Mini Major
Mini Major: Living the dream

Viajamos al Estados Unidos para participar en Mini Major, el evento de motocross infantil más importante del mundo. El mítico circuito de Milestone esperaba a nuestro protagonista Pol Úcar, primer español en participar. Así lo vivió.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Ángel Ucar / Transworld Motocross
Publicado el 22/12/2017
Mini Major

Nuestro pequeño protagonista sueña a lo grande: viajar a EE.UU y competir en uno de los circuitos más emblemáticos del mundo junto a sus ídolos. Pol Úcar, de 11 años, lo tenía claro desde hace mucho tiempo pero este año se han alineado los elementos para estar entre los inscritos de Mini Major,  el evento de mx infantil más importante del mundo, organizado por nuestros amigos de Transworld Motocross. California esperaba…

De Marçà (Tarragona) a California

“Llevábamos un par de años con la idea de cruzar el charco y participar en esta prueba. Nunca habíamos salido de España y era una oportunidad perfecta para viajar y vivir el motocross como nunc a habíamos imaginado. Uno de nuestros patrocinadores, Circuit Equipment, quería que fuésemos allí y nos daba algunas facilidades para ello y no pudimos decir que no”, nos cuenta Ángel Úcar, padre de Pol.

Tras muchos preparativos, nervios y emociones pusieron rumbo a Estados Unidos a vivir el sueño americano. Había que atar muchos cabos, conseguir la moto, mecánicos, alojamiento…”Por suerte  el piloto profesional David Pulley #608 nos alojó en su casa y Bob Morales, propietario de la marca de manetas ASV, ejerció de gran anfitrión ya que con él y con sus dos hijos (de la edad de Pol), Dane y Jackson, convivimos cinco días en el circuito. Pol era como uno más de la familia”, afirma Ángel.

¡800 niños inscritos!

Hay que estar preparado para un evento tan grande. En Estados Unidos es muy habitual que haya jornadas maratonianas de carreras con decenas de categorías. Pero en España es muy distinto. En Mini Major había ¡800 niños inscritos! 34 categorías distintas, 14 de ellas en 85cc, donde correría Pol. Cada piloto tiene la opción de alistarse en 3 de ellas, siempre acorde con su nivel. De esta manera se garantiza que todos los chavales corren en sus mangas de manera igualada y no hay grandes diferencias entre primeros y últimos, como sucede en otros lugares. Pol se inscribió en las tres y por tanto correría tres mangas diarias durante tres jorndas  junto a algunos de los riders que más admira y sigue por redes sociales como Jett Reynols, ganador scratch del evento, o Haiden “Danger Boy” Deegan. Pol se inscribió con su Yamaha YZ 85 en 85cc/150F Novice, 85cc/150F Supermini 3 Open y 85cc/150F Open Nov.Beg ¡No está mal!

“Al haber tantas categorías e ir de novatos cometimos algunos errores, como apuntarnos en mangas sin límite de edad, por lo que en alguna de ellas nos tocó correr con rivales de 15 años… pero la experiencia fue alucinante” asegura Pol.

“Desde las 6 de la mañana el circuito de Mileston MX Park en California es un auténtico show”, nos cuenta Ángel. “Allí los 800 niños campan a sus anchas de un lado para otro con mucha libertad y respeto con sus motos u otros artefactos motorizados de lo más curiosos. Los padres no están encima de sus hijos como pasa en nuestros campeonatos. Es un lujo. A las 8 de la mañana suena el himno y todo se paraliza. Es un momento muy emocionante y te hace ver realmente dónde te encuentras. Todo el mundo se lleva la mano al pecho hasta que termina y después empiezan las carreras que se alargan durante todo el día”.

Más allá del motocross

Pol Úcar es más endurero que crossero. Corre la Copa Catalana de Enduro de Niños y para complementar algunas pruebas del motocross regionales. Como sabéis Milestone no es un trazado fácil y le puso muy a prueba… “La verdad es que he rodado más rápido que nunca. Al ver a mis compañeros tirarse todos los saltos inevitablemente tenía que hacerlo si no quería quedarme atrás. Aquí hay mucho nivel, el  motocross es una clase extraescolar real y todos van muy bien en moto desde muy pequeños”, afirma nuestro protagonista. Y es que la cultura de moto y deporte en EE.UU es salvaje. Esto ser respira en todo momento, los chavales dan muchísimo gas, pero por encima de todo son compañeros y no dudan en ayudar a los rivales si es necesario. La rivalidad insana parece no existir en Mini Major. “Quería vivir al máximo esta experiencia y lo he hecho. El objetivo no eran los resultados, mi mejor clasificación fue un 14º global de categoría, pero tengo muy claro que quiero volver, la experiencia ha sido una pasada”.

“Me quedo con la magnífica acogida de la gente, la pasión con la que se vive el motocross y lo bien que se entiende este deporte de manera sana y menos competitiva. Y, por supuesto, con que mi hijo ha cumplido uno de sus sueños”, asegura Ángel. “También quiero agradecer a nuestros patrocinadores Circuit Equipment C84, ASV, Ariete, Forma Boots, Travel Priorat, 41racing, NG Brake Disc, Motor25, Priorat Natur, Billo y Fotozoom ya que han colaborado para que esto sea posible”.7

Como no todo iba a ser competición el “Team Úcar” aprovechó para hacer turismo por California, hacer parada obligada en la sede de Pro Circuit en Chaparral, visitar Hollywood Boulevard y las playas de Malibú antes de volver a casa. Mini Major 2018 empieza a gestarse ya…

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Ángel Ucar / Transworld Motocross

Publicado el 22/12/2017

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #108: KTM EXC 250 TPI. ¡Inyección de diversión!

Probamos la nueva “dos y medio” de Mattighoffen; una moto tan divertida como parece y descubrimos la versatilidad de las trial de excursión. Desde su sección, Mario Román nos acerca en primera persona al calendario del WESS y entrevistamos a Joan Masó, un ejemplo de amor al enduro. Ivan Cervantes nos pone al día de la actualidad del equipo nacional que viaja a los ISDE y además devolvemos a la vida una vieja Suzuki del 2002 que hubiera encantado a Michael Pichon...