SX San Diego. Joan Cros
Haciendo las Américas

Visitamos a Joan Cros en el SX de San Diego. El único español compitiendo en el certamen más prestigioso del Mundo de offroad y nos cuenta cómo es su vida en la carretera cruzando el país americano en furgoneta de carrera en carrera.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Chema Calleja
Publicado el 23/04/2019
SX San Diego. Joan Cros

Sueño de infancia

Joan Cros lleva el Supercross en la sangre. Primero por su apellido, Cros, heredado de su padre, una de las leyendas vivas de este deporte en España. Primero piloto, llegando a ser oficial Bultaco en el Campeonato de España en los 80s, y después mecánico y team manager del Rockstar JCR, uno de los equipos más longevos y con mejor fama en cuanto la calidad de sus preparaciones, y que ha contado con grandes ilustres en sus filas o ha preparado suspensiones para los mejores del país, Vico, Jorge Prado, Barragán, Alonso, Nilsson todos han competido en algún momento con motos JCR.

Segundo porque Joanet, como le llaman en la familia nació en un supercross. Y es que su madre Pilar estaba en el palacio de los deportes de Madrid en la celebración del mítico Supercross cuando se puso de parto, no podía ser de otra forma que Joanet iba a terminar siendo piloto profesional.

Tras varias pruebas y carreras sueltas en las pasadas temporadas, en 2019 Joan por fin conseguía su sueño de poder hacer una temporada completa en la NBA de las motos. Un sueño al alcance de muy pocos que se hizo realidad gracias a la ayuda del equipo TXS Productions. El equipo es un equipo privado, formado por 3 pilotos, dos de 450 y uno de 250. En este caso Joan es el piloto de 250, que está compitiendo en las rondas de la costa oeste, pero también competirá en 450 en las rondas de la otra costa, para mantener la forma y porque el equipo se lo ha pedido debido a sus buenos resultados.

Volar del nido

Para realizar el AMA Supercross Joan ha tenido que independizarse de su familia y arreglarse la vida por su cuenta lo que no ha sido nada fácil. El equipo americano le proporciona la moto y todo lo necesario para las carreras, pero todo lo demás corre de su cuenta. Ha de buscarse una vivienda, un sitio donde entrenar, pagarse los circuitos, mantener la moto de entrenos y todo lo relacionado con comenzar una nueva vida.

Joan Cros

Para ello la temporada se divide en dos partes. La primera en la costa Oeste, donde Joan hizo toda la pretemporada que pudo. Para ello se fue a vivir con otros dos pilotos europeos, los italianos Angelo Pelegrini que compite en SX también y Giacomo Redondi, actual Campeón de Cross Country y que pudimos hablar con él en el pasado número. En Lake Elsinore, establecieron la base del equipo y desde ahí han ido a entrenar y a las 5 primeras carreras del campeonato. La quinta carrera era la de San Diego y es para la que nos desplazamos.

Joan compite sobre una Kawasaki KX 250 2019 en las rondas de la costa Oeste y sobre una KX 450 en la costa Este. Ambas motos están preparadas por el equipo en cuanto a motores y suspensiones, y montan algunas piezas especiales para SX. Los motores están modificados para funcionar con gasolina de competición, permitida en el campeonato, y las suspensiones tienen un tarado más duro de lo normal, para adaptarse a las exigencias de la especialidad.

Una de cal y otra de barro

El SX de San Diego será recordado por una de las carreras con más barro del certamen pero también por la que tomaron la mala decisión de añadir cal a la tierra, produciendo quemaduras a los pilotos y daños al metal de todas las motos…

La ciudad de San Diego se vio sorprendida por una tormenta tropical justo antes del comienzo de los entrenamientos que lo inundó todo. Los plásticos que la organización había usado durante toda la semana para proteger la pista, ya estaban quitados cuando cayó la tormenta y la pista se convirtió en un verdadero barrizal lleno de charcos de más de medio metro de profundidad. En estas condiciones no era nada fácil rodar, pero todo se iguala en el barro y con una buena salida se podía soñar con entrar en la final.

En las 4 anteriores carreras, Joan no había podido entrar en el night program; es decir, los 40 más rápidos de los entrenos, en dos de las carreras. En las otras dos sí lo hizo, pero una lesión que acarreaba desde Anaheim 2 en un tobillo no le permitió rodar al máximo. Para esta carrera ya estaba mejor del pie y había podido entrenar durante la semana, con lo que esperábamos un buen papel.

En los entrenos Joan hizo un magnífico 18 puesto de la general de 250, lo que teóricamente le metía entre los más rápidos del día y lo que nos hacía soñar con entrar en la final. Para llegar a ella dispone de dos oportunidades, la Heat, en la que entran los 9 primeros y la repesca en la que pasan los 4 más rápidos.

En la Heat Joan conseguía una buena salida, pero en la primera curva era literalmente tapado por una ola de barro del resto de pilotos. Como pudo, rodó hasta tener una caída que le relegó a los puestos de atrás. Remontó heroicamente hasta la undécima posición pero le faltó tiempo y no pudo entrar entre los 9 primeros.

La LCQ o repesca era la última oportunidad. Una buena salida es clave en esta carrera ya que tan solo tiene 5 minutos más una vuelta de duración. Cayó la valla y Joan estaba quinto y bien colocado, hizo la primera sección de ritmo y acercándose al cuarto, éste justo se cayó, Joan no lo pudo evitar y desencadenó una melé que implicó a más de media parrilla. Las opciones se perdían pero Joan no se rindió, tras perder más de un minuto tratando de sacar su moto de debajo de la montaña de motos y barro, y arrancar el último, remontó hasta la décima posición y durante un par de vueltas rodó al ritmo de la cabeza de carrera. Una lástima no haber podido meterse en la final pero la perseverancia del piloto de Manlleu seguro que hace que antes de fin de año se meta en una de ellas.

La aventura continúa

La aventura de Joan no terminaba aquí, más bien empezaba y es que tras la carrera de San diego el equipo montaba todo en las furgonetas abandonando la base de California y tomaban rumbo al frio y a la costa Este, 5.000kms hasta la ciudad de Minneapolis en Minnesota. Para las carreras de la Costa establecerían su base en Illinois.

El equipo TXS Productions está formado por 3 pilotos y dos mecánicos que forman una gran familia.  Es un equipo 100% privado que corre con motos Kawasaki, y obtiene apoyo de diversas marcas y patrocinadores. Básicamente son capaces de meter todo el material en dos furgonetas Mercedes Sprinter y con ellas van de carrera en carrera cruzando todo el país. Es una verdadera aventura en sí misma, pasar de los 20ºC de California a los -15ºC de Minnesota en un “road trip” cruzando los vastos territorios de Utah, Colorado o Montana.

Tras la carrera de Minneapolis en la que Joan se quedó a las puertas de la final otra vez, bajarán hacia Texas, Detroit, Atlanta, Daytona e Indiana, para retornar a la costa Oeste en Seattle, vuelta a Texas en Houston, Tenessee, Denver, Nueva York y la ronda final de vuelta al Oeste en Las Vegas. Todo un periplo por America en que Joan seguirá cumpliendo su sueño y del que nosotros nos sentimos muy orgullosos de poder haber formado parte de él.

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Chema Calleja

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #115: ¡Para todos los gustos!

En la variedad está el gusto y por eso nuestra revista de este mes es tan variada y para todos los gustos. Probamos la KTM 350; una de las mejores enduro del mundo... y una de las más incomprendidas. Nos subimos a la “bestia” crossera de 450 de Honda y descubrimos el maxi-trail “vintage” con la Moto-Guzzi 85 TT. Además felicitamos a Jarvis por su aniversario, descubrimos la increíble historia de Lars Larsson y viajamos hasta el Cabo de Buena Esperanza en África Twin.