Suzuki Inazuma 250
Suzuki Inazuma 250: Perfecta para el A2

La Suzuki Inazuma 250 es una de esas motos ideales para el día a día que puedes conducir con tu carné A2. Bien sea sea porque estás empezando en esto de las motos o simplemente porque necesitas una moto que no gaste, que no implique un gran desembolso y con la que puedas hacer de todo un poco, esta Inazuma te convencerá.

Autor:
Roberto Ruiz Amigo
Foto:
Joan Carles Orengo
Publicado el 17/02/2016
Suzuki Inazuma 250
Suavidad
Confort
Consumos
Tren delantero
Protección
Prestaciones

En un momento como el actual motos como la Suzuki Inazuma 250 son necesarias. El mercado de las dos ruedas necesita con urgencia un balón de oxígeno para coger aire y volver a recuperar las ganas de tener moto. Motos claras para el A2, como la Suzuki Inazuma 250 marcan el camino más lógico a seguir... Gracias a una mecánica sencilla pero fiable, que no le impide presumir de un motor de refrigeración líquida, y un precio muy ajustado de 3.899 euros.

Una Suzuki Inazuma 250 para todos

La Inazuma 250 es el primer modelo que Suzuki ha decidido fabricar en China, por supuesto bajo una rigurosa y exhaustiva supervisión japonesa, pero con costes de producción que sólo el país de la Gran Muralla es capaz de ofrecer hoy en día.

Suzuki no busca una moto que sólo algunos se puedan permitir, sino más bien todo lo contrario, una moto orientada a un amplio segmento de clientes, desde el que se sube a una moto por primera vez, hasta el experto que mira por su bolsillo. Por eso la Inazuma tiene que ser una moto que satisfaga a todos, teniendo muy en cuenta además al público femenino.

Suzuki Inazuma 250

Por dentro y por fuera

Como última en llegar a la familia Suzuki, la Inazuma 250 se inspira en sus hermanas mayores a la hora de dar forma a sus líneas. Por lo que, qué mejor que la espectacular B-King 1300 para tomar ejemplo. Un faro con mucha personalidad y unos intermitentes delanteros integrados a los lados del depósito y la Inazuma no necesita más para convertirse en una B-King a escala. Eso, y la doble salida de su escape, uno por cada lado, aunque mucho más proporcionado en el caso de la “dos y medio”.

Para propulsar la Suzuki Inazuma, esta moto del A2 se sirve de un nuevo bicilíndrico en paralelo de 248 cc y refrigeración líquida, lo que la pone por encima de muchas rivales de corte económico, y alimentado por inyección electrónica. 24 CV y 22 Nm son sus cifras, suficientes para su público objetivo . Suzuki ha cuidado además la entrega en bajos y medios sirviéndose de carreras largas de 55,2 mm, con orificios en la parte baja de los cilindros para compensar presiones como hacen algunas motos mayores.

El bastidor de la Suzuki Inazuma es un simple cuna desdoblado de acero, sencillo, con suspensiones Kayaba delante y detrás, siendo el monoamortiguador regulable en 7 posiciones de precarga desde debajo del asiento. Los frenos los firma Nissin, con una pinza delantera de dos pistones y un disco de 290 mm, y una simple detrás con disco de 240. De momento Suzuki lanzará la Inazuma sin ABS, pero seguro que será cuestión de tiempo para que veamos una versión con ese extra de seguridad.

Un recurso interesante lo encontramos en su cuadro de instrumentos. Como puedes ver en los detalles no le falta de nada, pero llama especialmente la atención un testigo de modo de conducción. Este indicador lo podemos ajustar en dos posiciones, Normal y Eco, y con ello conseguiremos que un chivato blanco nos avise de cuándo es más interesante cambiar de marcha para conseguir un máximo ahorro de combustible, de ahí que en la opción ECO a partir de 4.500 rpm comience a parpadear.

Ponemos a prueba la Suzuki Inazuma 250

Para la primera toma de contacto con la Inazuma 250, Suzuki nos citó en la Costa del Sol española con la esperanza de que la zona hiciera honor a su nombre, pero mira tú por donde terminamos comprobando el comportamiento de la Inazuma bajo la lluvia.

A los mandos de la Inazuma todo es cómodo y blandito, todos sus mandos están donde deben y la posición de conducción es tremendamente natural, perfecta para el día a día. Cuando damos gas la suavidad de su motor lo inunda todo y las vibraciones brillan por su ausencia. La respuesta es buena, con mucha decisión especialmente a bajo y medio régimen, con una sexta marcha muy larga que te permite pasar de sobra las velocidades máximas permitidas de cualquier carretera española.

Chasis y suspensiones transmiten nobleza y seguridad, la parte ciclo está a la altura de las prestaciones del motor, así como el equipo de frenos. Las curvas se trazan con decisión, con mucho aplomo, aunque quizá con demasiado cuando buscamos giros rápidos ya que ahí la dirección la notamos ligeramente pesada, pero nada que nos impida disfrutar de su conducción.

Es en autovía cuando te pones a ritmo rápido cuando descubres que la protección aerodinámica no va con la Inazuma, pero también es verdad que gracias a su velocidad punta, a no ser que sea por huir del frío, casi no echarás de menos mayor protección.

Como rivales directas de la Suzuki Inazuma 250, encontramos la Kawasaki Ninja 300. Se trata de otro concepto, con algo más de cilindrada, de corte completamente deportivo y muchos más euros. Un paso más allá para los que buscan sensaciones, prestaciones y donde el confort queda en un segundo plano. También podría hacer dudar la KTM Duke 200, con algunos centímetros cúbicos por debajo se encuentra la KTM Duke 200. De corte urbano y juvenil, con un diseño agresivo y muy KTM. Prestaciones similares pero con un monocilíndrico como propulsor.

Detalles de la moto

Cuadro de instrumentos de la Suzuki Inazuma 250

Cuadro de instrumentos de la Suzuki Inazuma 250, muy completo combinando información analógica y digital.

Suzuki ha buscado en la Inazuma 250 una moto polivalente, práctica y de bajo consumo.

Grupo óptico trasero de la Suzuki Inazuma 250

Grupo óptico trasero de la Suzuki Inazuma 250.

La Suzuki Inazuma 250 monta frenos de disco en las dos ruedas.

Motor de la Suzuki Inazuma 250

De bajo consumo y con unas prestaciones contenidas, el motor de la Suzuki Inazuma 250 es sencillo de mantener y suave de conducir.

Texto:

Roberto Ruiz Amigo

Fotos:

Joan Carles Orengo

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #91: ¡¡¡Las limitadas sin límites!!!

Comparamos dos de las más carismáticas naked homologadas para la licencia A2, disfrutamos del primer contacto con la versión 2019 del exitoso Honda PCX 125 y asistimos a la presentación de uno de los modelos más particulares de Rieju. Analizamos la implementación de una centralita de SBK a una Yamaha R1 y recordamos los tiempos gloriosos de las V-Twin en competición. Y no puede faltar un vistazo a lo más salvaje de Husqvarna y la segunda entrega del osado viaje hasta Mongolia… ¡en 125!