KTM 1290 Super Duke GT: Speed Touring

KTM reinventa el concepto de Sport Touring con su nueva 1290 Super Duke GT. Nunca antes una moto de serie había llevado tanta tecnología en su interior y con un motor tan salvaje. Fiel a su filosofía KTM ofrece en su última novedad las máximas sensaciones sin renunciar al confort y al equipamiento más premium. Aquí tienes la prueba.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Sebas Romero / Marco Campello
Publicado el 02/03/2016
Electrónica sofisticada
Motor potente y suave
Parte ciclo
Pantalla baja
Precio
Maletas no de serie

Acabamos de probar la nueva KTM 1290 Super Duke GT, un nuevo concepto de sport turismo con el ADN puro de la marca naranja. Hereda toda la parte ciclo y el motor de "La Bestia" 1290 Super Duke R, pero se ha trabajado concienzudamente para hacerla más viajera, más confortable y tecnológica si cabe. El nuevo buque insignia de KTM ha llegado para romper moldes tanto por sus prestaciones como por su derroche electrónico. Estará disponible en el mes de abril a un precio de 18.586 euros.

Sus 205 kg y 173 CV garatinzan sensaciones de superbike, pero además ofrece el confort propio de una moto viajera premium. En lo que afecta a la comodidad la Super Duke GT ofrece una postura más erguida, asiento más mullido para piloto y pasajero (estriberas también más bajas), pantalla regulable en altura, mejor protección aerodinámica, depósito de 23 litros, maletas... Pero además se ha incorporado un paquete electrónico inédito hasta la fecha con suspensiones semiactivas WP de segunda generación, control de estabilidad y frenada en curva (MSC), MSR, frenada combinada C-ABS, control de tracción, control de presión de neumáticos, quick shifter, ayuda a la salida en cuesta (HHC), sistema antideslizamiento del motor (MSR), control de crucero e intermitentes automáticos (ATIR). Hasta la fecha ninguna moto de este segmento ofrece un pack similar. 

Todo esto sin renunciar al potentísimo y salvaje motor bicilíndrico de 1290 cc de su hermana naked, debidamente revisado para cumplir con la normativa Euro4, y a una parte ciclo de verdadera locura con chasis multitubular de acero y frenos Brembo M50 con pinzas y bomba radiales. 

 

 

 

¿Cómo va?

Dicho esto querrás saber qué me ha parecido. Antes de nada has de saber que soy un entusiasta de la marca y he tenido dos LC8 (Adventure y 990 SMT) además de haber probado toda la gama de on y off road. Conozco de cerca cómo trabajan en Austria y cómo han evolucionado en estos últimos años en busca de ser la referencia también en carretera. Pues bien, cuando probé la 1290 Super Duke R pensé que sería difícil superar aquella moto. Con una parte ciclo de locura, ultra ligera y ultra eficaz, además de tener unas cifras de potencia y par que rozaban el absurdo para una máquina naked.

A simple vista la moto impone. Mirada desde cualquier ángulo la GT impresiona por su diseño. Líneas súper angulosas creadas por KISKA: aerodinámica, protección e impacto visual llevado a la máxima expresión.

Sobre ella lo primero que te llama la atención es su manillar. No es recto como es habitual en la marca. Las puntas están ligeramente inclinadas hacia el piloto lo que le hace parecer más estrecho y tu primera sensación es esta. Puede regularse en tres posiciones para buscar el máximo confort. El asiento es mullido en su justa medida. No es un sofá propio de las viajeras más puras, pero sí es confortable y con un punto de dureza perfecto para que te permita moverte en las secciones más rápidas. Los estribos también se han pensado para este fin. Van en una posición alta para no rozar en las tumbadas – la misma que en la R- pero al tener más sección de asiento las rodillas van menos flexionadas.

Mucho antes arrancarla ya te das cuenta de que no es una viajera al uso. Pero cuando lo haces sientes al instante que estás a punto de pasar uno de los mejores momentos de tu vida. Y así es. Una rápida configuración de modos para ajustar la moto a tu estilo de conducción y el tipo de vía y ¡a disfrutar! 

Aunque pueda parecer contradictorio esta moto es pura suavidad. Si manejas con tacto el gas puede parecer un caballo dócil. La ausencia de vibraciones a cualquier régimen contribuye mucho a esta sensación. Sin embargo esconde 173 CV que solo con girar el gas con intención aparecen sin remisión. La herencia de “La Bestia” aparece para llevarte de un punto a otro en mucho menos tiempo del que imaginas. Deberás agarrarte fuerte y apretar las piernas contra el depósito para aguantar su empuje. Es realmente brutal. Si esa cifra de caballos es poderosa en deportiva japonesa tetra –por ejemplo- imaginad en un bicilíndrico en V. Quita el hipo. La base de motor es la de la R, pero monta nuevas cabezas de cilindro y válvulas, además de tener un nuevo mapping para ¡dar más par a bajas vueltas! A partir de 3.000 rpm tienes ya 114 Nm.

Magia electrónica

Pero la magia de esta moto es que todo está bajo control. La electrónica hace que la máquina pueda ser domada. Un buen ejemplo lo tenemos en el TCS. Es tan sutil que sabes que está actuando porque lo ves en el display, pero es prácticamente imperceptible. Dependiendo del modo de motor escogido, la inclinación de la moto, y la intensidad de apertura del gas actúa de un modo u otro. Puedes ir inclinado al límite y abrir gas sin temor a que se cruce la moto. Igualmente si hay un imprevisto donde el MSC y C-ABS te permiten clavar en curva. Parece de locos. Es desconectable para los más puristas, pero no recomendable ya que la tracción es tan enorme que puedes llevarte más de un susto.          

La suspensión electrónica semiactiva firmada por WP también te hace la vida más fácil. La segunda generación de este novedoso sistema es más precisa aún que la que encontramos, por ejemplo, en la Super Adventure. La calibración es milimétrica para que en cada uno de sus tres modos Sport, Street y Confort cumplan con su cometido. Pueden regularse en marcha. Además, desde la piña izquierda puedes definir el tipo de carga que llevas (maletas, pasajero o ambos, y sobre parado se adaptará a las nuevas condiciones. La precarga trasera sí es manual.

Durante la prueba pude recorrer 260 km por las reviradas carreteras de Mallorca. A todo tipo de ritmos. Puedes ir con el cuchillo entre los dientes y disfrutar de su vertiente salvaje sin titubear y a su vez cambiar los parámetros y entrar en su dimensión más confortable. La combinación de adrenalina y confort es maravillosa. Detalles como los puños calefactables o el control de crucero te hacen la ruta más llevadera. Además su nuevo depósito de 23 litros te permitirán hacer más de 300 km sin problemas. Si he de poner una pega es que la cúpula es demasiado baja y no protege tanto como esperas.

Es tu moto si…

La KTM 1290 Super Duke GT es tu moto si eres un motorista exigente y con buen nivel de pilotaje. Si quieres que tus trayectos tengan tanta adrenalina como puedas desear, si valoras la conducción segura y las ayudas electrónicas, si tienes pensado hacer recorridos largos o bien si en tu día a día haces distancias medias-largas, si quieres ir un paso más allá con la moto más sofisticada  y salvaje del mercado. Si te gusta lo innovador y romper moldes. Y por supuesto si tienes para pagar su precio: 18.586 euros.

Detalles de la moto

La KTM 1290 Super Duke GT muestra tanta información como puedas imaginar. Todo se controla desde la piña izquierda. Desde ahí accedes a los diferentes menus y configuraciones de sus múltiples opciones electrónicas. Parece complicado a simple vista, pero es muy intuitivo y práctico. Además puedes configurarte el panel a tu gusto. 

Pinzas Brembo M50 radiales sobre discos de 320 mm. La bomba tambiém es radial. De serie incorpora C-ABS y el MSC.

Pantalla regulable de manera sencilla. Puede hacerse en marcha sin problemas con un simple click. Buena aerodinámica. 

Impresionante basculante monobrazo el de la KTM 1290 Super Duke GT. Diseño muy cuidado en cada detalle. 

Su depósito de 23 litros garantizan una gran autonomía. Además mejora la protección en la zona media del cuerpo. Los deflectortes laterales también hacen las veces de intermitentes. 

La KTM 1290 Super Duke GT viene preparada para los grandes viajes. Sus dos grandes maletas laterales tienen capacidad (30 l.) para un casco integral. Destaca su nuevo sistema de anclaje rápido. 

Asiento más mullido y confortable que en su hermana naked. El del pasajero también es nuevo y con un asidero trasero (opcional). 

Suspensiones semiactivas firmadas por WP. Segunda gerneración aún más evolucionada. Delante horquilla invertida de 48 mm y 125 mm de recorrido. Detras monoshock semiactivo de 156 mm de recorrido. 

Motor

Tipo

Bicilindrico en V 1290 CC


Refrigeración

Liquida


Potencia Máxima

173 cv a 9.500 rpm


Par Máximo

144 Nm a 6.750 rmp


Cambio

6 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Multitubular de Acero


Suspensiones

Semi activas WP


Frenos

Delantero

Doble disco 320 mm con pinzas radiales monobloque m50 Brembo


Trasero

Disco 240 mm, pinza flotante doble pistón.


Medidas y pesos

Longitud

2149 mm


Distancia entre ejes

1482 mm


Altura del asiento

835 mm


Peso (lleno)

229 kg


Capacidad del depósito

23 l.


Neumáticos

120/70ZR17 y 190/55/ZR17


Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Sebas Romero / Marco Campello

Publicado el 02/03/2016

Ya está disponible el número 85 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #85: Ducati Monster 821

Probamos las nuevas Ducati Monster 821, Royal Enfield Squadron y Piaggio Beverly 350 Sport Touring. Te contamos la historia de las mujeres en el Mundial de Motociclismo y te damos sabios consejos para conducir tu moto en invierno. Además, analizamos a las motos protagonistas del Dakar 2018: KTM 450 Rally, Honda CRF450 Rally y Yamaha WR450F Rally.