y algunos ríos de arena para poner la guinda final a una de las etapas más bonitas y completas del Epic Tour 2018.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0236.jpeg

Etapa 5 – Nuestra amiga la arena
Merzouga – Erfoud – 125 km

Esta etapa era para disfrutar de principio a fin. Un día relajado en el que no recorreríamos muchos kilómetros y en el que tendríamos la posibilidad de hacer dunas con nuestras motos. ¿Pero cómo, que una Africa Twin puede subir por las dunas? ¿Eso no es sólo para las motos de enduro? ¡Ni mucho menos! Y para despejar las dudas a los más escépticos allí estaban Barreda y Gonçalves para darnos una lección de pilotaje y explicarnos los mejores secretos para surcar las dunas como si de olas se tratasen. Con estos dos profesores de lujo a todos nos quedó claro que con gas y un poco de técnica todo es posible sobre la arena.
Todos los participantes tuvieron la oportunidad de probar sus habilidades en la arena, aprendiendo cómo y dónde hay que trazar sobre las dunas para disfrutarlas al máximo y no quedarse atrapados en ellas. Además, no todos los días puedes hacerte una foto en el desierto con tu moto y con los pilotos HRC ¿O sí? Si este día salíamos de un espectacular hotel como es el Tombouctou, al pie de las dunas de Merzouga llegaríamos a otro no menos increíble en Erfoud, el Xaluca Maadid, y es que el compromiso del Epic Tour de ofrecer los mejores hoteles de 4 y 5 estrellas cumplió hasta con las expectativas más exigentes.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0088.jpeg

Etapa 6 – La despedida perfecta
Erfourd – Midelt – 305 km

La sexta etapa, aunque no era la última, tuvo sabor a despedida. Una etapa larga, completa y variada que nos llevaría desde Erfoud hasta Midelt, por donde habíamos pasado unos días antes aunque para entonces dada la intensidad de emociones de cada ruta aquello parecía estar meses atrás. Para muchos esta jornada fue una de las más bonitas del Epic Tour junto a la del cuarto día. Salíamos del desierto, junto a las dunas, y teníamos mucha pista por delante, pero mucha mucha de verdad. Atravesamos zonas con ríos de arena, la que a esas alturas del viaje ya se había convertido más en una diversión que en un posible agobio, además de zonas de planicies y montañas por igual. Ascendíamos, tanto en rumbo como en altitud, y la temperatura iba refrescando. La sorpresa al final de ruta nos llegó en forma de cañón, un río había esculpido una pronunciada garganta en las montañas y su cauce se convirtió en nuestro camino. Un tramo de una belleza increíble, rodeados de paredes verticales y un mar de piedras que puso a prueba la resistencia de nuestros brazos que llegado ese momento ya nos parecían los de otra persona. Sabíamos que el Epic Tour llegaba a su fin y disfrutamos del entorno y de las Africa Twin como nunca, las motos habían demostrado mantener el tipo a pesar de la tralla que les habíamos dado y eso colmaba de felicidad a cada uno de sus orgullosos propietarios.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0149.jpeg


Etapa 7 – Nieve y granizo, Marruecos no perdona
Midelt – Ifrane – 212 km

La última etapa, la que nos llevaría de Midelt hasta el punto donde terminaría nuestro viaje, prometía ser una etapa tranquila en la que sólo 50 kilómetros serían por pista. Subimos por la montaña hasta asomarnos al Circo de Jaffar, una espectacular formación montañosa con la que nos despediríamos de Marruecos. Sin embargo, las lluvias torrenciales de los últimos días hicieron modificar parte de la ruta porque el río que estaba previsto vadear esta totalmente desbocado y se hacía imposible cruzarlo. Todos los grupos recurrimos a una alternativa por asfalto y subimos dirección norte hacia Ifrane. Pero no, Marruecos no se iba a quedar ahí, y para que no se nos olvidara que es un país de contrastes no nos dejó marchar sin antes ofrecernos puertos de montaña a 9 grados de temperatura y carreteras rodeadas de nieve recién caída ¡a finales de mayo! Tampoco nos libramos de la lluvia y el granizo, y así, empapados, helados y con una enorme sensación de satisfacción por haber completado uno de los viajes más épicos que podíamos imaginar, el Africa Twin Epic Tour puso con éxito punto final a su edición 2018. Desde ese momento, cuando las motos fueron subidas a los camiones y pusimos rumbo a España en avión, todos nos quedamos soñando con la próxima edición del Epic Tour en 2019, porque como bien saben los clientes que lo prueban… la aventura del Epic Tour engancha ¡Y mucho!

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0163.jpeg

 

Nuestra moto: Africa Twin Adventure Sports DCT

Para llevar a cabo el Africa Twin Epic Tour 2018 hemos contado ni más ni menos que con una Africa Twin Adventure Sports DCT, pero os vamos a contar cómo comenzó nuestra relación. Nada más llegar se nos asignó una Adventure Sports manual, como el resto de participantes la identificamos con las pegatinas oficiales en las que indicábamos nuestro nombre, y la dejamos lista para comenzar al día siguiente. Sin embargo, en el último momento un compañero me pide si puedo cederle a él la manual y coger yo su DCT ya que no tenía experiencia con ese tipo de cambio, y accedí sin problemas. “Es sólo el primer día”, me dijo. Al día siguiente fui yo quien le confirmó que “Tranquilo, sigue con la manual ¡Esta DCT ya no me la quitas!”

De todas las variantes de Africa Twin teníamos la más grande y pesada. La Adventure Sports DCT alcanza en orden de marcha y el depósito lleno los 253 kg de peso, pero eso es algo de lo que te olvidas tal como te pones en marcha con ella. Aunque bueno, también te acuerdas de su tamaño si se te queda atascada en la arena, claro. Eso sí, en los tramos por carretera sabíamos que nadie nos ganaba en confort, y menos aún cuando apretó el frío y nos agarramos a sus puños calefactables.

El neumático recomendado para el Epic Tour este año se trataba del Dunlop D908RR, un neumático offroad que le sienta a las Africa Twin como un guante y que ha aguantado el tipo a lo largo y ancho de Marruecos en condiciones altamente exigentes, ya fuera sobre piedras rotas, arena o incluso a alta velocidad en asfalto. La altura de los tacos y de la propia Adventure Sports nos hizo poner el asiento en su posición baja, a 900 mm, porque incluso midiendo 1,80 m cuando has de maniobrar desde los 920 mm de la posición alta notas que te faltan piernas.

Para personalizar la moto a nuestra conducción recurrimos a su modo “user” donde podemos configurar cada uno de sus parámetros. Tras muchas pruebas concluimos que la potencia del motor en el 2, para que no fuera muy agresivo, la retención en el 2, para que fuera media, y el control de tracción en el 1, para cruzar por completo pero sin sustos, era la combinación perfecta. Siempre desactivando el ABS trasero y activando el modo G para conseguir una transmisión más directa en pista, claro. Sólo en la arena desactivamos por completo el control de tracción, aunque sabemos que lo de llevarlo en el 1 el resto del tiempo gustos personales, aunque perfectamente corroborados tras cientos y cientos de kilómetros offroad en los que por cierto no sufrimos ni el más mínimo problema mecánico.

https://www.moto1pro.com/sites/default/files/epictour_2018_h_0259.jpeg

Una vez vivido un Epic Tour desde dentro sabemos que hay que quitarse el sombrero ante semejante despliegue organizativo. La organización del Epic Tour comienza muchísimo antes del viaje así, tanto que los inscritos pueden dejar moto y equipaje en su concesionario Honda más cercano y volar a Marruecos con las manos en los bolsillos si así lo desea, allí le estará esperando todo.

Para la organización de la ruta Honda se ha apoyado de nuevo en Sports-Adventure, empresa experta en viajes de aventura y que se conoce Marruecos al dedillo, por lo que es una garantía de éxito. En el Epic Tour éramos 93 personas de las que 50 eran clientes, es decir, se podría decir que hay el mismo número de participantes como de organización. Cinco vehículos 4x4 de apoyo, uno para cada grupo, tres 4x4 más para servicio médico y asistencia en ruta. Una ambulancia, cuatro furgonetas de logística y, espectacular como él solo, un camión todoterreno de asistencia mecánica directamente heredado del Dakar.

Cada mañana la organización se encargaba de recoger los equipajes de los participantes y de llevarlos hasta el siguiente hotel, de suministrar agua mineral para llenar los camel back y de montar un punto de comida a mitad de ruta con carpa y barbacoa incluida. Tras disfrutar de una ruta llena de offroad se llega al hotel y allí el camión de asistencia espera con el taller montado para solucionar cualquier tipo de problema mecánico. Mientras tanto, en ruta, los vehículos han podido sustituir ruedas pinchadas, arreglar inconvenientes e incluso remolcar motos si la mecánica se ha resistido cuando uno se encuentra en medio de la nada. Todo esto, además, acompañado por personal médico pendiente en todo momento de todos los integrantes del viaje, y a los que se suman los compañeros de fotografía y vídeo para que todos tengan un recuerdo impagable de semejante aventura, y tú puedas disfrutar ahora de estas espectaculares imágenes.

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Honda, Francesc Montero

Publicado el 04/06/2018

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #108: KTM EXC 250 TPI. ¡Inyección de diversión!

Probamos la nueva “dos y medio” de Mattighoffen; una moto tan divertida como parece y descubrimos la versatilidad de las trial de excursión. Desde su sección, Mario Román nos acerca en primera persona al calendario del WESS y entrevistamos a Joan Masó, un ejemplo de amor al enduro. Ivan Cervantes nos pone al día de la actualidad del equipo nacional que viaja a los ISDE y además devolvemos a la vida una vieja Suzuki del 2002 que hubiera encantado a Michael Pichon...