Yamaha XSR900 Abarth
Prueba Yamaha XSR900 Abarth: Pasión Café Racer

El preparador italiano Abarth ha tomado como lienzo la Yamaha XSR900 y aquí tienes el resultado. Una moto radical, una Café Racer pura y de producción limitada de la que sólo unos pocos podrán presumir. Diseño y prestaciones para conseguir una moto exclusiva.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Yamaha
Publicado el 29/03/2017
Yamaha XSR900 Abarth
Motor
Frenada
Estética
Posición de conducción
Confort
La exclusividad tiene un precio

La Yamaha XSR900 Abarth es una moto diferente y exclusiva, una moto de esas de las que te gustará presumir, con la que te gustará lucirte y dejar ver el buen gusto que tienes cuando de elegir moto se trata. Para conocerla Yamaha nos convocó en Cerdeña, Italia, y allí la hemos podido poner a prueba por primera vez.

Yamaha y el prestigioso preparador italiano Abarth se han unido para conseguir un mismo objetivo: cumplir el sueño de los amantes de las café racer. Para ello han tomado como base la Yamaha XSR900 y gracias a unas cuentas modificaciones han creado un concepto totalmente diferente con el que ampliar la gama Sport Heritage de Yamaha y crear el máximo exponente de su filosofía Faster Sons.

Si la Yamaha XSR900 es una moto pensada para que sus dueños puedan preparar y modificar a su antojo para conseguir la máxima personalización, esta versión Abarth pone en bandeja una versión exquisita del café racer más puro. Tanto que la XSR900 Abarth se trata de una edición limitada de la que sólo 695 afortunados podrán disfrutar.

Yamaha XSR900 Abarth

Café 100% racer

Para convertir la XSR900 en una versión totalmente racer Abarth y Yamaha se han servido de elementos donde la calidad y el diseño son la principal preocupación. Como ves, esta versión Abarth cuenta con un carenado delantero, a modo de cúpula y careta, confeccionado en fibra de carbono. Las líneas son las mismas que en la Yamaha XJR 1300 Racer, donde el característico faro redondo de la XSR900 sigue manteniendo su protagonismo. Junto a ella se añade también un ligero guardabarros delantero de fibra de carbono, de corte deportivo, y un precioso colín también confeccionado en fibra de carbono de diseño muy racing. Junto al carenado frontal este colín hace cambiar por completo la estética de la XSR900 de serie, un colín que además podemos quitar si necesitamos darle utilidad al asiento del pasajero.

Además de la fibra de carbono hay un elemento fundamental que transforma por completo la XSR900 que conocíamos y que hace de esta versión Abarth una moto totalmente diferente: el manillar. Se trata de un manillar de tipo golondrina que deja nuestras manos en una posición especialmente baja, prácticamente a la misma altura que el asiento. Esto hace que la posición de conducción pase a ser prácticamente la de una moto deportiva y nuestro cuerpo se acople con la moto y su depósito para convertirnos en una sola cosa. Pero claro, como puedes imaginar su deportividad es inversamente proporcional a nuestro confort.

Otro elemento que es imposible pasar por alto y que termina por completar esta creación de Abarth es su sistema de escape Akrapovic, donde tanto colectores como silenciosos están realizados en titanio. Esto hace aligerar su peso y ganar un sonido con mucho más carácter.

Yamaha XSR900 Abarth

Una base perfecta

La Yamaha MT-09 es una moto excitante, la Yamaha XSR900 nos encandiló y esta Yamaha XSR900 Abarth cumple con nuestros sueños más café racer. ¿Y lo mejor? Que todas ellas comparten la misma base, una estructura perfecta para reinar entre las motos naked de aspiraciones deportivas.

El gran responsable es su motor, un tricilíndrico en línea con tecnología crossplane CP3 que es todo carácter y prestaciones. Es contundente desde el primer momento en el que giramos el acelerador y excitante conforme lo llevamos a la parte alta del cuentarrevoluciones. Es pura adrenalina. Sus 115 CV de potencia y los 87,5 Nm de par hacen de las suyas con sólo proponérselo. No son cifras incontrolables, ni mucho menos, pero sí muy directas si así se lo pedimos. Para facilitarnos las cosas Yamaha incorpora un D-Mode con el que podemos seleccionar entre 3 modos de motor: A, el más directo; B, el más conservador; y STD, que resulta perfecto para un uso diario de la moto. A esto hay que sumar la presencia de un efectivo control de tracción regulable entre dos niveles de intervención, A y B, según así lo requieran las circunstancias.

Chasis, suspensiones, frenos… toda la parte ciclo de la XSR900 Abarth cumple a la perfección con su cometido y consigue una respuesta precisa y estable en todo momento, con una frenada tan potente que nunca le pediríamos más. Al comportamiento de toda su parte ciclo es difícil ponerle pegas… a no ser que tu intención sea meterte en circuito con ella, claro.

Yamaha XSR900 Abarth

Café Racer incondicional

Cerdeña era un escenario idóneo para presentar este nuevo modelo y hasta allí fuimos para probar en primicia la nueva café racer de Yamaha.

Su estética es radical y es imposible pasar junto a ella sin acercarse a tocar sus acabados, sentarse y poner las manos en sus puños. La primera sensación es de moto racing, por lo que la jornada de pruebas prometía ser excitante. Su cúpula, el colín, el escape Akrapovic… un conjunto de detalles que la convierten en una de esas motos que pondrías en el salón de casa para verla cada día al pasar. Junto a ella, además, Abarth había traído varios de sus coches para que pudiéramos apreciar hasta dónde llega el nivel de preparación en sus modelos de cuatro ruedas.

Nos enfundamos la chaqueta, cogemos el caso y nos subimos en nuestra moto. No nos podemos sentir más café racer en este momento. Alargamos las manos hasta llegar a su manillar, arrancamos, primera y a rodar. La posición de conducción es deportiva, muy deportiva. Las manos quedan bajísimas y eso hace que nuestra conducción se adapte a la de una moto deportiva, moviendo el cuerpo encima de la moto en cada curva ya que desde el primer momento moto y piloto son una sola cosa. La estética de esta Abarth se contagia, nos sentimos rebeldes, y las prestaciones de la XSR900 le vienen que ni pintadas cuando de deportividad se trata. Frente a nosotros nos esperaba una reviradísima carretera de curvas donde poner a prueba las cualidades dinámicas de la moto. Las curvas pasan, el tiempo sobre la moto también y nuestros brazos empiezan a acusar cierta fatiga por el peso que reciben. Sí, lo sabemos, nunca deberíamos haber dejado el gimnasio… el acero de nuestros brazos hace tiempo que dejó paso a la mantequilla, pero es en las curvas más abiertas donde mejor podemos sacarle partido a su manillar y las más cerradas las que más nos pasan factura. La posición de conducción de la Abarth es radical, perfecta por ejemplo para rodar en circuito, pero oye, deportividad y confort jamás han ido de la mano y no iba a ser este caso la excepción.

Yamaha XSR900 Abarth

Yamaha XSR900 Abarth: Precio de 13.199€

Conforme nos acostumbramos a las exigencias de su conducción empezamos a sacarle todo su jugo a esta XSR900 Abarth. El motor es una delicia, todo su ciclo efectivo y preciso y el sonido del Akrapovic, sin ser para nada estridente, nos recuerda en cada momento sobre qué moto nos encontramos. La XSR900 Abarth es una moto exclusiva, ten en cuenta que su Akrapovic ronda sin problemas los 1.500€, y si a esto le sumamos los componentes realizados en fibra de carbono pronto tenemos su precio justificado. Si además tenemos en cuenta que se trata de una versión de únicamente 695 unidades… lo tenemos claro, la exclusividad tiene su precio, concretamente 13.199€

Eso sí, por si te parece poca exclusividad para tí, Yamaha ha preparado una gama de accesorios con los que completar tu Abarth, donde encontrarás unos cartuchos de horquilla Öhlins Nix 30, un amortiguador Öhlins STX46, un kit de estriberas, retrovisores como prolongación de los puños... aquí, el límite lo pones tú.

Detalles de la moto

Yamaha XSR900 Abarth

El mismo motor de la Yamaha MT-09 y la Yamaha XSR900 estándar, es decir, una maravilla. Tres cilindros en línea de diseño crossplane CP3, lleno de par (87,5 Nm) y potencia (115 CV). Es posiblemente uno de los mejores motores en su segmento, con tres modos de potencia, embrague asistido antirrebote y control de tracción.

Yamaha XSR900 Abarth

Dos discos de 298 mm y dos robustas pinzas radiales son los responsables de la potente frenada de la XSR900 Abarth. Detrás, uno de 245 mm hace lo propio. Un equipo que ofrece un resultado excelente para una Café Racer de espíritu deportivo como la Abarth.

Yamaha XSR900 Abarth

El carenado delantero de la XSR900 Abarth es el elemento que le confiere su carácter Café Racer. Una careta confeccionada en fibra de carbono, minimalista y que enmarca su característico faro redondo. Mucho más estética que práctica pero que también nos deriva el viento en posición deportiva.

Yamaha XSR900 Abarth

El colín que cubre el asiento del pasajero está confeccionado en fibra de carbono y otorga a la Abarth una estética espectacular y deportiva, donde el piloto trasero redondo se integra a la perfección. El colín lo podemos quitar si vamos con pasajero.

Yamaha XSR900 Abarth

La XSR900 Abarth se trata de una edición limitada a 695 unidades. Una placa de aluminio colocada en el frontal del chasis identifica cada unidad.

Yamaha XSR900 Abarth

Compacto y completamente digital, tenemos toda la información en un reducido espacio donde encontramos revoluciones, velocidad, modo del motor, control de tracción, hora, parciales, nivel de combustible… todo rodeado de diferentes chivatos luminosos.

Yamaha XSR900 Abarth

Es una de las principales características de la XSR900 Abarth. Deja las manos muy abajo, prácticamente a la misma altura que el asiento. Esto nos permite una posición de conducción muy deportiva y radical, dejándonos perfectamente acoplados a la moto. Eso sí, el peso y esfuerzo que recae en los brazos es el precio que hay que pagar por su exclusividad.

Yamaha XSR900 Abarth

Se sustituye el escape de serie de la XSR900 por un sistema de escape completo obra de Akrapovic. Un 3 en 1, con colectores y un doble silencioso todo en titanio, que reduce el peso y llena de carácter el sonido de esta Abarth.

Motor

Tipo

3 cilindros en línea, 4T, 847 cc.


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

115 CV a 10.000 rpm


Par Máximo

87,5 Nm a 8.500 rpm


Cambio

6 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Diamante


Suspensiones

Horquilla telescópica. 137 mm recorrido // Brazo oscilante tipo eslabón. 130 mm recorrido.


Frenos

Delantero

Doble disco 298 mm. Pinzas radiales.


Trasero

Disco 245 mm


Medidas y pesos

Longitud

2.075 mm


Distancia entre ejes

1.440 mm


Altura del asiento

830 mm


Peso (lleno)

195 kg


Capacidad del depósito

14 litros


Neumáticos

120/70 ZR17M/C (58W) // 180/55 ZR17M/C (73W)


Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Yamaha

Ya está disponible el número 82 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #82: Sueños de juventud

Probamos las dos naked más cañeras de 125: KTM Duke y Aprilia Tuono, el nuevo Suzuki Burgman 400 y el pequeño Peugeot Belville 125. Sometemos a examen los nuevo Bridgestone Battlax R11, viajamos por los Pirineos en KTM 1290 Super Duke GT y nos apuntamos al Rally de Clásicas de las 5.000 curvas del MC Pistón. Repasamos la historia del Dr. Costa y la clínica mobile y en off road probamos la nueva Fantic TZ 125 Competizione.