Yamaha MT-09 Tracer: Devoradora

Una moto con dos caras, la rutera y polivalente y la agresiva cargada de adrenalina. Así es la MT-09 Tracer, la nueva tricilíndrica de Yamaha. Una devoradora de curvas, kilómetros y sensaciones.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Yamaha
Publicado el 06/05/2015

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Comportamiento
Ligereza

ASPECTOS NEGATIVOS

Protección touring
Mullido asiento

Contábamos los días. Desde el momento en el que conocimos y probamos la Yamaha MT-09 ha sido imposible quitarse de la cabeza la posibilidad de nuevos usos para ese nuevo motor tricilíndrico que tanto nos había gustado.

Se nos antojaba una trail asfáltica, una moto del corte de la mítica Yamaha TDM, algo así, y… ¡ale hop! Aquí está la Yamaha MT-09 Tracer, una moto que se había convertido en todo un secreto a voces, a voces muy altas de hecho cuando se filtraron algunas fotos de la marca antes de la presentación oficial en el Salón de Milán EICMA 2014. E igual que se nos antojaba esta Tracer también se nos antojaba una supersport animada por este motor tricilíndrico… ¿Volverá Yamaha a cumplir nuestros sueños en el futuro?

Llegó el día, Yamaha presentaba su nueva MT-09 Tracer a la prensa internacional en Antequera, Málaga, y allí estábamos nosotros para conocerla de primera mano, probarla y sacar nuestras primeras conclusiones. Era mucha la expectación, sabíamos que la Tracer es un modelo que puede levantar pasiones en nuestro mercado, con una combinación explosiva resultado de sus prestaciones, su comportamiento y su estética. ¿Estaría la Tracer al nivel de nuestras expectativas? Cogemos nuestra llave, arrancamos nuestra moto y… ¡comenzamos!

Master of Torque

No lo olvidemos, ese es el significado de la saga MT, motos de alto par motor, mucho carácter y una patada especialmente contundente a cualquier régimen. Es lo que sabíamos que encontraríamos en la Tracer y es efectivamente lo que encontramos, el virtuoso tricilíndrico de Yamaha es una apuesta segura, y si conseguía convertir una naked en una moto de especial carácter haría lo propio con esta sport touring. Pero como esto era algo que ya conocíamos, empecemos con todo lo demás que no conocíamos y que hace de esta Tracer una moto diferente a su hermana MT-09 estándar.

La MT-09 crece para convertirse en esta Tracer, sube el asiento, sube el manillar y sube la posición de conducción para estar más erguidos. El manillar además de más alto es también más ancho, 45 mm, y además es ajustable en 10 mm longitudinalmente, es decir, más cerca o más lejos del piloto. Si el asiento de la MT-09 está a 815 mm de altura el de la Tracer está a 845 u 860 mm, ya que es regulable en dos posiciones de altura. Si se desea existe un kit para rebajar la altura del asiento a 815 mm que consiste en un asiento más bajo y un ajuste en la suspensión trasera. El asiento es más largo, más ancho y más mullido que en la versión naked, tanto para piloto como para acompañante, de manera que se acentúa así su carácter touring. Pero, incluso así, no es un asiento que brille por su confort cuando te plantas sobre él por primera vez, aunque sí es verdad que una jornada de más de 260 km no nos pasó factura.

La Tracer monta un nuevo carenado más protector, ahora la protección aerodinámica es importante para poder aguantar ritmos altos en carretera abierta durante largas distancias, y por tanto se apuesta por una pantalla regulable a mano y sin herramientas en tres alturas, con una variación de 30 mm de arriba abajo. Además, se incluyen deflectores cubre puños para proteger las manos del frío.

¿Más características propias? Pues desde el cuadro de instrumentos multifunción heredado de la Super Ténéré hasta el nuevo depósito de 18 litros, 4 más que en la estándar, pasando por las asas del pasajero, los soportes integrados para las maletas laterales opcionales, el nuevo frontal con ópticas LED, el caballete central de serie… vamos, unas cuantas cosas. Además, aunque el chasis sigue siendo el mismo, compacto y ligero de aluminio, en este caso el subchasis ha sido alargado y reforzado para recibir mejor a un pasajero más frecuente y el equipaje.

Motor CP3 y nuevo control de tracción

¿Cómo es el motor de la Tracer? Un portento de media cilindrada, ahora además algo más agradable que en su versión anterior. Tres cilindros con una capacidad de 849 cc, anclados a 120º, y con unas prestaciones de 115 CV a 10.000 vueltas y un elevado par de 87,5 Nm a 8.500. Como antes, cuenta con acelerador electrónico y con un sistema D-MODE actualizado que sigue permitiendo elegir entre tres entregas del motor (A, B y STD) pero de manera afinada que enseguida te contaremos.

Mucha patada, un sonido embriagador y un carácter innegable. Esto ya lo sabíamos y lo recodábamos bien de la MT-09 estándar, pero en la Tracer se incluye un elemento totalmente nuevo: el control de tracción (TCS). Una ayuda que no viene mal para disfrutar de este motor sin miedo a que nos pasemos girando la muñeca cuando no debemos. Sobre todo en firmes de poco agarre, como el de algunas carreteras por las que pasamos, y cuando el control pasa a cortar la inyección y a retrasar la ignición para recuperar la adherencia. Muy efectivo y, como decimos, de gran ayuda en según qué carreteras. Un control que además puede ser desconectado si se desea, pero no regulado en diferentes niveles de sensibilidad.

Pero ¿Y cómo va la nueva MT-09 Tracer de Yamaha?

Ya está bien de dar vueltas y de hablar sobre las características de la Tracer, todo eso está muy bien, pero a la hora de la verdad… ¿Cómo va esta nueva Tracer? La combinación de un motor potente y compacto, un chasis ligero, una parte ciclo puesta a punto y una posición de conducción cómoda pero que te permite plantarte al ataque al instante sólo tiene un resultado: diversión.

El equipo de frenos es el mismo que monta la MT-09 estándar, con la diferencia de que en este caso el ABS es de serie, pero no desconectable. Las suspensiones también son las mismas, en este caso se ha revisado el tarado para conseguir un sustento un poco más firme, por lo que ahora se han endurecido ligeramente, especialmente al comienzo de su recorrido. El resultado es un comportamiento preciso y rápido, con cambios de dirección sencillos gracias también a lo fácil que resulta hacer palanca con su ancho manillar. Pasamos por carreteras buenas y no tan buenas, con baches y asfalto roto donde en ningún momento notamos un exceso de dureza y falta de confort, por lo que podemos decir que el ciclo mantuvo la compostura en todo momento, incluso en conducción más agresiva y apuradas de frenadas más fuertes.

El motor te deja jugar mucho, pasártelo bien con la Tracer es cosa de niños. En tramos de curvas puedes moverte entre 2ª y 3ª u olvidarte directamente de cambiar, ya que en 2ª estiras todo lo que necesitas en las zonas reviradas y en 3ª el par es tal que te casa de cualquier apuro, sin necesidad de bajar de marcha. Eso sí, al salir en 2ª de una curva y abrir gas con decisión pueden pasar dos cosas: si el asfalto es bueno, que salgas como un cohete; y si el asfalto es malo que la rueda trasera pierda tracción fácilmente por el empuje del motor y entre en acción el control de tracción, y el resultado vuelva a ser salir como un cohete aunque un poco más tarde.

De momento no hemos podido comprobar la capacidad realmente rutera de la nueva Tracer, tendremos que esperar a tenerla en nuestras manos de nuevo para recorrer muchos muchos kilómetros con ella, pero los tramos de rectas largas durante la presentación ya nos pudieron dar una idea. Como decimos, el asiento de primeras no parece ser tan cómodo como podríamos esperar, aunque es cierto que tras más de 260 km no lo acusamos demasiado. Por otro lado, la protección aerodinámica depende un poco de tu tamaño ya que es justita. No es mala, pero sí es verdad que la pantalla es estrecha y deja pasar bastante aire si lo que quieres es circular a ritmo rápido durante mucho tiempo. Si quieres más Yamaha ofrece una pantalla mucho mayor (pero mucho mucho mayor) en su catálogo de accesorios originales. Eso sí, el nuevo depósito de 18 litros se agradece, así la autonomía no es un problema para recorrer 300 km o más sin repostar.

¿Cuánto cuesta todo esto? Exactamente 9.799€, lo que son 1.200€ más que la Yamaha MT-09 ABS, algo que no está nada mal si tenemos en cuenta su equipamiento touring (carenado, pantalla, asiento…) y su nuevo control de tracción. Sin duda, la Tracer es una devoradora que llega dispuesta a comerse el mercado.

Detalles de la moto

Yamaha MT-09 Tracer

El motor tricilíndrico de 847 cc, 115 CV y 87,5 Nm de par que ya conocíamos de la MT-09 y que tanto nos gusta. Ofrece 3 modos de entrega de motor, STD, A y B, donde el STD es el término medio entre un A más directo y un B más gentil. Las entregas se han afinado para conseguir un tacto más agradable y menos brusco que en la primera MT-09. Muchos bajos, buena patada y un par muy alegre.

La Tracer monta el cuadro de instrumentos de la Yamaha Super Ténéré 1200 y eso es una gran noticia. Una instrumentación amplia y generosa, totalmente digital sí, pero muy clara y completa. Un buen ordenador de a bordo, mucha información y dispuesta con claridad, desde donde se controlan también los modos de motor.

Yamaha MT-09 Tracer

Sin modificaciones respecto a la MT-09 estándar, salvo que en este caso el ABS es de serie. Dos discos delanteros de 298 mm mordidos por pinzas radiales de 4 pistones y uno trasero de 245 mm. Buen mordiente delante y un ABS que salta pronto detrás si el firme no ofrece un buen agarre.

Yamaha MT-09 Tracer

Las suspensiones de la Tracer son las mismas que las de la MT-09 pero se ha trabajado sobre sus reglajes para ofrecer un tarado más duro y firme, sobre todo en el comienzo de su recorrido. Horquilla invertida delante y amortiguador trasero casi horizontal detrás, ambos regulables a tu gusto y necesidades.

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Yamaha

Publicado el 06/05/2015

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #98: ¡Escucha la llamada de la aventura!

En un número cargado de novedades hemos asistido a las presentaciones de la Honda CBR 650 R y CB 650 R, la viajera Kawasaki Versys 1000, la agresiva KTM 690 SMC-R, la retro Triumph Speed Twin y la sorprendente Zontes T310. Hablamos con el máximo responsable de Peugeot en nuestro país y analizamos el cómo y el porqué parece estar saliendo Yamaha de su crisis en MotoGP. Además de nuestras habituales secciones, un comparativo entre las reinas del MX y un viaje muy especial en busca de los mejores castillos castellano-leoneses.