KYMCO Super Dink 2017 125 y 350
Prueba del KYMCO Super Dink 125 y 350 2017

El KYMCO Super Dink 125 y 350 se lleva siendo uno de los scooter medios preferidos del mercado español. La versión 2017 renueva por completo este superventas, con estética, mecánica y confort a un nivel superior.

Autor:
Juan M. Muñoz
Foto:
KYMCO
Publicado el 10/03/2017
KYMCO Super Dink 2017 125 y 350
Estetica
Acabados
Precio
Prestaciones 125
Suspensión trasera

Renovar un scooter como el KYMCO Super Dink 125 y 350 es todo un reto para un fabricante. Cuando un scooter ha cuajado tan bien en un mercado su renovación puede suponer que pierda a gran parte de sus seguidores bien sea porque la estética no guste o bien sea por un planteamiento comercial inadecuado. 32.000 unidades vendidas desde su primera versión de julio de 2009 hablan por sí solas de la aceptación que ha tenido este modelo en España y que fuera de nuestro país se le conoce como el Downtown. Como detalle hay que contar que aquí se le cambió de nombre porque Downtown sonaba mal en español y aquí se popularizó pronto el nombre Super Dink.

Para KYMCO es Super Dink es uno de sus scooter estratégicos en una categoría que por un lado lucha contra sí mismo, el Grand Dink (funcional y en otra categoría más económica), actualmente renovado, el K-XCT (más deportivo) o incluso el Xciting (orientado hacia el turismo y que este año tendrá sólo un rediseño) pueden hacer dudar de cuál es el scooter que mejor se nos adapte.

Prueba del KYMCO Superdink 125 y 350

Fuera del fabricante taiwanés encontramos también una fuerte competencia entre las dos cilindradas, los scooter 125, que se pueden conducir con el carnet de coche con más de tres años de experiencia, y los de 300 que se pueden conducir con el carnet de moto A2.

El precio del KYMCO Super Dink 2017 125 y 350 es de 4.299 y 4.999 euros, respectivamente

Si situamos al nuevo KYMCO Super Dink frente a sus rivales, encontramos SYM joymax 125i (4.299 euros, ahora promocionado a 3.699 euros) y 300i (5.399 euros, ahora promocionado a 4.499 euros). En el caso de Honda tenemos el recientemente renovado Forza 125 (4.950 euros) o su versión de 300 cc (4.899 euros), que pronto tendrá que ser reemplazada. Yamaha también ha renovado su X Max que cuesta en su versión 125 4.549 euros, 5.699 euros en su versión de 300. Kawasaki, que comparte tecnología con KYMCO, tiene su J 125 a 4.825 euros y el J 300 a 5.399 euros (con el motor 300 de la anterior generación de KYMCO. Entre los más económicos de la categoría nos encontramos todo un clásico como el Suzuki Burgman 125 por 3.999 euros y el Peugeot Citystar 125 por 3.399 euros. E inexplicablemente Piaggio, que en otro tiempo fue el rey de la categoría con su X9, de momento sólo tiene en su catálogo scooter de rueda alta como el Beberly 350i por 5.779 euros; habrá que esperar a ver si reaccionan.

KYMCO con el nuevo Super Dink ha hecho un nuevo esfuerzo y ha colocado su renovado scooter a uno de los precios más competitivos del mercado, porque la versión 125 costará 4.299 euros y la 350 4.999 euros. Sin duda van a por todas y subirán en el ranking de las motos más vendidas desde la 14 posición que ocupa ahora el Super Dink, sin duda afectada por las primeras informaciones publicadas sobre su renovación. El precio de estos dos scooter incluyen el seguro obligatorio con robo durante el primer año y un plan de financiación realmente interesante del que te informarán en la red de concecionarios de la marca de Taiwán.

KYMCO Super Dink 2017

¿Qué hay de nuevo en el KYMCO Super Dink?

Pues la respuesta es que el KYMCO Super Dink es nuevo casi por completo. Su lanzamiento debería de haberse puesto a la venta en enero, pero el fabricante ha sido precavido y ha querido lanzar el modelo una vez que se hubiera superado el efecto de rebajas Euro 3 que vivimos a finales del año 2016. No ha sido fácil tomar la decisión de retrasar el lanzamiento de una novedad tan importante, pero KYMCO quería que su puesta en marcha fuera realmente una ocasión especial.

Los dos motores del Super Dink han tenido que superar las pruebas de la Euro 4, transformando fundamentalmente su sistema de inyección y de escape. Los motores siguen siendo de un cilindro, cuatro tiempos, cuatro válvulas y refrigerados por agua. El que más ha sufrido ha sido el 125 que ahora entrega un caballo menos que la versión anterior en aras de una mayor eficacia, menores emisiones y menores consumos. Ahora entrega 13,3 cv. a 8.750 vueltas (par de 11 nm a 7.750 vueltas). KYMCO ha trabajado especialmente para que su curva de potencia sea ahora más limpia y progresiva, hasta alcanzar una punta por encima de los 100 kilómetros por hora, suficientes para un uso urbano o interurbano siempre que seamos conscientes que no tendremos grandes recuperaciones ni podremos luchar contra los autobuses, si salimos a autopista en nuestros trayectos del día a día; no hay que olvidar que es un 125.

KYMCO Super Dink 125 y 350, prueba, características y precio

Rodamos con esta versión por carreteras comarcales y circuito urbano y el tacto del motor, progresividad, suavidad y ausencia de vibraciones son las notas predominantes. En cuanto a chasis y suspensiones pronto nos damos cuenta que vamos en un scooter grande, con mucho espacio y un nivel de confort extraordinario. Sólo notaremos que tenemos un 125 cuando queramos alcanzar algo de velocidad punta en carretera abierta donde irremediablemente el motor cortará en torno a los 110 km/h; algo que conocen bien los usuarios del carnet A1 o de la convalidación de coche. No es algo que logremos mejorar si nos fijamos en un scooter de entre los rivales del KYMCO Super Dink 125.

Con la versión de 350 no tendremos estos problemas. El extra de cc que ha recibido han servido para compensar las limitaciones impuestas por la Euro 4, ofreciendo una respuesta perfecta si nuestros trayectos incluyen autopista para ir de casa al trabajo, o bien si queremos nuestro KYMCO Super Dink como vehículo de ocio; ¿por qué no? La versión 350 ofrece 28,8 cv a 7.500 vueltas, y unas cifras de par de 38,8 a 6.000 vueltas, con una entrega de potencia muy agradable a medio régimen.

KYMCO Super Dink 125 y 350. Prueba, precio, datos y opinion

Con el 350 las recuperaciones y elasticidad el motor es lo que más nos llama la atención. Las normas medioambientales y a pesar de subir de cilindrada ha hecho perder un poco de potencia al KYMCO Super Dink 350, si lo comparamos con el 300 anterior. Un CV que apenas se nota si tenemos en cuenta que el motor ahora respira mejor, es más moldeable a nuestras exigencias con el puño del acelerador y tiene unas recuperaciones muy buenas. Incita a viajar con él y nos marca una punta que casi llega a los 150 km/h antes de que la moto haga su corte de encendido.

Más cómodos en el KYMCO Super Dink 2017

Pero si estás pensando en un scooter, seguro que los valores de potencia máxima serán menos relevantes que los de confort. En este aspecto KYMCO ha trabajado mucho en que nos sintamos cómodos a bordo del Super Dink. Para empezar, nos encontramos con una cúpula más elevada que la versión precedente. Para el mercado español (KYMCO tiene todo un campo de experimentación en nuestro país) la cúpula es 10 centímetros más alta que para el resto de los países de Europa. Además es mucho más envolvente por el diseño de su curvatura e intenta que lleguen menos turbulencias a la parte alta de nuestro casco para que tengamos una conducción más silenciosa. Con ello KYMCO ha mejorado las características de su scooter medio y una vez probada os podemos asegurar que lo ha logrado. En carretera abierta casi no notamos el efecto del aire ni en cabeza ni en nuestros hombros.

KYMCO Super Dink 125 y 350, prueba, datos técnicos y precio

La posición de nuestros piés es otra de las claves para ir cómodo en un scooter. Aquí se ha trabajado con dos superficies, si queremos llevar los pies hacia adelante apoyando el peso de nuestro cuerpo en nuestros lumbares (para ir en carretera abierta es la más cómoda) o bien con los pies en apoyados en el suelo del scooter (posición que usaremos más en conducción urbana o durante constantes maniobras). Detrás el pasajero también recibe nuevas estriberas, que se pueden retraer y que tienen una goma para filtrar las pocas vibraciones del motor. En anterior Super Dink los pies del pasajero iban en la misma plataforma del scooter, en una posición muy forzada. La plataforma del scooter también se ha recortado para facilitar los movimientos a baja velocidad o para echar nuestros pies a tierra. ¿Por qué no se penso en esto antes?

El asiento del KYMCO Super Dink 2017 tiene dos alturas. Con ello logramos un apoyo lumbar para el piloto y una posición algo más cómoda para el pasajero que se encontrará con espacio sobrado y confortable. Debajo el hueco sigue siendo otra de las grandes bazas del Super Dink, con capacidad para dos cascos integrales, o una mochila grande o bien para nuestra bolsa del gimnasio (es muy largo), si hablamos de potenciar las costumbres saludables. Para completar su capacidad de carga, delante tenemos una doble guantera con una toma USB que nos permitirá recargar nuestros dispositivos. El asiento tiene un amortiguador hidráulico para su apertura y una luz de cortesía LED con foto sensor… Detalles.

Dentro del hueco se ha modificado el acceso a la batería con una tapa que facilita mucho la tarea de ponerla en carga o sustituirla si fuese necesario. Antes había que desmontar el asiento.

En el apartado estético el frontal es lo que más nos llama la atención con un doble proyector rodeado de luces diurnas LED y los intermitentes separados. Detrás se han recolocado todos los elementos haciendo hincapié en que todo el grupo óptico sea más perceptible, por para la máxima de seguridad de “ver y ser vistos”. Los intermitentes delanteros son de LED, los traseros todavía llevan una bombilla convencional.

Chasis y suspensiones del KYMCO Super Dink

También es nuevo el chasis del KYMCO  Super Dink. Se trata de una estructura de tubos de acero con la que se ha perseguido ofrecer mejores niveles de estabilidad y rigidez. Ya la versión precedente pasaba este análisis con nota, con un buen compromiso entre la agilida urbana y la estabilidad en carretera abierta a pesar de ser un scooter medio. El chasis no transmite las vibraciones del motor a nuestras manos, en parte porque el motor vibra más bien poco. Las suspensiones son también exclusivas para el mercado español, con muelles y reglajes diferentes a los del resto de los países de Europa. Aquí se ha buscado algo más de dinamismo y un mejor trabajo con los neumáticos que también son exclusivos para nuestro mercado. Esto es algo que a KYMCO España le gusta destacar y que sucede también en otros scooter de su gama como el Agility City.

Prueba, valoraciones y precio del KYMCO Super Dink 2017

En las suspensiones delante nos encontramos una horquilla convencional con unos prácticos deflectores en sus botellas. Detrás una pareja de amortiguadores que se pueden regular sólo en precarga del muelle y que de origen vienen con la suficiente elasticidad como para que nuestra espalda no se resiente en largas tiradas. A ello también contribuye el apoyo lumbar y la rigidez de la espuma de su asiento.

El tarado de las suspensiones, más concretamente los hidráulicos, son diferentes entre el 125 y el 350. En la versión grande encontramos más firmeza y una mayor adaptación a un uso en carretera, tiene lógica por la diferencia de peso entre una y otra versión. 176 kg el 125 y 192 kg el 350. Esta diferncia de kilos radican en que el peso del motor 350 es mayor, y que el chasis está más reforzado en algunos puntos para poder dar más firmeza antes unas prestaciones superiores.

Los neumáticos, Kenda, también son exclusivos para el mercado español, más triangular. Las medidas son 120/80-14 delante y 150/70-13, detrás. Las llantas cobalto son exclusivas para el mercado español.

KYMCO ha optado por ABS de serie tanto en el Super Dink 125 como en el 350. Se trata de una unidad Bosch de última generación, de dos vías (ABS independiente en los dos trenes) y con pinza de tres pistones en el freno delantero y de dos pistones en el trasero. Hicimos mucho puerto de montaña con el 350 durante la jornada de pruebas y nos pareció progresivo y bastante resistente a la fatiga, a pesar de someterlos a un uso intensivo y algo alejado al tipo de utilización que tendrán en la "vida real". Nos gustó especialmente ver latiguillos de trenzado metálico en los circuitos hidráulicos de los frenos que nos dan un plus de resistencia a la fatiga y mejor tacto. Los discos son de tipo wave con elementos de 260 mm delante y de 240 mm detrás.

Autonomía y consumos  del KYMCO Super Dink

Los consumos anunciados por KYMCO son de nos 3,3 litros a los 100 en el caso del 125 y de 3,8 en el caso del 350. El depósito del combustible tiene capacidad para 12,5 litros lo que nos dará una autonomía de unos 378 kilómetros para el 125 y de 328 para el 350.

Ya tenemos en los concesionarios el nuevo KYMCO Super Dink con una gama de colores Blanca, Roja, Gris Mate y Negro Brillante. Una vez más KYMCO ha dado en el clavo con su scooter medio.

Detalles de la moto

Cuadro de instrumentos del KYMCO Super Dink

KYMCO ha sido muy conservadora con el diseño del cuadro de instrumentos del nuevo Super Dink. Encontramos una doble esfera con el velocímetro y con el cuenta revoluciones, y un display central con todo tipo de indicaciones, incluido el nivel del combustible y la emperatura del líquido refrigerante. De momento no encontramos la pantalla multifunción que estrenarán los futuros KYMCO como el People 2017 con el sistema Noodoe del fabricante taiwanés.

Hueco para el casco KYMCO Super Dink 2017

El Super Dink tiene un hueco en el que caben dos cascos integrales, o tu mochila con el ordenador o bien la bolsa del gimnasio. Estrena una luz de cortesía con un led y un sensor fotosensible en lugar del típico interruptor que se acativaba con la presión del asiento. También un amortiguador hidráulico, un detalle que nos permite mantener el asiento en posición vertical cuando sea necesario y hará que su funcionamiento sea más suave. Detalles que nos gustan mucho.

Tapon combustible del KYMCO Super Dink 2017

La boca de llenado del combustible se encuentra en el suelo del scooter, en la posición más adelantada. Tiene una caja que evitará que se manche el suelo si derramamos combustible durante su llenado. El tapón cuenta con llave y con una tapa que lo oculta. El depósito del combustible de este scooter está en una posición muy baja facilitando el centrado de masas y mejorando su estabilidad. El depósito tiene una capacidad de 12,5 litros.

Faro delantero del KYMCO Super Dink 2017

Una de las señas más claras de identidad del KYMCO Super Dinki 2017 es el cojunto de sus faros delanteros, con un diseño muy trabajado y efizaz a la hora de ver y de ser vistos. No están colocados en una posición muy rebajada lo que favorecerá que el resto de los conductores perciban pronto nuestra presencia, sobre todo por el contorno de LEDS que llevan los dos proyectores principales y que emiten una luz muy brillante. Los intermitentes se han llevado a los extremos del frontal y no se integran dentro de los proyectores principales para que no pierdan su efectividad.

Asiento y confort del KYMCO Super Dink 2017

El asiento en doble altura es generoso en superficie. El apoyo lumbar del piloto nos ayudará a mejorar nuestra posición al manilar. La plataforma tiene dos posiciones para los pies, con dos zonas diferenciadas para que conduzcamos en modo carretera abierta o en modo ciudad. Para los movimentos en parado o para echar el pie a tierra, la plataforma tiene un rebaje en sus laterales. Las estriberas para el pasasajero son escamotealbes y tienen una pieza de goma para su mayor confort.

Texto:

Juan M. Muñoz

Fotos:

KYMCO

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #91: ¡¡¡Las limitadas sin límites!!!

Comparamos dos de las más carismáticas naked homologadas para la licencia A2, disfrutamos del primer contacto con la versión 2019 del exitoso Honda PCX 125 y asistimos a la presentación de uno de los modelos más particulares de Rieju. Analizamos la implementación de una centralita de SBK a una Yamaha R1 y recordamos los tiempos gloriosos de las V-Twin en competición. Y no puede faltar un vistazo a lo más salvaje de Husqvarna y la segunda entrega del osado viaje hasta Mongolia… ¡en 125!