Party Time

Amor-Odio a los navegadores para moto

Alfredo Partida
16/10/2018
Vuelvo a hablar sobre tecnología aplicada a la moto y esta vez le toca el turno a los Navegadores/GPS para moto. ¿Muy útiles, verdad? Bueno, pues yo tengo mis reservas... y os cuento mis razones.

Con toda la tecnología de la que disponemos hoy en día planificar una ruta con navegador es muy sencillo. Sin duda llegarás a tu destino sin problemas pero… ¿es ese tu objetivo? Los que montamos en moto sabemos que no es un medio de transporte al uso. Utilizamos la moto porque nos permite descubrir lugares espectaculares, nos mantiene en contacto con la naturaleza y nos permite disfrutar de cada km, de cada curva… Y es aquí donde entran en escena los navegadores. La mayoría de ellos te llevarán del punto A al punto B sin tener en cuenta estas premisas. Es verdad que algunos navegadores disponen de una función llamada “Rutas Excitantes” pero disculpadme, cuando lo leí lo primero que me vino a la cabeza no fueron precisamente carreteras con curvas…

Yo he probado todo tipo de sistemas para guiarme en ruta; en mis inicios, el sistema que resultó más efectivo fue hacer las rutas en papel y pegarlas en el depósito – O incluso en porta navegadores-. Sí, no era lo más estético del mundo pero me funcionaba. Primero porque le dedicaba tiempo a planificar la ruta y lugares de interés. Y segundo porque me marcaba los puntos de paso, kilómetros entre desviaciones y recorrido para tener una idea global de la ruta. Eso sí, no tenía alternativas; si querías innovar o te perdías tenías que recurrir al sistema clásico de parar y preguntar a un lugareño. Y otro problema añadido era que si llovía el mapa se mojaba y se deshacía cual galleta en la leche. Para evitar esto, un año se me ocurrió plastificar el mapa. Problema solucionado. ¡Todo sea por seguir la ruta!  
Hoy en día todo ha cambiado y puedes consultar un mapa en cualquier situación o dispositivo pero hace años no era tan sencillo. Mi padre, por ejemplo, para planificar su viaje a Cabo Norte en el año 1992 tuvo que comprar un mapa con el nombre de las poblaciones escritas en sus idiomas de origen. Es decir... que si vas por la autopista no esperes encontrar la desviación a Copenhague sino a København.

Los navegadores GPS también tienen limitaciones. Normalmente están configurados para la ruta más rápida evitando carreteras secundarias que, en muchos casos, nos harían disfrutar mucho más de la moto. O cuando vas con prisa... probablemente tengas seleccionado “Evitar Peajes” por lo que te llevará por interminables carreteras nacionales.
Conozco un caso en el que un compañero -tras haber reparado en ruta una avería de su moto- introdujo en su navegador la localidad de Formigales aunque realmente su destino era la estación de ski de Formigal. ¡Suerte que, por lo menos, estaban en la misma provincia! pero no llegó a la cena programada ya que estaba a 114 km de distancia del destino.

También es difícil tener siempre el navegador actualizado y por ejemplo sobre las base de datos de gasolineras te recomendaría que no te fiaras. En otro viaje, buscando una gasolinera por una carretera secundaria, confiamos en la estación de servicio más cercana en ruta según el navegador. Llegamos y estaba abandonada por lo menos desde hacía 5 años. Nos dirigimos a la siguiente; no existía y era una oficina de una marca de lubricantes. La siguiente estaba cerrada -a las 13:45 de la tarde- por lo que tuvimos que desviarnos de la ruta para llegar a la menos lejana... aunque la moto de mi compañero no llegó. Más de 90 km en reserva son muchos para una Naked R…
Así que te recomiendo que antes de salir de ruta planifiques bien el recorrido, busques alternativas o cómo llamo yo “puntos de no retorno” y te dejes asesorar por otros moteros que hayan recorrido esa zona. Y si usas navegador, verifica antes de la salida los parámetros con los que te va a guiar... ojo con las rutas rápidas y ¡disfruta de cada kilómetro en moto!

Responsable de contenido de Moto1pro

Alfredo Partida Lafuente

Responsable de contenido de Moto1pro

Alfredo Partida Lafuente

Motero desde la cuna, he pasado muchos kilómetros como pasajero antes de ponerme a los mandos. Mi evolución motera ha sido: Motocross, Ciclomotor, Enduro, Deportiva R, Naked, Scooter y ahora llevo una Trail. También soy un apasionado de la tecnología, sobre todo aplicada al mundo de la moto y en mi tiempo libre le doy a la bicicleta de montaña.

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #96: ¡Salto al Hiperespacio!

La Suzuki SV es una de esas motos que jamás pasa de moda. En el número 96 probamos la versión neo-retro la popular bicilíndrica. La Kawasaki H2, que es todo lo contrario; una bestia capaz de saltar al hiperespacio. También descubrimos lo último de KYMCO, el People S, un rueda alta tranquilo y elegante y repasamos qué ha dado de sí el primer cuarto de siglo de Dorna al frente del Mundial de Velocidad. Y como siempre, nuestras secciones de opinión y un vistazo a lo último en off-road.