Bridgestone Battlax Racing R11
Bridgestone Battlax Racing R11: Prueba en circuito

Bridgestone presenta su nuevo slick rayado, el Battlax Racing R11, que sustituye al R10 mejorándolo en todos los aspectos. Nosotros lo hemos probado a fondo en el Circuito de Monteblanco. Así son y así se comportan.

Autor:
Álvaro Guardia
Foto:
Bridgestone
Publicado el 10/10/2017
Bridgestone Battlax Racing R11

Bridgestone ha presentado el Battlax Racing R11, su nuevo slick rayado, que se sustituye al Battlax R10 y se sitúa entre el RS10 y el V02 (slick). Para ello Bridgestone ha elegido el Circuito de Monteblanco, un trazado de curvas rápidas y lentas con fuertes frenadas, y un asfalto muy abrasivo, perfecto para probar un neumático deportivo.

Tecnología punta:  Bridgestone Battlax Racing R11

Bridgestone ha implementado varias mejoras en la construcción del nuevo Battlax R11, sobre todo en lo que a construcción de la carcasa se refiere, manteniendo la rigidez dura que caracteriza a los neumáticos Bridgestone, pero con una construcción y desarrollo diferente. El neumático delantero del Battlax R11 presenta una construcción V-MSB, esto es un cinturón mono espiral, que produce una mayor presión sobre la zona de contacto sin perder un ápice de rigidez, facilitando la entrada a curva sin esa pérdida de información que solemos achacar cuando subimos el ritmo.

El neumático trasero utiliza la misma estructura V-MSB del delantero como base, pero con un cinturón adicional en la zona central (GP-BELT), lo justo para que el neumático permita deformación en la huella de máxima tracción al estar inclinado, pero con la rigidez necesaria para mantener la estabilidad en las curvas más comprometidas. De esta forma, tenemos, en lo que a rigidez de carcasa se refiere, una zona central y extremo de los flancos más rígida, pero una zona intermedia mucho más blanda, permitiendo esta deformación extra que logra una mayor huella de pisado  para conseguir de este modo más tracción. Esta es una de las grandes diferencias del neumático trasero respecto su antecesor, el R10. Además, esta rigidez en los extremos favorece al desgaste regular, sin roturas del compuesto por exceso de calor ni por desgaste excesivo, manteniendo el rendimiento en toda su vida útil.

Desarrollado en competición

El Bridgestone R11 se presenta con dos compuestos de goma: blando y medio. Según los ingenieros de Bridgestone, ambos compuestos se pueden intercalar entre ellos sin problema (blando delante/medio detrás y viceversa), resultando el blando más óptimo para climas más fríos y el medio para climas más cálidos, pero con un amplio margen de uso, sin necesidad de un compuesto duro.

El Bridgestone R11 ha mejorado en conjunto al R10 gracias a la presencia en el Campeonato del Mundo de Resistencia, dando apoyo oficial al equipo YART, uno de los equipos punteros del mundial. Los neumáticos que se utilizan en resistencia son mucho más cercanos a los que empleamos el público general.

Los Bridgestone R11 no deja de ser un slick rayado que trabaja por encima de los 80 grados, precisando calentadores para su uso en circuito, a pesar de que tenga homologación para uso en carretera. También tiene homologación FIM para las diferentes categorías del campeonato Europeo Supersport 300, Supersport 600 y Superstock 1000.

Bridgestone Battlax R11 en circuito

Con toda esta información en la mano y con toda una flota de superbikes 2017 y algunas supersport para elegir, salimos a pista para probarlo a fondo. Empezamos con la nueva Yamaha R6 para ir calentando. En la supersport el Battlax R11 está claramente por encima de las prestaciones de un motor de 600cc. No hubo manera de ponerlo en compromiso. A continuación lo probamos con diferentes Superbikes (Como la Suzuki GSX-R 1000, Yamaha R1, BMW S1000RR o Kawasaki ZX10RR). En todas su rendimiento fue muy homogéneo.

Neumático delantero: la referencia

La gran diferencia que pudimos notar en una 1000cc respecto una 600cc fue la capacidad del neumático delantero. Con las motos de 1000 llegabamos mucho más rápido y las frenadas eran mucho más exigentes. Este fue el punto más sobresaliente del nuevo Bridgestone R11; la capacidad de frenada del neumático delantero. Estamos hablando de frenadas a más de 200km/h entrando en curva con la moto muy inclinada,  entorno los 55º, y apretando la maneta delantera con toda o casi toda la fuerza de nuestra mano.

A pesar de ello, el Battlax R11 delantero se comportó como una guillotina recién afilada sobre un molde de goma. Pero si tuviera que destacar un punto clave, es ese punto en el que terminamos de soltar la maneta una vez ya en curva y la suspensión delantera recupera extensión. Ese punto, donde por unos segundos el tren delantero funciona 100% por el trabajo de la suspensión, y que por ende, no tenemos información de lo que está sucediendo. Pues con el nuevo R11 ese punto muerto desaparece, manteniendo el tacto y “feeling” en todo momento, proporcionando un extra de confianza junto con un grip máximo, que te permite bajar de media un 1’3% el tiempo respecto su predecesor, el R10.

El trasero: máxima estabilidad

El trasero del Battlax R11 se comportó con una notable eficacia, manteniendo la estabilidad en curva en todo momento, y permitiendo deslizadas muy nobles, aunque debo decir que resultó ligeramente eclipsado por el excepcional rendimiento del neumático delantero. El neumático trasero del Battlax R11 presentaba derrape con los controles de tracción al mínimo saliendo de curvas muy lentas. En las curvas rápidas, con la suspensión trabajando y traccionando de contínuo, había que abrir a fondo para hacerlo deslizar, pero en ningún momento desarmó la moto ni perdió estabilidad.

Sin duda estamos ante un slick rayado, con un comportamiento muy noble en el neumático trasero, sobre todo en cuestiones de estabilidad, y frente a un neumático delantero con un comportamiento puro 100% de carreras, permitiendo frenadas muy fuertes con gran inclinación, sin perder la línea en ningún momento y transmitiendo información cuantificable en cada metro. Es con diferencia el mejor delantero que hemos probado.

Otro punto destacable del Bridgestone R11 es su resistencia al desgaste, gracias a su carcasa de rigidez variable y también gracias a un diseño del dibujo, que ha sido estudiado minuciosamente, marcado entre las líneas de torsión del caucho, para impedir roturas en la superficie. El asfalto del Circuito de Monteblanco es uno de los más abrasivos, y en ningún momento vimos desgastes irregulares ni bajones de rendimiento, algo que caracteriza a Bridgestone y que tienen muy controlado gracias a su experiencia en el Mundial de Resistencia.

El nuevo Bridgestone Battlax Racing R11 estará disponible a partir de 2018, con un coste estimado de 1,5 por cien más barato que su modelo sin rayar, el slick V02.

También hemos probado:

Texto:

Álvaro Guardia

Fotos:

Bridgestone

Lo más visto

Ya está disponible el número 84 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #84: Triumph Tiger 1200

Probamos la nueva maxitrail de Triumph: Tiger 1200 XRt y XCa, y la Ducati Multistrada 950 “la pequeña” de la saga. Te contamos lo que supuso la llegada del motor Big Bang 500 2t al Mundial, entrevistamos a Manuel Casado, nuevo presidente de la RFME, y a Efraón Triana, la referencia en las preparaciones café racer. En off road salimos de dudas enfrentando las Husqvarna 2t y 4t de motocross ¿cuál es realmente más rápida?