La aventura de Joan Cros en el SX USA

Viajamos al AMA Supercross con Joan Cros con el objetivo de colarnos en la final de Anaheim (Los Angeles) junto a todos los grandes. ¡¡Esto fue lo que pasó!!

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Chema Calleja
Publicado el 11/07/2017

Viajar a un Supercross del Campeonato AMA es el sueño de cualquier aficionado a nuestro deporte. El ambiente, los pilotos  y los circuitos son los mejores del mundo y la espectacularidad que los americanos le dan todo lo que organizan, hace que estas carreras sean el destino soñado para cualquier “quemado” del motocross.

Habíamos estado en muchos sitios, pero nunca en una carrera del AMA SX. Cuando recibimos la llamada de nuestro buen amigo Joan Cros de que iba a correr tres carreras esta temporada, tratamos de sacar presupuesto de debajo de las piedras para poder estar allí y contarlo. No nos podíamos perder la oportunidad de ver al mejor piloto del país medirse de tú a tú con los mejores del mundo. Otros pilotos ya lo han intentado en años anteriores, siendo Manu Rivas el de mayor éxito consiguiendo meterse en las finales con solvencia. Desde entonces, en el año 2008, ningún piloto español lo había conseguido y Joan era uno de los que más posibilidades tenía en los últimos años.

Joan Cross y la prueba de fuego

Cros, de 27 años está en el mejor momento de su carrera. Tras ganar el Campeonato de España de Supercross esta temporada, ha salido durante todo el otoño de 2016 a correr Supercross en Europa consiguiendo buenos resultados en el SX Tour francés y en diversos internacionales en Alemania y Suecia.

Descendiente de una estirpe de croseros, su padre del mismo nombre, es uno de los mejores mecánicos del país y junto a su mujer regentan el Rockstar JCR, el equipo del Campeonato de España de motocross de mayor antigüedad. Actualmente cuenta con 4 pilotos en sus filas que disputan diversos Campeonatos de España y por él han pasado nombres de la talla de Josep Alonso, Javi García Vico, Edgar Torronteras e incluso Jorge Prado en sus inicios recibía apoyo del veterano técnico de Manlleu.

Como buen aficionado a la especialidad Joan hijo, siempre ha soñado con competir en el mejor Campeonato del mundo y este año estando más fuerte que nunca, se puso manos a la obra junto con su madre Pilar, Team Manager del  equipo, para conseguir todo lo necesario para competir en 3 de las carreras que se celebraban en torno a California.

Pronto consiguieron una Husqvarna 350 gracias al apoyo de Oriol de Rockstar España. El equipo oficial americano disponía de una unidad de serie pero que Joan pudo adaptar con piezas suyas para convertirla en una máquina con la que disputar las carreras con unas mínimas garantías. Estas modificaciones fueron muy pocas, un escape, una corona para acortar el desarrollo, unas suspensiones de serie pero con setting de supercross, neumático trasero y poco más. Con una furgoneta de alquiler y un buen amigo de mecánico ya tenía lo mínimo para vivir la experiencia americana.

Anaheim la cuna del SX

El estadio de baseball de los Angels de Anaheim es uno de los estadios que más tradición de Supercross tiene de América. Ha sido la prueba inaugural durante la última década y se crea un halo de expectación siempre que se compite en él. En algunos años se han llegado a correr hasta tres carreras en una misma temporada y es que el Supercross levanta tantas pasiones en la región del Sur de California que siempre se llena.
Acudir a un Supercross impresiona pero el estadio de Anaheim es más pequeño de lo que puede parecer en la televisión. El circuito estrecho y muy técnico no deja margen a los errores. Es cómo una caldera con unas gradas casi verticales que alojan a más de 50mil espectadores. El Supercross es un deporte muy popular en USA y en Anaheim se puede comprobar porqué.

Las instalaciones están preparadas para acoger una gran cantidad de público y que disfruten de la forma más cómoda posible. El aparcamiento está en la misma puerta del estadio dejando el coche cómodamente y la entrada directa a boxes con todos los camiones exponiendo sus motos, sponsors, haciendo promociones, firmas de autógrafos y multitud de actividades. Desde boxes se entra directo al estadio en el que hay una visión perfecta del circuito, restaurantes con todo tipo de “fast food” e incluso vendedores ambulantes pasando cada 5 minutos ofreciendo comida y bebida si no quieres moverte de tu butaca. Unas pantallas impresionantes con repeticiones en directo y un comentarista siempre atento. El público se nota entendido, no pierden detalle de la acción y animan cómo si estrellas de rock se tratase, realmente es un espectáculo digno de ver al menos una vez en la vida.

Todo en un día

Al contrario del Motocross, el Supercross se desarrolla todo en un solo día. El programa comienza por la mañana con la verificación de las motos, cascos y camisetas. El sistema es realmente sencillo y la inscripción recuerda a la de una carrera regional. Tres amables señoras de la AMA montan una carpa y allí llegan todos los pilotos a pagar la inscripción recoger sus credenciales. Tras ello se verifican las motos, los cascos y las camisetas para que los números cumplan el reglamento.

Estamos acostumbrados a ver los camiones de los equipos oficiales y la imagen súper cuidada de los pilotos de cabeza, pero el AMA Sx es uno de los Campeonatos más democráticos que existen. Con una licencia Pro y unos 200$ cualquiera puede competir en una de estas carreras. De hecho hay multitud de pilotos amateur que lo intentan con muy pocos medios, menos que muchos pilotos regionales de nuestro país. Vimos pilotos que al igual que Joanet acudían con una sola moto, sin recambio ni más ayuda que su novia y fue algo muy sorprendente.

Una vez todo verificado comienzan las tandas de entrenamientos. Son realmente cortas y debido a la lluvia se redujo el programa a tan solo dos cronometradas. Otras carreras se realiza una tanda libre, pero las tareas de mantenimiento no permitieron hacerla en Anaheim 2.

La carrera era la tercera del campeonato, tras haber inaugurado la temporada en el mismo estadio el primer fin de semana de enero. Se compite cada fin de semana durante 4 meses con tan solo una semana de descanso. La segunda pasada por Anaheim traía de líder a Ken Roczen sobre su recién estrenada Honda HRC, pero a estas alturas ya sabréis del inoportuno accidente que sufrió en la final y que ha terminado con todas sus opciones al título esta temporada.

Joan venía de haber sido primer reserva en San Diego y fue una carrera de muchos nervios por la incertidumbre de saber si iba a poder correr hasta el último momento. Tras los entrenamientos Joan clasificaba en la posición 39 y así se aseguraba estar en el “night program”. Los tiempos son muy ajustados y Joan estaba en el mismo segundo que los 5 pilotos que tenía por delante, por lo que aun podía dar la sorpresa.

Showtime

Llegaba el night program y comienzan las clasificatorias, el estadio se llena de gente, las luces se encienden y arranca el mayor espectáculo del mundo del motor. El himno es la apertura como en cualquier evento deportivo en América. Después la presentación de pilotos es digna de una pelea de boxeo, con un comentarista muy motivado y usando una voz muy grave van saliendo cada uno de los top10 de cada categoría. Cada una tiene su pequeño show que incluye caballitos, invertidos o saltar los triples en la completa oscuridad que van calentando al público desde el primer momento. Una vez comienzan las carreras, las mangas se suceden una tras otras con una acción y competitividad extrema. Como hemos dicho el público es muy entendido, estando siempre atento de las batallas en pista y comentando o animando cada una de las acciones con mucha pasión.

Joan no obtuvo unas buenas salidas ni en su manga ni en la semi, con lo que tuvo que disputar la LCQ o repesca en la que los últimos 4 pilotos que pasarán a la final se deciden. En este caso sí obtuvo una buena salida y se colocó segundo en los primeros compases de la carrera. El sueño de volver a tener un español en la final de un SX tomaba forma y la emoción era incontenible.

VIDEO JOAN CROSS EN SX ANAHEIM

Animamos a Joan dejándonos la piel, pero una batalla con Entiknap en la que se intercambiaron un par de block pass hizo que perdiera un poco de ritmo en unos whoops y en una sola vuela pasó de segundo a quinto. Trató de remontar pero el cansancio ya no le permitía subir el ritmo, así que se tuvo que consolar con una meritoria sexta plaza que le dejaba fuera de la ansiada final. La miel en los labios, pero una gran actuación más aun teniendo en cuenta la falta de medios y el poco apoyo que ha recibido el piloto de Manlleu en estas carreras en las que no disponía ni de gasolina de carreras usando la regular de 91 octanos de la gasolinera.

Una experiencia increíble y que le servirá a Joan para volver más fuerte que nunca a Europa y seguir entrenando en España para la próxima temporada intentarlo de nuevo y poder meterse en una final en la que están los 20 pilotos más rápidos del mundo de SX.

El SX de Anaheim ha sido una de las experiencias más impresionantes que hemos vivido. El ambiente, las carreras, el espectáculo en si son los ganadores de este tipo de carreras. Esperamos que hayáis disfrutado de nuestra experiencia y deseamos que esta especialidad cobre de una vez por todas la importancia que merece a este lado del charco.

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Chema Calleja

Publicado el 11/07/2017

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #111: ¡Honda contraataca!

Asistimos a la presentación de las nuevas enduro de Honda, con las que la marca quiere plantar cara a los fabricantes europeos y probamos la Sherco 125; a pesar de pequeño tamaño, una máquina 100% de enduro. Analizamos a los favoritos para el Dakar 2019 y entrevistamos a un tricampeón del mundo que ha debido “emigrar” a los USA. Las nuevas estrellas de Kawasaki MX completan un número con el que, además, podremos ayudar a los Reyes Magos a elegir regalos moteros...