Hard Zone

Hard Enduro para "paquetes"

Michel Vallado
15/10/2018
Muchos se preguntan cómo es posible que puedan inscribirse tanta cantidad de pilotos amateur a las carreras de Hard Enduro si se supone que sus recorridos son sólo aptos para dioses del Olimpo...

Hay una falsa creencia de que estas carreras requieren de una preparación extraordinaria. Pues nada más lejos de la realidad... salvo que quieras codearte con Jarvis, Román o Bolt. En realidad el diseño de estas carreras permite que pilotos de todos los niveles participen y se animen cada vez más a inscribirse.

Carreras como Hixpania, Extreme XL Lagares, Inka Hard Enduro, Romaniacs y tantas otras cuentan con un amplio abanico de niveles aptos y atractivos para todos los públicos y preparan variantes sencillas ante los obstáculos más complicados. Lógicamente, como en cualquier competición, se requiere de un cierto nivel físico y técnico mínimo para participar pero mucho menor del que a priori se puede imaginar cualquier aficionado.

También esta especialidad en auge cuenta, cada vez más, con pilotos amateurs habituales del enduro clásico que son atraídos por el Hard Enduro por su carácter mediático y por la cantidad de público que aglutina. Esta es una cuestión que siempre supone un plus de interés a la hora de competir y lucirse.

Del mismo modo, les aporta una nueva motivación y reformula los objetivos a la hora de apuntarse a este tipo de carreras, lo importante no es la clasificación y tardar unos segundos menos en las especiales sino acabar o llegar lo más lejos posible.

Por último debo indicar otro factor que considero importante: sin olvidar que el Campeonato de España de Enduro ha mejorado mucho a lo largo de la temporada 2018, con auténticos carrerones -destacando los dos disputadas en León (Torre del Bierzo y Bembibre) y dónde el rally entre especial y especial sí cuenta y hace disfrutar- lo largo de muchos años no ha sido así en las competiciones de enduro clásico.

La competición se ha limitado -sobre todo- a disputar las cronos, para las cuales la preparación requerida si se quiere destacar es muy exigente y para ir rápido y bajar segundos se necesita un entrenamiento intensivo y regular. Y eso no está al alcance de muchos pilotos... que a duras penas pueden combinar la moto con su vida profesional o familiar.
Esta falta de entrenamiento y el ser consciente de ello hace desanimarse a muchos.

Con el Hard Enduro es distinto; un piloto con una cierta técnica, un nivel decente y un buen estado físico... incluso aunque no haya podido entrenar mucho puede escoger la categoría que más le encaje y afrontar con garantías la carrera.

En definitiva, los "paquetes" y todos aquellos que no pueden entrenar todo lo que les gustaría están de enhorabuena con el Hard Enduro.

Responsable de contenidos de Enduropro

Michel Vallado Beneït

Responsable de contenidos de Enduropro

Michel Vallado Beneït

Tomé contacto con el mundo del offroad por casualidad y me atrapó desde el primer segundo. Llevó casi 10 años colaborando con mis compañeros de Enduropro y 9 como Team Manager del equipo de asistencia a pilotos privados más numeroso y pionero en el campeonato de España, el KTM Family&Friends. Mi mayor pasión es el Hard Enduro, disciplina de la que siento absoluta admiración y que trato de compartir allí dónde voy.

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #100: ¡Pasion por la moto!

Moto1Pro cumple 100 números y lo celebra con un especial que viene cargado con la mayor cantidad de contenidos de toda su historia. Un especial que pretende reflejar, además de las habituales pruebas y novedades, la genuina pasión por la moto que mueve a todos y cada uno de los profesionales que están detrás de Moto1Pro. Entre otros temas visitamos el “sancta sanctorum” ducatista, repasamos los 100 momentos de la historia de la industria y del deporte, charlamos en el corazón del Sahara con Laia Sanz y conocemos las opiniones del máximo responsable de Yamaha en nuestro país. Acompañamos en su apasionante viaje a Alicia Sornosa y nuestras habituales secciones de opinión de la mano de Alfredo Partida y Máximo Sant.