Honda CRF RX Enduro
Prueba gama Honda CRF RX Enduro Red Moto 2019: ¡Brutales!

Probamos los cuatro modelos de la gama que responden a un denominador común: Altas prestaciones al alcance de cualquier mortal.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
Red Moto
Publicado el 17/12/2018
Honda CRF RX Enduro

Después de contaros todo el proceso que siguen estas motos en el anterior artículo -pasan por 4 procesos desde la base CRF hasta convertirse en las Honda CRF RX Red Moto, que llegan a nuestras manos a través de Honda Impala- vamos a contaros las sensaciones que nos transmitieron estas motos de motocross “endurizadas”.

El escenario elegido para realizar los test fue una ladera entre árboles en las afueras de Génova, con un recorrido muy cerrado y estrecho con bastante desnivel. Era prácticamente una única trazada, con curvas lentas con rodera profunda y rectas siempre en subida o bajada bastante bacheadas. Podría asemejarse a un recorrido de enduro muy lento o a un enduro test concentrado. La jornada de mañana y tarde se organizó con tandas de 20 minutos por moto, con otros 20 minutos entre medias para cambiar de moto y ajustar la posición de conducción a gusto del piloto.

La gama RX Red Moto cuenta con cuatro modelos, los dos conocidos de 250 y 450 a los que se suman otros dos de 300 y 400cc:

Honda CRF RX Enduro

Honda CRF 250 RX Red Moto

El proceso que siguen estas motos es más complejo de lo habitual. Honda trabaja sobre la CRF 250 de motocross para sacar su modelo RX, y es sobre la CRF 250 RX sobre la que Red Moto realiza los trabajos de:
-Reprogramación de centralita con tres modos de potencia: Enduro -banda de potencia suave-, Extreme -banda de potencia extra suave- y Agressive –modo más “crossero”-.
-Colectores de escape Termignoni de menor diámetro para ganar más bajos y estirada de motor.
-Electroventilador
-Protector de radiadores
-Deposito translucido de 7.3l
-Terminaciones de silencioso de carbono.
-Faros full Led
-Neumático trasero enduro FIM
-Cuenta kilómetros
-Parámanos, plásticos y decoración

Los cuatro modelos de la gama de enduro disponen de una botonera en el manillar desde la que se puede elegir entre las tres curvas de potencia así como activar el Launch Control –asistente de salidas también con tres niveles de actuación-, igual que los modelos de motocross de los que derivan.

Empezamos a rodar en el modo Agressive y haciendo una salida con el Launch Control, poco utilizable en enduro pero muy efectivo en su papel. Nada más empezar a rodar en ella se aprecia su carácter crossero, las primeras sensaciones son de poco empuje en bajos, obligándonos a llevar la moto en el último tercio del rango de revoluciones donde derrocha capacidades. Muchas veces era necesario estar atentos al embrague y hacer curvas en primera, recordando un poco al comportamiento de una 125 -salvando las distancias claro, con un par motor y empuje mucho mayor pero con una esencia parecida-. Las curvas Enduro y extreme están bastante logradas, notándose más lleno el motor a bajas revoluciones con ambas, más si cabe con la extreme, sin apenas perder capacidad de estirada y velocidad en la subida de revoluciones. El motor es muy efectivo dentro de su rango de juego -zona media/alta de revoluciones- con mucha potencia, estirada y velocidad de reacción, lo que hará las delicias de los pilotos más pro pero al usuario medio le resultará difícil mantenerse en el rango donde es más efectiva.

La horquilla -Showa de 49 mm en todos los modelos- se mostró excelente sintiéndose firme y rápida, trabajando bien tanto en baches pequeños y juntos como en las ondulaciones más fuertes –estaban regladas exactamente para nuestro peso-. El amortiguador Showa, en conjunto con las bieletas, nos transmitió mucha progresividad con un comportamiento muy similar al de la horquilla. Ambos mostraron también un final de recorrido bastante duro, cosa que un usuario medio tal vez no podrá utilizar pero que sin duda agradecerán los pilotos más rápidos. El chasis, rígido y preciso, se mostró excelente en giros cerrados y en estabilidad en las rectas de baches, cuanto más subíamos el ritmo más sentíamos las capacidades del conjunto. Respecto al peso declaran en la versión RX 111kg por lo que está versión pesará uno o dos kilos más al incluir faro, portamatrículas, electroventilador y protectores de radiador.

El conjunto de frenos Nissin con discos de 260 mm delante y 240 mm detrás –iguales en los cuatro modelos- se mostró impecable con un tacto potente y dosificable en ambos trenes. Respecto al embrague, con accionamiento por cable –también el mismo tipo en las cuatro motos- tuvo un comportamiento apto para enduro, con un accionamiento bastante suave para no ser hidráulico pero sin llegar al nivel de estos. Con respecto al cambio fue preciso y suave con un desarrollo progresivo –es la misma caja de cambios que la de cross con un diente menos en el plato-.

En definitiva es una moto divertida y exigente que en un recorrido endurero cerrado penalizará en efectividad con respecto a otras motos de carácter más suave pero en cronos o recorridos un poco abiertos desarrollará todo su potencial. Para un usuario de nivel alto-pro, es un material excelente ya que llegar al límite tanto de motor como de suspensiones será más difícil que con la mayoría de las motos de enduro de serie de la cilindrada.

Honda CRF 300 RX Red Moto

Sobre la base de la CRF 250 RX en Red moto han dado con la clave aumentando la cilindrada en 50cc consiguiendo un rendimiento excepcional. Sin perder apenas capacidad de estirada y velocidad en la subida de vueltas han conseguido un motor lleno en todos los regímenes. De este modo, cuando la 250 se quedaba sin fuerza al llevar una marcha larga, este motor empujaba desde abajo, haciendo además unas transiciones bajos-medios-altos a la perfección. Con un motor tan lineal como el de esta 300 podíamos permitirnos rodar en una marcha más que con la 250, sin necesidad apenas de usar el embrague y manteniendo la capacidad de respuesta en todo momento.

Con el aumento de cilindrada se convierte en una moto mucho más fácil de llevar, que hace que la mayor parte de los usuarios puedan sacar más rendimiento a este conjunto y los pilotos más pro sigan teniendo una excelente moto para buscar el límite. En definitiva es una 250 mejorada en todos los aspectos.

En este modelo solo están disponibles dos de los tres modos de potencia –no se puede acceder al mapa 1 de Honda y al estar diseñado para la 250 no se puede usar en este modelo-. El modo Agressive reduce un poco la entrega en bajos pero sigue manteniendo empuje añadiendo un extra en la parte alta. Y por su lado, el modo Enduro hace más redonda la entrega de potencia haciendo el motor más lineal desde abajo. Desde nuestro punto de vista, sin duda, la moto más efectiva de las cuatro que probamos, cosa que será de agradecer en los usuarios de nivel medio enamorados de las Honda, que encontrarán en esta Honda CRF 300 RX Red Moto su moto soñada.

Sobre la CRF 250 RX venida de la fábrica de la fábrica Honda, Red Moto realiza el trabajo de:

- Cilindro original aumentado de diámetro con pistón Vertex de 295cc.
- Reprogramación de centralita.
En esta solo están disponibles dos mapas de potencia -Enduro y Agressive-.
- Se le añade igual que a la anterior los colectores Termingnoni de menor diámetro, deposito translucido, electroventilador, protector de radiadores, faros full led, rueda trasera enduro FIM, cuenta kilómetros, paramamos y las terminaciones de silencioso en carbono.

Honda CRF 450 RX Red Moto

Fue el primer modelo RX en aparecer en 2017, y al igual que con la 250 el sigue el mismo proceso de transformación hasta llegar a ser una CRF con todos los apellidos: Honda CRF 450 RX Red Moto.

Junto con las modificaciones generales de los otros modelos -colectores Termingnoni de menor diámetro, deposito translucido, electroventilador, protector de radiadores, faros full led, rueda trasera enduro FIM, cuenta kilómetros, paramamos y las terminaciones de silencioso en carbono- en Red Moto han trabajado también con los mapas de motor y con la admisión para suavizar y hacer más utilizable la potencia que derrocha este motor.

Fue la primera moto a la que nos subimos por la mañana en un circuito ratonero que no conocíamos y con una única trazada de curvas lentas, la mayoría de rodera profunda, por lo que no era el hábitat natural de este león “domado”. Nada más subirnos notamos potencia a raudales y una combinación de firmeza y manejabilidad del conjunto chasis-suspensiones excepcionales. Las suspensiones rindieron muy bien al igual que en las otras motos, la horquilla transmite mucha firmeza pero a la vez trabaja rápido, sintiéndose bastante dura en la parte media-final del recorrido.

A medida que rodábamos nos fuimos encontrando más cómodos y, empleándonos más a fondo que con las 250/300 en llevar la moto por donde queríamos, las prestaciones son brutales. Ahora bien, en cuanto nos despistábamos o aparecía algo de cansancio no nos lo ponía nada fácil. Cada pequeño giro de acelerador entrega mucha potencia y obliga a ir con mucho tacto. En curvas cerradas obliga a estar pendientes del embrague para que no se cale, ya que a bajo régimen el empuje empieza en un rango de revoluciones que no permite perder paso por curva y hay que estar atentos para dar un ligero toque de embrague.

Las sensaciones clásicas de este chasis Honda de séptima evolución, firme y preciso, que junto con las suspensiones adaptadas al enduro trabajan a la perfección con un extra de capacidad. Ese extra de capacidad se traduce en que un usuario pro se sentirá cómodo, con muchas prestaciones con las que trabajar, y un usuario medio no podrá sacar todo el rendimiento del conjunto. El peso declarado para el modelo RX es de 115,6 por lo que el modelo Red Moto pesará uno o dos kilos más.

Las tres curvas de potencia disponibles para este modelo son Aggressive, Enduro y Extreme. Los dos primeros los notamos bastante perecidos difuminando y suavizando los primeros pistonazos pero entregando más empuje, y sin perder un ápice de respuesta de motor. Con el Aggressive el motor va más suelto transmitiendo una sensación de que “respira” mejor, y la potencia entra sin contemplaciones.

Esta moto fue la más exigente en el circuito en el que se realizaron los test pero en un ambiente más cercano a su hábitat natural, como puede ser una crono amplia o un recorrido de enduro rápido sería un arma muy efectiva. Es aquí donde un usuario alto-pro podrá exprimir y sacar el rendimiento máximo al conjunto chasis, suspensiones y sobre todo motor.

Honda CRF 400 RX Red Moto

Sobre la base de la Honda RX 450, además de realizar los cambios comunes en los otros modelos RX -colectores Termingnoni de menor diámetro, deposito translucido, electroventilador, protector de radiadores, faros full led, rueda trasera enduro FIM, cuenta kilómetros, paramamos y las terminaciones de silencioso en carbono- en Red Moto cambian cilindro y pistón, creando el segundo nuevo modelo de la gama.

El cubicaje se reduce hasta los 413cc montando además un pistón de baja compresión -Thomas Oldrati también monta en su moto oficial un pistón de baja compresión y Mathias Bellino montaba dependiendo del carrera el cilindro de 450 o el 400-. Estos componentes están fabricados por Athena con un diseño y desarrollo exclusivo para Red moto –no se pueden comprar-. También han trabajado sobre la admisión y en los mapas de motor, siempre con el objetivo de tener una respuesta más suave, dosificable y aprovechable.

De este modo han conseguido que en el primer rango de revoluciones los pistonazos estén suavizados con respecto a la 450 pero sin perder el alma crossera. Resulta así un conjunto mejorado para un uso endurero pero manteniendo unas altas prestaciones, con potencia y capacidad de respuesta de sobra con el mínimo giro de acelerador. Aun con la reducción de cilindrada sigue siendo una moto exigente pero se mejora la conducción en bajo régimen, manteniendo mucho empuje en toda la banda de potencia. Probablemente un usuario pro podrá sacar más rendimiento con este motor que con el 450 y un usuario medio seguro lo tendrá algo más fácil. En 2018 esta CRF 400 RX fue la CRF más vendida en Italia y Francia.

Los mapas de potencia son los mismos que en la 450 -Aggressive, Enduro y Extreme- ajustados acorde a la reducción de la cilindrada. Mostrando también un comportamiento parecido al de las anteriores motos, en el que los modos más suaves entregan más potencia a bajas revoluciones y el modo Aggressive da rienda suelta al poderío de este motor.
En lo que se refiere a chasis y suspensiones las sensaciones fueron las mismas que con la 450 ya que son idénticas mecánicas.

Conclusiones

Son motos con unas prestaciones brutales que dependiendo del terreno donde se usen y del piloto, se las podrá sacar más o menos rendimiento. En un recorrido de enduro cerrado, de trialeras y zonas lentas penalizarán y no lo pondrán fácil a los usuarios más noveles -todas menos la 300, que se posiciona como una moto excelente con cualidades y prestaciones al más alto nivel tanto en enduro como en motocross-.

El resto de la gama, con la 300 incluida, en cronos y zonas rápidas tendrá pocos rivales a batir, con unas prestaciones que hacen que un usuario pro tenga una montura muy competitiva y un usuario medio-alto tenga material más que de sobra para trabajar y emplearse a fondo.

Como apunte final, a última hora del día entraron a rodar Davide Guarneri y Thomas Oldrati con las motos de la prueba. Ver todo el potencial que tienen estas motos de serie, exprimidas por pilotos pro en ese recorrido cerrado y endurero fue realmente impresionante. Todos los defectos que puedan tener para un usuario de nivel bajo son virtudes para un usuario de nivel alto-pro. En definitiva, estas motos en manos de pilotos pro son un conjunto simplemente espectacular.

Estas motos llegan a España comercializadas a través de Honda Impala que es el concesionario oficial que se encarga de distribuirlas en el mercado nacional. Todavía no se saben precios ni plazos de entrega.

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

Red Moto

Publicado el 17/12/2018

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #111: ¡Honda contraataca!

Asistimos a la presentación de las nuevas enduro de Honda, con las que la marca quiere plantar cara a los fabricantes europeos y probamos la Sherco 125; a pesar de pequeño tamaño, una máquina 100% de enduro. Analizamos a los favoritos para el Dakar 2019 y entrevistamos a un tricampeón del mundo que ha debido “emigrar” a los USA. Las nuevas estrellas de Kawasaki MX completan un número con el que, además, podremos ayudar a los Reyes Magos a elegir regalos moteros...