Editorial

Peras con manzanas

Gonzalo de Martorell
04/09/2018
Siempre me ha llamado la atención y me ha parecido muy significativo de cómo funciona nuestro mercado motociclista que la publicidad que se emite antes y durante los Grandes Premios sea eminentemente de coches.

Obviamente a la gente de la moto también nos gustan los coches y también los conducimos y nos los compramos y es estupendo que nos los muestren...
Y también nos afeitamos -al menos la mayoría- y es igual de estupendo que nos propongan productos de cosmética masculina... pero ¿y las motos? ¿Dónde están las motos?
Llámenme primario pero a mí me parecería de lo más más natural que las retransmisiones de las carreras de motos fueran el lugar preferido para anunciarse por las marcas de motos ¿no?
Se supone que buena parte de quien las mira lo hace porque está interesado en las motos y ¿quién sabe? incluso puede que esté pensando hacerse con una... aunque sea un modesto scooter.
Hace algunos años le pregunté por ello a un importante directivo de una de las grandes marcas motociclistas y me dijo que anunciarse en televisión seguía siendo demasiado caro y no compensaba porque la moto era demasiado “nicho” y que por eso tampoco había publicidad de bicicletas o de relojes caros...

Yo en lo del nicho creo poco; la televisión, si lo analizamos detenidamente, está llena de productos “nicho”.
En lo de la rentabilidad puede que crea más. Aquello fue antes de la “gran crisis” y supongo que era así... porque, ciertamente, en la locura que nos tocó sufrir antes de la gran explosión también los precios del minuto de televisión se dispararon hasta el burbujeo. Pero ahora ya no son los mismos... y buena prueba de ello es la ingente cantidad de spots de factura más o menos bienintencionada -aunque, en algunos casos,  su aspecto rudimentario esté más que buscado y realizado con toda intención. Otro día hablamos de “nuevas tendencias en publicidad”- que vemos en la pantalla.
Porque no estamos hablando solamente de la publicidad colocada alrededor de los Grandes Premios -que, supongo, sí deben ser algo más caros- sino, en general, de que en nuestra televisión los anuncios que tienen que ver con las motos -a excepción de las realizadas por las compañías de seguros sobre sus pólizas específicas- brillan por su ausencia.

Hace muchos años que otros mercados entendieron que la combinación que funciona mejor es la de “televisión + medios especializados”.
No se trata de barrer para casa sino de pura lógica. El potencial cliente recibe el primer impacto en los medios generalistas y después busca saber más en los canales especializados. El siguiente paso siempre suele ser la tienda y a partir de ahí... ya es cosa de los comerciales.
También es verdad -y ese argumento lo asumo igualmente- que a unas marcas que estaban luchando por sobrevivir durante la mayor caída de ventas del último cuarto de siglo no les podías pedir florituras televisivas... pero es que cuando se batían récords positivos, España le disputaba a Alemania el segundo puesto como mercado europeo y se ataban las motos con longanizas tampoco lo hacían.
Es algo -creo yo- cultural... si se me permite la expresión. El sector de la moto, en España, simplemente no cree en la televisión como soporte principal y en buena parte porque durante muchos años no la ha necesitado. Las motos se vendían en España por boca a boca -y sigue siendo todavía así... aunque cada vez menos- y esa inercia cuesta borrarla.
Yo sigo pensando que, al menos en cuestiones de televisión, las peras deben anunciarse en los programas que ven los amantes de las peras... y las manzanas en aquellos donde se habla de manzanas. En otros órdenes de la vida ya es otra cosa; que cada uno prepare su ensalada de frutas como le de la gana.

Director de Moto1pro

Gonzalo de Martorell

Director de Moto1pro

Gonzalo de Martorell

Siempre periodista y siempre motero. Y a ambas cosas me dedico desde hace casi 30 años. También viajo, hago radio, me defiendo con la cámara de fotos, soy un apasionado del RCD Espanyol... y tengo un gato que se llama Palpatine.

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #95: Ducati Scrambler 1100 Special - ¡Veneno!

En éste número probamos una moto muy especial: la preciosa Ducati Scrambler 1100 Special que nos transporta directamente al mundo del cómic. Asistimos a la presentación de las dos nuevas BMW bóxer más exitosas, la R 1250 GS y la R 1250 GT y volvemos a la estética de los scooter de los 70 con el Scomadi. Además repasamos las novedades del Salón de Milán y entrevistamos al máximo responsable de Honda Motor en nuestro país. La historia de los GG.PP nos acerca algunos datos sobre la rivalidad España-Italia.