Husqvarna Vitpilen 701
Prueba Husqvarna Vitpilen 701: The New Retro Wave

Husqvarna presenta por fin su nueva Vitpilen 701, una moto compacta que revive conceptos retro bajo una línea estética moderna y que no dejará indiferente a nadie, es la "new retro wave" de las motos actuales y nosotros le hacemos una prueba a fondo.

Autor:
Álvaro Guardia
Foto:
Sebas Romero
Publicado el 28/03/2018
Husqvarna Vitpilen 701
Agilidad
Par motor
Diseño
Precio
Display

Husqvarna ha roto el mercado con su Vitpilen 701. Si, así lo ha hecho. Husqvarna ha introducido algo que no existe, y lo ha introducido bien. Husqvarna se ha sacado de las cadenas de construcción una “neo cafe racer” que abre un segmento muy inexplorado, y que los pocos avistamientos existentes no han conquistado el mercado.

La Husqvarna Vitpilen 701 a mi sí me ha conquistado, y seguro que muchos caerán en la misma conquista, pues Husqvarna ha conseguido algo que nadie había conseguido hasta ahora: sacar un producto final fiel al concept original.

¿Cuántas veces hemos visto un concept y después la moto de producción final nos ha decepcionado? Husqvarna lo ha conseguido, esta vez no te decepcionará, es igual pero con matrícula.

La Husqvarna Vitpilen 701 se ha desarrollado sobre la base de la KTM Duke 690, por lo que, aunque tenga las premisas estructurales de una café racer (semi-manillares, naked, faro redondo, colín corto etc..) una vez te subes, la posición de conducción es muy diferente a lo que imaginas. Por norma general, las café racer no son altas. La Husqvarna Vitpilen 701 es alta, porque la Duke 690 lo fue en su día. Pero en verdad, la Vitpilen 701 no es una café racer… una café racer es sinónimo de personalización, es el fruto de la mano del usuario y de horas de llave inglesa. La Husqvarna Vitpilen es una moto de producción de un segmento aún por conquistar y catalogar. Es un concept con matrícula. Es un diseño que o “te mola” o simplemente “no la ves”.

Para aquellos que no terminen de verla, quizá les ayude esto: suspensiones WP, frenos Brembo, latiguillos metálicos, embrague hidráulico, cambio semiautomático, motor con más par de la historia de los motores de 1 cilindro, ABS y Control de Tracción, faro LED ...etc. Así en frío ya hemos citado una serie de componentes que difícilmente vamos a encontrar en la mayoría de motos del mercado.

Pero, ¿Y cómo se traduce esto? Pues con un desgaste muy desparejado del neumático trasero frente al delantero: como quites el control de tracción vas a ir todo el rato con la rueda delantera en el aire. El motor de la Husqvarna Vitpilen 701 a priori puede no impresionarnos mucho con sus 75cv, pero no debemos olvidar que se trata de un monocilíndrico de 690cc y que empuja con más fuerza que a radio de un sordo.
Por lo que a partir de ahora vamos a dejar el controlcito de tracción en su sitio y vamos a centrarnos en el resto de aspectos.

Primeras impresiones

La Husqvarna Vitpilen 701 es como un “speeder”, es corta es estrecha es compacta, pero da la sensación de que vas a unos palmos del suelo. Esto, junto con su extremada agilidad, puede resultarte un poco nerviosa a la hora de encarar los giros. Sobre todo en virajes lentos o cerrados, donde se muestra un pelín sobreviradora. Sinceramente, con cerrar 3 o 4 pasos la velocidad del hidráulico delantero, solventamos este tacto “de flojera” en el tren delantero. Hay que recordar que ralentizando la horquilla, la hacemos más seca en terrenos rotos. El tarado que viene de serie es óptimo para todas las superficies, pero a nosotros nos gusta que tenga un ajuste un pelín más deportivo, así que gracias a que la horquilla es ajustable, puedes dejarla a tu gusto.

La Husqvarna Vitpilen 701 aunque lleve semimanillares, y esto le eché atrás a mucha gente, que no se precipiten en sacar conclusiones precoces, pues se trata de un semimanillar bastante ancho (muy en la línea de los modelos deportivos RC de KTM) y no muy bajo. Se puede circular perfectamente sin fatiga.

Tras una ruta de 4hr de curvas por la sierra es cuando ya empiezas a notar incómodo, pero hasta entonces la ergonomía está muy bien lograda.

La posición es idónea tanto para circular por la metrópoli como para escalar un puerto de montaña. Las estriberas están ligeramente atrás, y junto a un asiento más bien altito, la moto va siempre con el lomo erizado, pero los de Husqvarna han logrado ajustar esta radicalidad dentro de un margen operacional bastante cómodo.

En marcha

La Husqvarna Vitpilen 701 es prima de KTM, así que ya os podéis imaginar la dinámica que presenta en marcha: ágil, incisiva, y rígida. Esto último quizá no sea lo mejor para apoyos irregulares en curvas de alta velocidad, pero tampoco es su target, no es una RR de 1200cc. Por otro lado, este chasis tubular derivado de la Duke 690 va sacar a relucir su rigidez cuando quieras subir el ritmo y el terreno sea firme y listo. En un tramo de curvas medias y lentas, puede ser fácilmente más eficaz que una deportiva al uso como las entendemos hoy en día. Es ágil, es rápida, frena sin desarmarse, y acelera … bueno yo os voy a dar los datos de la ecuación, y el resultado de su aceleración lo sacáis vosotros: monocilíndrico de 690cc, 157kg y cambio semiautomático. ¿Os podéis imaginar lo que acelera no? pues eso, mejor no desconectes el control de tracción.

Hablando del cambio semiautomático de la Husqvarna Vitpilen 701: tras haber probado muchos, por lo general, la mayoría de cambios semi automáticos que permiten subir y bajar tienen unas limitaciones, me explico: para subir marcha siempre debes tener el gas abierto, si cierras gas, no te suelen dejar subir marcha. Y para bajar al contrario, debes cerrar gas para así poder reducir una marcha. Los ingenieros de Husqvarna han desarrollado un sistema con un sensor interno que permite subir y bajar “sin irte por la arbolada”. Esto es: se puede subir y bajar marcha tanto con el gas abierto como cerrado, en ambas operaciones. Quizá el tacto no sea el más suave ni fino, todo hay que decirlo, pero desde luego, es un avance frente al resto.

 

La Husqvarna Vitpilen 701 es mucho más que un trabajo de diseño, y es lo que te sorprende. Es como ver a un jugador de baloncesto profesional de baja estatura, o ver a un piloto de motos muy alto. Al principio tu prejuicio te limita a una opinión estética, pero debes probar la moto para poder descubrir su verdadero potencial.

http://www.moto1pro.com/sites/default/files/husqvarna_vitpilen_701_10.jpg

Sinceramente nos ha costado encontrar puntos negativos. Quizá los más exigentes señalen un cuadro display algo obsoleto, o te digan que se trata de una moto capricho que no tiene definición. Yo les digo que se suban, y que miren a la carretera en vez de al cuadro, que se van a estrellar. Esta moto es para disfrutarla, no para regocijarse en las tonterías del display.

http://www.moto1pro.com/sites/default/files/husqvarna_vitpilen_701_05.jpg

Aún así, para los más sibaritas, Husqvarna tiene una lista de accesorios muy interesante

http://www.moto1pro.com/sites/default/files/husqvarna_vitpilen_701_accesorios.jpg

El precio final de la Husqvarna Vitpilen 701 es de 10.215 euros, y ya está disponible en cualquier concesionario Husqvarna.

Detalles de la moto

El motor de la Husqvarna Vitpilen 701 deriva del de la KTM Duke 60, al que se le han aplicado mejoras en el refinamiento de inercias y vibraciones, logrando un empuje sin vibraciones. Además es el motor con más par que existe de 1 cilindro.

Genial adaptación tecnológica en la forma clásica de faro redondo. la Husqvarna Vitpilen 701 incorpora tecnología full LED tanto en luz de cruce como en larga, además de luz diurna.

Pinzas de anclaje radial Brembo sobre un solo disco de 320mm, suficiente para frenar los solo 157kg en vacio. Latiguillos metálicos y ABS se encargan de mejorar aún más si cabe la frenada.

Parte ciclo de suspesiones de la marca WP, completamente multiajustables. En este apartado difícilmente puede venir mejor equipada. Barras delanteras invertidas de 43mm y trasero de 135mm de recorrido.

Chasis multitubular de tipo Trellis, como buena prima hermana de KTM, chasis rígido y ligero.

Sin duda uno de los sellos de la moto y base identificativa del diseño. Con una carcasa exterior de plástico que nos esconde un depósito de aluminio de 12 litros, con una forma vanguardista que facilita la ergonomía en los virajes.

Otro de los aspectos relevantes de esta moto: unos buenos semimnillares como todos esperamos en una moto de estas facetas. Anchos para facilitar el contramanillar y sin llegar a ser excesivamente bajos, un diseño de mandos perfecto tanto para subir el rito o simplemente pasear.

Cambio semiautomático tanto en subida como en bajada de marcha, además no precisa cerrar el gas en la bajda ni abrirlo en la subida, permite engranar velocidades en cualquier posición de acelerador.

Texto:

Álvaro Guardia

Fotos:

Sebas Romero

Publicado el 28/03/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #91: ¡¡¡Las limitadas sin límites!!!

Comparamos dos de las más carismáticas naked homologadas para la licencia A2, disfrutamos del primer contacto con la versión 2019 del exitoso Honda PCX 125 y asistimos a la presentación de uno de los modelos más particulares de Rieju. Analizamos la implementación de una centralita de SBK a una Yamaha R1 y recordamos los tiempos gloriosos de las V-Twin en competición. Y no puede faltar un vistazo a lo más salvaje de Husqvarna y la segunda entrega del osado viaje hasta Mongolia… ¡en 125!