Apertura KYMCO
Probamos la nueva KYMCO People S 125

Excepto en seguir fiel al concepto “rueda alta”, el nuevo People rompe con todo lo anterior para mostrarse más urbano que nunca, más ligero que nunca y más silencioso que nunca.

Autor:
Gonzaio de Martorell
Foto:
KYMCO Media
Publicado el 29/11/2018
Apertura KYMCO
Agilidad
Suavidad motor
Acabados y equipamiento
Prestaciones
Recuperaciones en medios
Capacidad guantera delantera

Cuando, hace unos meses, KYMCO presentó en Segovia su coquetón Like 125 ya dejó claro que su innovadora motorización -denominada ACC/1, un 4 válvulas, de inyección electrónica Synerject y refrigerado por aire- iba a servir de base para muchos otros modelos ciudadanos. No podía ser de otro modo; en primer lugar porque se trata de un propulsor 100% urbanita y en segundo lugar porque es el más moderno motor desarrollado por la marca de Taiwán en términos de rumorosidad y eficiencia y una verdadera pequeña revolución tecnológica  ya respetuosa con la inminente Euro 5.

Evidentemente el siguiente modelo en recibirlo tenía que ser un rueda alta porque KYMCO ha conseguido algo que parecía imposible -hacerse con una porción más o menos relevante del mercado gracias a sus Agility City- y la apuesta por la rueda 16” tenía que doblarse.
El resultado es el nuevo People S 125, un modelo -ya lo decíamos al principio- que rompe con algunos de los rasgos que definían a los precedentes People y busca soluciones nuevas a sus propuestas urbanas.
Hasta la fecha los People tenían la reputación de scooters de excelente equilibrio dinámico en vías rápidas -estables y firmes a alta velocidad- pero pesadotes y poco maniobreros a la hora de ratonear por el centro. Con el flamante S 125 las cartas de la partida cambian por completo y KYMCO decide ofrecer un ruedas altas tan ligero que llega a sentirse casi como uno de aquellos primeros modelo de 80 cc.
Sin ánimo de banalizar el complejo desarrollo del modelo, quizás lo más gráfico sería decir que su concepto se acerca bastante más al de un Agility con acabados y equipamiento de mayor nivel, con apenas 130 kilos en orden de marcha y una altura del asiento de solamente 800 mm.
Conviene insistir una vez más en que el People S es un modelo 100% de ciudad. Si lo que se busca es una alternativa conmuter capaz también de estar cómoda en vías interurbanas, sin duda dentro de la gama de KYMCO hay modelos más adecuados para ello. El People S es un vehículo de centro urbano diseñado para pelear en la “nuez” del casco antiguo y ratonear entre los coches en hora punta. 

KYMCO 2

Desde Taiwán con afecto...

Es también un scooter que busca claramente a un usuario no purista de las dos ruedas que prima la funcionalidad sobre cualquier otro concepto y esa es la razón por la que el motor tiene una personalidad muy marcada y muy peculiar. Sus 11, 28 CV de potencia se entregan de una manera extraordinariamente progresiva y silenciosa y con una buena arrancada y recuperación en bajos... aunque parecen estancarse un poquito en medios -entre 3.000 y 5.000- para estirarse sorprendentemente bien a partir de ahí y mostrar incluso su mejor versión en el rango de las 7.000 vueltas. Evidentemente no es una casualidad y esta configuración está pensada expresamente así ya que el People pasará buena parte de su vida operativa saliendo de semáforos e incorporándose a avenidas de varios carriles en los que necesitará más una buena velocidad punta que mantenerse en unos regímenes medios de compromiso.
Debo confesar que, en cualquier caso, me pareció que la diferencia respecto a los People precedentes la marcaba más la fenomenal parte ciclo que la motora... en parte porque me doy cuenta de que estoy demasiado mal acostumbrado a scooters más potentes y en parte también porque ya conocía ese nuevo propulsor silencioso y el efecto sorpresa había desaparecido.
Bueno... todo eso y que, por supuesto, la parte ciclo del People S 125 es excelente.
Y ahí va primera la bomba: KYMCO ha desarrollado para este modelo una configuración de  suspensión pensada específicamente para nuestro país.

Obviamente -dado el número de unidades que, incluso en el mejor de los casos, puede llegar a vender la marca de un modelo cuya vida comercial se centra en España e Italia- un gesto así solamente se puede interpretar como verdadero interés por acercarse a nuestra realidad. Resulta virtualmente imposible que una fábrica como KYMCO, que cuenta su producción para Asia en millones de unidades, pueda rentabilizar un tratamiento industrial diferenciado para una demanda tan pequeña pero los taiwaneses lo ven como una “inversión de cariño” hacia un mercado que aprecian especialmente.
Pero lo mejor de todo es que el esfuerzo se nota. Si el motor resulta, en general, “suave, suavecito” -lo cual no es de por sí un defecto sino, simplemente, una característica de un modelo nacido para ser amable- el tarado de la amortiguación, en cambio, es incuestionablemente duro. Tanto que, de hecho, es incluso rebotón en pavimentos muy bacheados pero en todo momento mantiene un tacto controlable y una eficacia que le permitiría incluso soportar un motor más pesado. Se transmite claramente de nuevo la sensación de que KYMCO ha hecho de la agilidad y la maniobrabilidad el argumento estrella, por encima de las prestaciones

Equipamiento Premium

Lejos, muy lejos quedan ya los tiempos en que KYMCO se presentaba como una marca “low cost”. Ahora ya juega en las ligas importantes, habla de tú a a tú a los otros fabricantes de scooters, dispone de modelos “Premium”... y un simple vistazo a los acabados del People S basta para corroborarlo. Pese a su tamaño compacto está cargado de detalles de calidad normalmente asociados a modelos de más empaque, tales como que todas sus luces y pilotos son led, el cuadro de instrumentos es completamente digital y que dispone de dos tomas USB; una en la parte delantera bajo el manillar y otra dentro del compartimento trasero del cofre.
También el ABS recibe tratamiento VIP y KYMCO incorpora en su 125 un modelo de dos vías firmado por Bosch. La frenada -por cierto- es casi tan progresiva como el motor porque los ingenieros han buscado un mordiente que no asuste y como el conjunto es tan ligero, los frenos van sobrados.

KYMCO ha demostrado buenos reflejos con su People S. Tuvo claro a raíz de sus cuestionables versiones anteriores que los potenciales clientes preferían ligereza a comportamiento “de moto” y ha primado la ligereza. También se dio cuenta de que querían elegancia y no que pareciera que conducían un vehículo de reparto... y ha hecho un scooter elegante y estiloso. Y también ha aprendido del éxito del Agility City que el precio importa... así que ha mantenido el del nuevo People en unos más que interesantes y “psicológicos” 2.998 euros, un precio que incluye el seguro obligatorio y robo durante un año.

Tamaño compacto, consumo espartano de poco más de 3 litros a los 100, silencio mecánico y ligereza a prueba de atascos son los argumentos básicos con los que KYMCO pretende subir el listón en la trayectoria vital de sus People. 
Las piernas largas para bailar, el nuevo People S las tiene.
Ahora le toca a cada usuario marcarle el ritmo...

Detalles de la moto

Cuadro inst.

El tablero digital dispone de dos paneles: el superior, más grande, alberga informaciones tales como velocímetro, cuentarrevoluciones, cuentakilómetros total y parcial y un testigo sobre el uso de las tomas USB. La pantalla inferior ofrece informaciones complementarias como nivel de gasolina, reloj  digital y carga de la batería. 

Cofre KYMCO

En el hueco bajo el asiento cabe holgadamente un casco integral y además cuenta con otro compartimento anexo de 6,5 litros para pequeños objetos personales. Un separador extraíble permite unificar ambos espacios para alojar objetos de mayor longitud y la idea es tan básica y tan eficaz que uno no puede dejar de preguntarse porque a nadie se le había ocurrido antes.

Motor KYMCO

Respetuoso ya con la normativa Euro5, las emisiones de monóxido de carbono del motor ACC/1 se sitúan en los 484 mg/km, que equivalen a emitir un 42% de lo permitido. Por su parte, las emisiones de hidrocarburos ascienden a 139 mg/km, es decir un 37% de lo permitido y por último, las emisiones de óxido de nitrógeno son de 37 mg/km, equivalentes al 53% del límite establecido.

 

Grupos ópticos

El nuevo People S incluye un sistema de iluminación con tecnología FULL LED, tanto en el grupo óptico delantero como en el trasero. Las luces de posición, cruce y carretera están formadas por una guía luminosa de LED. Los intermitentes delanteros cuentan con 10 LEDs cada uno; para el piloto trasero equipa 9 LEDs y una guía luminosa de LED; y para los intermitentes traseros cuenta con una línea de 9 LEDs cada uno.

Asiento KYMCO

El People S 125 está disponible en cuatro colores a elegir; un elegante marrón Moka, un agradecido azul Lake, un sobrio gris Stone y un intenso rojo Spark... todos con el tapizado del asiento a juego.
Por primera vez en la historia comercial de KYMCO en España no está el color blanco.

Accesorios

KYMCO incluye como elementos opcionales dos accesorios tan funcionales como un parabrisas y los cubre manos. Están fabricados en el mismo material y estilo que la carrocería por lo que se integran perfectamente en el diseño del scooter y son fáciles de instalar.

Susp. KYMCO

La suspensión delantera está formada por una horquilla telescópica de 33/95 y la trasera un doble amortiguador hidráulico con precarga en tres posiciones. Específicamente para nuestro mercado se ha cambiado el ajuste del muelle de paso variable en dos etapas y un cambio de hidráulico que modifica la retención del amortiguador.

Frenos KYMCO

Además del ABS Bosch de última generación, el People S va equipado con un sistema de freno delantero compuesto por un disco flotante de 260 mm de diámetro con pinza de 2 pistones y un freno trasero con disco de 240 mm y pinza dos pistones.

Texto:

Gonzaio de Martorell

Fotos:

KYMCO Media

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #95: Ducati Scrambler 1100 Special - ¡Veneno!

En éste número probamos una moto muy especial: la preciosa Ducati Scrambler 1100 Special que nos transporta directamente al mundo del cómic. Asistimos a la presentación de las dos nuevas BMW bóxer más exitosas, la R 1250 GS y la R 1250 GT y volvemos a la estética de los scooter de los 70 con el Scomadi. Además repasamos las novedades del Salón de Milán y entrevistamos al máximo responsable de Honda Motor en nuestro país. La historia de los GG.PP nos acerca algunos datos sobre la rivalidad España-Italia.