Alicia Sornosa
Alicia Sornosa "Viajar debería ser asignatura obligatoria"

No hacen falta presentaciones. Alicia Sornosa se ha convertido en tan sólo cinco años en un icono de los viajes en moto. No sólo por ser la primera mujer española en dar la vuelta al mundo, sino por hacer de las dos ruedas su estilo de vida. Ahora presenta su primer libro.

Autor:
Moto1pro
Foto:
Archivo
Publicado el 25/04/2017
Alicia Sornosa

Charlamos con Alicia Sornosa, la viajera en moto por excelencia. Una periodista de motor reconvertida en aventurera por necesidad y que ahora ha hecho de las dos ruedas su estilo de vida. Alicia es reconocida a nivel internacional por sus gestas  y además ese ha convertido en embajadora por méritos propios de Ducati Scrambler. Acaba de lanzar su primera novela y nos ha querido visitar para contarnos de primera mano lo que han sido estos locos últimos años y hacia dónde se encamina su futuro. 


Pregunta obligada… ¿Qué te llevó a dar la vuelta al mundo?

La crisis periodística fue un factor fundamental. Yo siempre he sido colaboradora y lógicamente con la que estaba cayendo se empezó a prescindir de figuras externas. Justo me propusieron acompañar a un  viajero para ayudarle con la comunicación, grabación y montaje de vídeos y no lo dudé. La vuelta al mundo estaba ante mis ojos.

Esto fue en…

En septiembre de 2011 comenzó la aventura


Y se alargó hasta…

Realmente no ha acabado, pero podemos decir que la primera vuelta al mundo acabó en Nueva York en 2012. Aunque luego bajé hasta Usuaia. En 2014volví a Sudamérica recorriendo Bolivia, Perú Argentina y Chile. Al año siguiente cambié a Asia llegando de Japón a Madrid en una ruta preciosa llamada los Héroes del Gobi. Y el año pasado me centré en India y Nepal…


Hemos llegado a la actualidad, ¿qué tienes planeado este año?

Me gustaría recorrer Azores y Etiopía. Y seguro que volveré a India con Royal Enfield a probar durante 15 días su nueva Himalayan. Eso y algún viaje organizado para motoristas.


Imagino que siempre con tu inseparable Scrambler… ¿Por qué pasaste de BMW a Ducati?

Como sabes empecé viajando con BMW. Una moto que era mía y que me permitió recorrer buena parte del mundo..BMW me daba cierto soporte técnico pero durante mis viajes siempre Ducati me estaba “tirando los trastos”. Después de muchos km con mi F650GS me di cuenta de que todo lo que podía hacer ya estaba hecho. En un viaje a Australia donde la  BMW venía en barco Ducati puso a mi disposición una Monster y empezamos a tener más relación hasta el lanzamiento de la Scrambler  El día que la cogí por primera vez me di cuenta de que sabía conducir mejor de lo que pensaba. Ahora me atrevo a pasar por sitios donde antes ni imaginaba. Con Ducati volví a las raíces del motociclismo, al viento en la cara y al poco equipaje.


También llegarás a otro público

Con Scrambler hacemos cosas muy distintas y bien guiadas. Conozco a todo el departamento de desarrollo de Bolonia. Son muy cercanos y amigables y me ponen las cosas muy fáciles. Quiero seguir muchos años con ellos. El acceso a BMW era más complicado.


Con tanta vida nómada, entra en tus planes hacer familia?

Realmente no. Ahora que veo a mis amigas con niños más mayores lo veo más claro… Me gusta esta vida como es. Tengo mi casa pero cuando llevo dos meses sin moverme necesito salir a recorrer mundo.


¿Querer es poder o no siempre?

Yo creo que sí. Lo difícil es poner la fecha en la que te vas. Por supuesto. Si deseas hacer algo de verdad lo acabas haciendo.


Si puedes elegir ¿viajar sola o acompañada?

Suelo viajar sola, pero cuando puedo me acompaña mi chico que también es un apasionado de los viajes y del off road. Pero si algo he aprendido en estos años es que mejor sola que mal acompañada. Al principio me costó asumirlo pero ahora en cuanto una persona nociva aparece en mi camino desaparezco a la francesa. No tengo miedo a bajar sola y me largo sin mirar atrás.


Tendrás recuerdos maravillosos de cada aventura. Pero si te dijera que seleccionaras uno…

Efectivamente cada viaje es maravilloso. Pero cuando terminé la vuelta al mundo comencé a hacer viajes solidaros. Tal vez me quedaría con la sensación que produce poder ayudar a los demás. El aportar tu granito de arena gracias a la implicación de otros que confían en mí para que haga llegar su dinero a los diferentes proyectos es alucinante.
Hablo con gente y con ONGs de la zona o con españoles que están trabajando allí… Una vez que tengo un abanico de proyectos donde ayudar me po ngo en marcha. Me gusta trabajar con ONG pequeñitas. Aunqye no me cierro esas puertas por supuesto.


Muchos se lo preguntarán, ¿Cómo financias tus viajes?

Duacti me apoya y por otro lado voy haciendo hucha. Una parte importante de mi día a día es buscar patrocinadores de cualquier tipo. Desde una compañía aérea hasta una marca de neumáticos. Hay mucho trabajo previo de relaciones públicas, algo brutal.


¿Ser mujer abre o cierra puertas?

Durante el viaje me abre muchísimas puertas. Nosotras  no damos miedo, más bien ternura, y enseguida la gente se vuelca contigo. A la hora de buscar patrocinios es igual de complicado, a mí me cuesta mucho. No hay muchas mujeres haciendo esto, pero me da la sensación de que sigue ha viendo un poco de machismo.


¿Cuando haces muchos km qué es lo que peor llevas?

La moto es un medio de transporte bastante incómodo si lo comparamos con otros y según qué camino bastante incómodo. Cuando voy mucho tiempo en la moto  aprovecho para pensar. El libro me lo he escrito sobre la moto. Me contaba la historia a mí misma y cuando después me puse sobre el ordenador me salía sola. Al fin y al cabo estás donde tú quieres, es tu viaje y tu elección. Hay días más aburridos… pero el ir recorriendo km siempre me aporta cosas y paisajes nuevos. Las partes peores luego se me olvidan.

Ya que has  mencionado el libro háblame de él.

Primero quiero dejar claro que “360 grados” es una novela, no una autobiografía. El personaje principal es Sofía, una mujer aventurera que decide dar la vuelta al mundo en moto. No es un libro de viajes al uso, de esos hay muchos y algunos muy buenos. Mi idea era hacer algo distinto. Por eso decidí hacer una novela. Era una manera de contar mis viajes pero a través de personajes que van creciendo y teniendo vida propia. Le pasan cosas a la protagonista que no me pasan a mí. Reúne las vivencias de muchos viajeros que he conocido durante mis viajes.
 


Pero tú eres periodista, no escritora…

Por suerte tengo una miga escritora llamada Clara Peñalver que tiene un método muy bueno y que lo puse en práctica. Con “La habitación sellada” aprendes a cómo afrontar y realizar una novela. A verlo todo desde otra perspectiva. Hasta ahora había escrito algún relato corto y sobre todo muchos reportajes. Pero en una novela tienes que empezar de cero. No tiene nada que ver con el periodismo.


¿Cuánto tiempo te ha llevado hacerla?

Han sido dos años de trabajo más o menos… Y he pasado por varias fases. He llegado a odiarlo de tanto releerlo, he estado muy nerviosa con el lanzamiento, ahora estoy emocionada y sinceramente también con miedo de saber cómo funciona.


¿Has recibido críticas? ¿Te preocupan?

Acaba de salir… No tengo miedo a las críticas si son constructivas pero hay críticos que pueden hacer mucho daño y que no valoran el trabajo y esfuerzo que hay detrás.


¿Con qué te quedas de escribir?

Con toda la gente que me ha ayudado y con todo lo que he aprendido.


Y ya para concluir... ¿hacia dónde va Alicia Sornosa?

Me gustaría cada vez más hacer viajes para grupos. Es una forma segura y divertida de viajar y en un corto periodo de tiempo. Con tres o cuatro al año sería genial, además de hacer alguna de mis aventuras que alimenten mis textos y por supuesto seguir dando charlas sobre viajes. Quiero contar a la gente lo fácil que es viajar, lo que se vive. Viajar debería ser una asignatura obligatoria. Sería fundamental para orientarnos y saber dónde estamos realmente.

Texto:

Moto1pro

Fotos:

Archivo

Publicado el 25/04/2017

Lo más visto

Ya está disponible el número 79 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #79: KYMCO AK550, al límite

Probamos el nuevo KYMCO AK 550 en circuito y lo ponemos al límite, también la flamante Aprilia RSV4 RF y la Yamaha MT 10 SP. Además nos ponemos modo trail con la Suzuki V-Strom 1000 XT y entrevistamos a Kenny Noyes dos años después de su accidente. Recordamos la historia de cuando MV Agusta se quedó sola en el Mundial y entrevistamos a Alfredo Gómez tras su victoria en Erzbergrodeo, la carrera más dura del mundo.