Triumph Street Scrambler
Prueba Triumph Street Scrambler: Scrambler pura

Si hay una marca que no necesita explicar qué es el concepto scrambler es Triumph. Fiel a sus raíces renueva por completo su icónica moto para darle vida nueva y una capacidad dinámica inéditas hasta la fecha. Así es la nueva Street Scrambler.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 03/10/2017
Triumph Street Scrambler
Estética y acabados
Motor
Electrónica
Frenada
Capacidad off road limitada

A estas alturas de la película –que bien podría ser La Gran Evasión (1963)- creo que no hace falta explicar lo que es una moto scrambler. Sin embargo, sí que es interesante saber que para Triumph este concepto de moto dual ha sido clave desde sus comienzos. Ya en los años 60 gozaban de gran popularidad por su practicidad y desde entonces el icono scrambler ha ido vinculado a la casa de Hinckley de manera inseparable.

La nueva Street Scrambler es la última de la saga Bonneville en llegar y comparte muchos componentes con su hermana Street Twin lo que implica un cambio radical respecto al anterior modelo.

Triumph Street Scrambler

Para empezar monta un nuevo propulsor bicilíndrico de 900 cc, inyección electrónica y refrigeración líquida. Tiene la particularidad de entregar todo el par (80 Nm) a las 2.850 rpm, un 18% más que en la versión anterior, y a pesar de ser menos potente en cifras (55 cv), en medios resulta hasta un 22% más potente que el anterior modelo. Además la nueva Scrambler da la bienvenida a la electrónica con la incorporación de control de tracción, embrague antirrebote y acelerador electrónico.

El concepto sigue siendo el mismo: moto estilosa, hábil en el campo y certera en carretera con prestaciones suficientes para poder hacer escapadas. Ahora, además, tiene tecnología moderna que sin duda será bien recibida por los escépticos por su manera de actuar.

Esta Triumph Street Scrambler incorpora numerosísimos elementos propios que le dan esta personalidad. Desde el escape lateral 2-2, con sonido espectacular, hasta el manillar pasando por estriberas, pedal de freno, llanta de 19, neumáticos trail… entre muchos otros detalles  de serie y los más de 150 accesorios que propone la marca.

Triumph Street Scrambler

Reminiscencias McQueen

Inevitablemente cuando subes a la Street Scrambler no puedes evitar sentirte un poco Steve McQueen. El rey del cool te insufla estilo y ganas de dar gas como sólo él sabía. Es por eso que me veis en las fotos saltando como un gamo intentado emular la mítica escena de  The Great Scape. Ya lo hice con la anterior versión (ver número 2 de MOTO1PRO) y no iba a ser menos con esta… Porque es cierto que aunque no es una moto diseñada para el off road te permite ciertas licencias por el campo. Pistas y caminos sencillos son un hábitat en el que esta inglesa se siente a gusto.

Si vas a hacer off road te recomendamos adelantar la posición del manillar, que puede hacerse de manera sencilla. La postura de pie será mucho más natural. El escape lateral hace que tu pierna derecha vaya más abierta al ir erguido lo que dificulta que el pie aproveche toda la estribera, pero puedes adaptarte a pilotar así en unos minutos.  La moto se siente ágil y tanto en primera como en segunda podrás moverte con mucha soltura fuera del asfalto. Las nuevas suspensiones KYB trabajan correctamente cuando las exiges un poco y dan bastante confianza, dentro de una lógica. Es crucial que desactives el control de tracción -para ello la moto debe estar parada- y de este modo poder derrapar a tu gusto y aprovechar el empuje de su bicilíndrico. El ABS también es desconectable y si tienes buen nivel off road es recomendable. Sin embargo, si no eres muy ducho en la materia el ABS delantero no es muy intrusivo y te permite detener la moto con seguridad aún en grava y tierra seca sin que se alargue la frenada.

Triumph Street Scrambler

Dame carretera  y curvas

Si en campo tiene ciertas limitaciones hay que decir que en carretera sorprende muchísimo. Es una moto con una parte ciclo espectacularmente desarrollada por los hermanos López-Córdoba. El chasis de cuna de acero es prácticamente el mismo que el de las Thruxton, poco más hay que decir al respecto. Es una moto que mueves entre curva y curva con una precisión pasmosa y que incluso entrando y frenando fuerte en ellas ni se inmuta. También hay que alabar aquí el buen trabajo de las suspensiones  y de los neumáticos Metzeler Tourance que cumplen con su misión dual con nota.

El motor es muy aprovechable desde las 1.500 vueltas hasta las 5.000. Es aquí donde se nota su enorme par, muy superior en su entrega a la versión anterior. Parece una moto más potente y, si bien penaliza en la parte alta de las rpm, se disfruta mucho de la conducción. El acelerador electrónico es muy directo y tanto si peinas el gas como si abres con decisión leerá muy bien tus intenciones.

Triumph Street Scrambler

Sus cinco marchas están bien escalonadas y te permiten jugar con ellas en tramos de curvas con mucha precisión. Entran suaves y nunca se queda alguna a medio meter, cosa que sí nos ha sucedido con sus rivales de categoría. La conducción en medios es donde más cómoda se encuentra y donde le sacarás todo su potencial. Te sorprenderás rodando con ella muy alegre y tal vez sea el avisador de la estribera el que te diga “ya vale, baja el ritmo”.  Pero para llegar a ese punto hay que proponérselo y emplearse. Os lo aseguro.
En autopista te costará ir por encima de la velocidad legal. El viento se nota mucho, nada que no sepas al subirte en ella. La velocidad punta no es su punto fuerte, pero tampoco lo pretende.

En carretera lo único que penaliza es su freno delantero. Es suficiente pero echamos de menos algo más de carácter y mordida. En frenadas fuertes hay que apretar bien la maneta hasta hacer saltar el ABS, que es sin duda de los más efectivos y eficaces que hemos probado.  El consumo juega a su favor y aunque ha perdido litros en el tanque de combustible podemos superar los 250 km con un depósiti sin problema. El consumo medio de la prueba, y no fuimos “despasito”, fue de 4,2 litros, una cifra muy ajustada.

Triumph Street Scrambler

Es tu moto si…

Si te gustan las motos con estilo y personalizables. Si te pica el gusanillo de salir del asfalto sin grandes pretensiones. Si quieres una moto que te valga para el día a día y también para las escapadas. Si quieres una máquina fiable (4 años de garantía) y de mantenimiento contenido (revisiones cada 10.000 km) y, sobre todo, si te apetece disfrutar de montar en moto a un ritmo medio con una máquina que te va a dar lo que pides.

Detalles de la moto

Triumph Street Scrambler

Nuevo propulsor bicilíndrico de 900 cc, inyección electrónica y refrigeración líquida. Tiene la particularidad de entregar todo el par (80 Nm) a las 3.200 rpm, un 18% más que en la versión anterior, y a pesar de ser menos potente en cifras (55 cv), en medios resulta hasta un 22% más potente que la anterior T 100. Además cuenta con control de tracción, embrague antirrebote y acelerador electrónico.

Triumph Street Scrambler

Escape de estilo scrambler con salida en la parte alta. En acero inoxidable y acabado cepillado. El sonido es el más bonito de la saga Bonneville.

Triumph Street Scrambler

Con acelerador electrónico y control de tracción esta moto va un paso más allá. El TC es deconectable desde parado al igual que el ABS, detalle que ayuda a la conducción en campo.

Triumph Street Scrambler

Asiento de dos piezas con la parte trasera intercambiable por una parrilla. Es confortable y su poca altura al suelo permite llegar a todo tipo de usuarios.

Triumph Street Scrambler

Cómodo e intuitivo cuadro de instrumentos. El ordenador de a bordo se controla desde el manillar y ofrece mucha información como consumos, odómetro, hora y parciales. Buena visibilidad.

Triumph Street Scrambler

Es una moto que se distingue de sus hermana por sus accesorios y componentes:  amortiguadores traseros más largos, manillar más ancho, llanta delantera de 19 pulgadas, neumáticos Metzeler Tourance trail,  frenos mejorados, cubrecárter, estriberas del piloto off road, estriberas traseras desmontables, pedal de freno reforzado. Hay más de 150 accesorios disponibles.

Triumph Street Scrambler

Depósito de 12 litros con protectores de plástico a los lados.  La media de consumo supera por poco los 4 litros. Por lo que podemos recorrer más de 250 km sin repostar.

Motor

Tipo

2 cilindros paralelo. 900 cc.


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

55 CV a 6.000 rpm


Par Máximo

80 Nm a 2.850 rpm


Cambio

5 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Cuna de acero


Suspensiones

Horquilla KYB 41 mm 120 mm / Doble amortiguador, 120 mm


Frenos

Delantero

Disco delantero de 310 mm


Trasero

Disco trasero 255 mm


Medidas y pesos

Longitud

N.d.


Distancia entre ejes

1.446 mm


Altura del asiento

790 mm


Peso (lleno)

218 kg


Capacidad del depósito

12 l (inc. reserva)


Neumáticos

100/90 19 - 150/70 17


Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Javier Martínez

Ya está disponible el número 84 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #84: Triumph Tiger 1200

Probamos la nueva maxitrail de Triumph: Tiger 1200 XRt y XCa, y la Ducati Multistrada 950 “la pequeña” de la saga. Te contamos lo que supuso la llegada del motor Big Bang 500 2t al Mundial, entrevistamos a Manuel Casado, nuevo presidente de la RFME, y a Efraón Triana, la referencia en las preparaciones café racer. En off road salimos de dudas enfrentando las Husqvarna 2t y 4t de motocross ¿cuál es realmente más rápida?