Moto Guzzi V9 Bobber
Prueba Moto Guzzi V9 Bobber: dark custom

Coincidiendo con su 95º aniversario, Moto Guzzi acaba de presentar su nueva V9 Bobber, una moto de media cilindrada con un nuevo motor de 853 cc que comparte con su hermana V9 Roamer, pero con un carácter más deportivo para disfrutar de las curvas bajo la influencia del lado más oscuro del estilo custom.

Autor:
Nacho Aróstegui
Foto:
Juan Olivares
Publicado el 13/04/2016
Moto Guzzi V9 Bobber
Frenos
Diseño
Peso
Protección aerodinámica
Asiento duro
Motor cerca de las piernas

Precio: 10.799 euros

Nos hemos acercado a Alicante para probar las nuevas Moto Guzzi V9 Roamer y Moto Guzzi V9 Bobber, dos motos custom de media cilindrada que nacen bajo el lema "Easy Cruiser" con la idea de completar la gama de la marca italiana, posicionándose en el lado moderno de las custom, deportivo en el caso de la Bobber y cruiser en el de la Roamer. Diferentes por carácter y estilo pero con una base común, responden a las necesidades de movilidad urbana con un diseño y calidad muy cuidados.

Aunque la Moto Guzzi V9 pueda recordar a la V7, no tienen nada que ver, es más, incluso el fabricante del chasis es diferente. Ambas versiones de la V9, comparten muchos aspectos que las hacen muy parecidas, como el nuevo motor bicilíndrico de 853 cc en V a 90ºsuspensión Kayabafrenos Brembo, transmisión por cardan y electrónica (ABS y MGTC). Además cuentan con el MG-MP (Moto Guzzi Media Platform), disponible de manera opcional. Se trata de una centralita que se conecta por bluetooth al smartphone para aumentar la información de la moto al usuario, como un nuevo cuadro de mandos, navegador, datos del recorrido, manual de usuario, etc). El motor está refrigerado por aire y han querido sacrificar el filtro de aceite a favor de la estética, de tal forma que han tenido que poner mucho esfuerzo en la cámara de lubricación. El cambio más significativo con respecto a la V7 es la cámara de combustión, que junto a nuevos pistones, cilindros y culata, consiguen una eficiencia suficiente para superar la normativa Euro 4. Y no solo han cuidado la eficiencia, además la fiabilidad ha mejorado, teniendo que hacer ahora el mantenimiento periódico cada 10.000 km. Tanto la V9 Roamer como la V9 Bobber tienen otros aspectos en común, como su facilidad de conducción, su ligereza y su alma auténtica que reside en ellas desde el mismo momento en el que comienza su construcción.

Sin embargo, aunque compartan muchos aspectos, si entramos en detalle podemos ver que tienen importantes diferencias entre ellas.

Moto Guzzi V9 Bobber

Para los amantes de las custom, el término `Bobber´les sonará, un tipo de motos con un estilo muy definido y que se identifican fácilmente por ser motos bajas, con asiento plano y manillar ancho. La V9 Bobber es esto y mucho más. Se sitúa como la custom deportiva de Moto Guzzi, siendo la primera Bobber de la marca de Mandello del Lario. Las Bobber nacieron en Estados Unidos, terminada la Segunda Guerra mundial, cuando los pilotos eliminaban todas las partes que realmente no servían para nada en una carrera, dejando lo básico. Siguiendo esta línea y con un aspecto negro mate, la V9 Bobber simboliza este concepto de simplicidad en sus formas.

Cuando llegué al concesionario la mirada se me fue directa a la Bobber, bien diferenciado de la Roamer a pesar de sus semejanzas. El color y los acabados mate del manillar y escapes llaman la atención y le dan ese toque oscuro y diferente de la V9. La rueda delantera ancha facilita la diferenciación con su hermana.

No aguanto más, me pongo las botas, el casco, los guantes y cómo no, la chupa de cuero. No voy a negar que no la llevaba preparada a sabiendas de la moto que iba a probar, pero es que esta moto no pide otra cosa que no sea cuero y´Rock an Roll´. Nos subimos a ella y arrancamos...

Moto Guzzi V9 Bobber

Marcando la diferencia

La postura de primeras es cómoda; el asiento bajo, el manillar ancho y las estriberas adelantadas hacen que el cuerpo vaya ligeramente echado hacia delante, ofreciendo una postura y aspecto deportivo. El propio estilo e idea de la moto te incita incluso a exagerarla. El hecho de llevar esta postura sobre ella ayuda a la agilidad en curva, puesto que cargas algo más de peso sobre el tren delantero que en la versión Roamer. También influye el hecho de llevar una rueda delantera ancha (130) con un perfil alto y una llanta de 16 pulgadas. Los cambios de dirección son rápidos y te incita a acelerar, tumbando y levantando la moto entre curva y curva, aunque con cuidado, puesto que no tardarás en rozar el suelo con las estriberas. A la hora de cambiar de marchas tendrás que tener cuidado con el motor, al estirar la pierna te encontrarás con él antes de lo esperado. A medida que avanzábamos en la ruta me iba haciendo a la postura y llega un punto que ni siquiera piensas en ello. El ruido al cambiar de marcha es peculiar. Sabrás que has cambiado al oir un `clonc´característico del cardan.

Gracias a un peso contenido, 199 kg en orden de marcha y unos buenos frenos (monodisco de 320 mm y pinza Brembo de 4 pistones), no resulta complicado detener la moto. Además el sistema ABS desarrollado por Continental funciona a la perfección, proporciionando un plus de seguridad que agradece este tipo de motos. Cuenta además con un control de tracción denominado MGTC (Moto Guzzi Traction Control), ajustable desde la piña izquierda con tan solo apretando un botón. Es ajustable en 3 posiciones: en el 0, con el control de tracción desconectado y mapa de potencia normal, en el 1, con el control de tracción conectado y mapa de potencia normal y en el 2, con el control de tracción conectado y mapa de potencia para lluvia. Solo en una ocasión pude comprobar cómo funcionaba y resulta un poco intrusivo o brusco, aunque con un par de 65 Nm a 5.500 rpm, quizá no sea tan malo que actúe pronto. Las suspensiones de doble amortiguador trasero  y horquilla convencional delante firmadas por KYB cumplen con su labor. Resultan algo blandas si estás acostumbrado a otro tipo de motos, pero es algo que agrdecerás en zonas bacheadas o badenes.

El lado oscuro de Italia

El nuevo bicilíndrico ofrece 55 cv, una potencia ideal para este tipo de motos. Yo no eché en falta más potencia, más que nada porque el aire a más de 100 km/h molesta, por lo que intentarás circular por carreteras lentas con curvas para llegar a tu destino. Eso supone desviarse o tardar más en llegar, pero lo agradecerás. Además en este nuevo modelo, Moto Guzzi ha incorporado una nueva relación de marchas, siendo la primera más larga y la sexta `overdrive´, ideal para disminuir el consumo. Para esto también se han centrado en el desarrollo del motor. Nueva culata, cilindros y pistones de aluminio consigues aprovechar todo el potencial del motor. Esto sumado al catalizador de tres vías, la doble sonda lambda y el desarrollo en general del motor, permiten cumplir a la Moto Guzzi V9 con la Normativa Euro 4. Otro de los detalles en los que ha trabajado Moto Guzzi ha sido el embrague, un monodisco en seco de 170 mm que transmite de manera efectiva todo el par del motor a las ruedas con un tacto muy suave disminuyendo el esfuerzo que hay que realizar sobre la maneta.

En definitiva, la V9 Bobber es capaz de sacar el lado oscuro y "malote" que llevas dentro, pero ofreciendo suavidad, comodidad, deportividad y estilo en una moto a la que no le falta detalle y con la que podrás disfrutar del día a día, vayas a trabajar, de ruta o a dar un paseo. Pero ojo, que no se te olvide la chaqueta de cuero y las gafas de sol.

La Moto Guzzi V9 Bobber está disponible en color negro y gris, ambos en acabado mate y con un vinilo simulando una bandera de carreras y contrastando con el color base. Además la marca pone a disposición del usuario una amplia gama de accesorios para personalizarla a tu gusto, algo para lo que están hechas este tipo de motos.

Detalles de la moto

Detalle motor V9 Bobber

El nuevo motor bicilíndrico en V a 90º de 853 cc diseñado exclusivamente para el modelo V9 de Moto Guzzi ofrece 55 cv, una potencia más que suficiente para poder disfrutar de esta moto custom. Con un par motor a bajas vueltas, no es necesario exprimir el motor para aprovechar su potencia y su lado oscuro.

Detalle ruedas V9 Bobber

Una de las características que la diferencia de su hermana, la V9 Roamer, es la rueda delantera, más ancha, con un perfil más alto y con una llanta más pequeña. Hace la moto más rápida enlazando curvas con un aspecto más deportivo y custom.

Detalle manillar V9 Bobber

El manillar de la V9 Bobber es plano y ancho, característico del estilo Bobber, lo que ofrece una postura en la moto deportiva y ligeramente inclinada hacia delante. De esta forma la postura encima de la moto da un aspecto más agresivo y acorde al estilo de esta moto.

Detalle cuadro V9 Bobber

Un reloj con la velocidad y una pantalla en la parte inferior le basta a Moto Guzzi para ofrecer la información necesario de la moto. Tenemos testigos de control de tracción, abs, alarma o luces. Con un botón en la piña izquierda podemos cambiar la información que queremos que aparezca en la pantalla, como odómetro, consumo medio de gasolina, hora, etc. Carece de indicador de revoluciones, algo que no echarás de menos.

Detalle electrónica V9 Bobber

La Moto Guzzi V9 cuenta con sistema de frenos ABS, Control de Tracción (MGTC) y el Moto Guzzi Media Platform (MG-MP). El ABS viene de serie y está firmado por Continental, ofreciendo una garantía de seguridad en ambos modelos. El control de tracción, ajustable desde la piña izquierda en 3 modos, ofrece un plus de seguridad, sobretodo en momentos donde el asfalto esté en peores condiciones. Por último, el MG-MP, pone a disposición del usuario una amplia información sobre la moto, además de la ya proporcionada por el cuadro. Destaca un segundo cuadro de instrumentos, navegador, ruta realizada, etc.

Detalle asiento V9 Bobber

Un asiento bajo y plano acorde a líneas de la moto. El cuero y bordado del asiento cuida los detalles de calidad habitual en Moto Guzzi. Con un menor acolchado, sacrifica la comodidad para ofrecer una imagen más deportiva.

Texto:

Nacho Aróstegui

Fotos:

Juan Olivares

Publicado el 13/04/2016

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #97: ¡Sin miedo al Brexit!

Asistimos a la presentación de la nueva Triumph Scrambler, una británica que nace para marcar un hito. Del Reino Unido es también otro nombre legendario; el de Norton Commando, que probamos a fondo en un número de claro saber inglés. La réplica japonesa la da uno de las modelos con más historia -la Honda Supe Cub- y el análisis del mercado y de la situación de la marca del máximo responsable de Kawasaki en nuestro país. Y como siempre, nuestras secciones de opinión e historia GG.PP.