sym_cruisym_300i
Prueba SYM Cruisym 300i: La cruiscooter total

La nueva SYM Cruisym 300i, el nuevo maxiscooter de SYM, que evoluciona del exitoso Joymax 300, y que viene plagado de mejoras, a nivel motor como funcionalidades externas.

Autor:
Álvaro Guardia
Foto:
Miguel Mendez
Publicado el 07/06/2018
sym_cruisym_300i
Comodidad
Agilidad
Hueco asiento
Roza caballete en inclinadas fuertes
Acabados

El nuevo SYM Cruisym 300i es el nuevo scooter de SYM que viene a reemplazar al exitoso Joymax 300, un scooter que lograba un equilibrio ideal entre un uso urbano y periférico. Ahora, el Cruisym 300i, sigue manteniendo ese equilibrio, solo que mejorado al máximo exponente.

Las principales mejoras del SYM Cruisym 300i vienen a nivel “internals” como se dice en el argot mecánico; esto es a las piezas internas del motor. Aunque el motor es una evolución del monocilíndrico de 270cc del Joymax, y la base es la misma, el resto de componentes han sido cambiados, esto es, cigüeñal, casquillos de bancada, bielas, casquillos de bielas, pistones, y tratamientos del bloque.

En detalle:

    - Cigüeñal nitrurado
    - Pistones con tratamiento cerámico
    - Bielas reforzadas
    - Casquillos antifricción
    - Culatas optimizadas
    - Empujadores de válvulas con recubrimiento anti fricción

Además, se ha logrado reducir el consumo, y minimizar el desgaste en el momento de arranque en frío.

El resto de novedades del SYM Cruisym 300i vienen a nivel exterior; un nuevo cuadro e instrumentación, una nueva óptica con tecnología Led diurna, y halógena de largo alcance, accionada por un nuevo sistema de recubrimiento. Nuevo asiento de dos alturas y hueco inferior para hasta dos cascos integrales.

Con todo esto y una dinámica mejorada, la nueva Cruisym 300i asienta su hegemonía en el ámbito urbano y en el periférico, siendo incluso apta para rutas de largo alcance.

sym_cruisym_300i_disponibilidad

Cómo va el SYM Cruisym 300i en marcha

El nuevo SYM Cruisym 300i te va sorprender en marcha, quizá no desde el punto prestacional, pues mantiene una potencia muy cercana a su antecesor, 27cv muy orgullosos de haber sobrevivido sin pérdidas a la Euro4, sino desde el punto de vista dinámico. Estamos ante un maxiscooter de rueda baja, y con capacidad de hasta dos cascos integrales bajo el hueco del asiento, y cuando te quieres dar cuenta, vas rozando el caballete en las curvas. Es muy muy ágil, mantiene la frenada sin desarmarse, con gran capacidad de mordiente, y para colmo es cómoda a rabiar.

El motor del SYM Cruisym 300i, si bien es la parte menos agraciada, mantiene una zona media muy contundente, con unos bajos algo laxos pero cómodos para el día a día, y una zona alta donde entrega el máximo de esos 27 cv. Para uso urbano va más que sobrada, y para uso periférico, autopista o carreteras secundarias llega al mínimo prestacional requerido.

La frenada del SYM Cruisym 300i es uno de los puntos que gratamente nos ha sorprendido, ya que en este tipo de motos, suele ser un componente algo inferior al nivel del motor, pero en este caso, nada más lejos, dispone de una mordiente inicial muy buena y que además no decae con el uso excesivo y calentamiento de los mismos.

El chasis del SYM Cruisym 300i es otra de las maravillas de esta Cruisym 300i, se trata de un tubular interno, que dispone de la flexibilidad suficiente para copiar todas las irregularidades y mantener el tipo en una carretera de curvas. Por supuesto, para ciudad o plano urbano va más que sobrada, y mantiene una agilidad exagerada para ser un scooter de tal cilindrada.

Las suspensiones del SYM Cruisym 300i realizan su cometido, algo blandas quizá, pero nada que no se pueda mejorar con un aceite más denso, con eso será suficiente.

A nivel accesorios, el SYM Cruisym 300i viene muy bien equipado, con un cuadro totalmente renovado, una óptica delantera mejorada y actualizada, y una ergonomía mejorada, con un asiento de conductor amplio, permitiendo sentarse a personas altas y bajas (como servidor) sin tener problema alguno en llegar al suelo. Mencionar también la existencia de una “guanterita” en la parte delantera derecha, donde hay espacio de sobra para una cartera, móvil o gafas de sol, y que que cuenta con una toma de corriente de 12v.

El nuevo SYM Cruisym 300i está disponible en blanco, rojo oscuro y negro, y su precio final es de 4.799 euros.

Conclusión, el SYM Cruisym 300i es el nuevo Joymax 270, pero con unos internals y una dinámica muy mejorada, con una capacidad para dos cascos integrales en el hueco del cofre, con tecnología óptica actualizada y una reducción del consumo de hasta 1L a los 100km respecto al modelo anterior.

Detalles de la moto

 sym_cruisym_cupula

La cúpula de serie mantiene una posición elevada, evitando viento y mosquitos, y permite una visibilidad nítida sin difracciones. No es ajustable.

Monocilíndrico de 27cv, portentoso en la zona baja de rpm y muy útil para el día a día.

cruisym_300i_asiento

Corrido de doble plaza y doble altura, con gran mullido.

 cruisym_300i_frenos

Corrido de doble plaza y doble altura, con gran mullido.

 cruisym_300i_asiento

ble asidero en la parte trasera para el acompañante

 cruisym_300i_dos_cascos_hueco_asiento

Hueco inferior del asiento maximizado y optimizado, logrando un espacio de hasta dos cascos integrales

 cruisym_300i_optica

Bifaro de tecnología LED diurna y luces de largo alcance halógenas, con sistema de alumbrado constante, activado y desactivado mediante un ocultador.

Texto:

Álvaro Guardia

Fotos:

Miguel Mendez

Publicado el 07/06/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #94: ¡El límite lo pones tú!

Nos ponemos en ruta con la Honda Goldwing más europea y más ligera de la historia del mítico modelo y descubrimos como son las nuevas Royal Enfield bicilíndricas. Comparamos tres modelos de otra saga de leyenda, la de las Kawasaki Z y charlamos con su máximo responsable sobre el presente y el futuro de Triumph. Probamos una superventas; la BMW R 1200 GS y repasamos las últimas novedades presentadas en los salones de Colonia, Y hablando de carreras, descubrimos que para Yamaha cualquier tiempo pasado no fue mejor...