Consejos para el examen práctico de moto
Carnet de moto: Consejos para el examen de circulación

El examen de circulación del carnet de moto, tanto para el A1 como para el A2, es la que más incertidumbre genera. Se trata de una prueba en la que el examinador te dará instrucciones desde el coche de la autoescuela en un vías abiertas al tráfico.

Autor:
Juan M. Muñoz
Foto:
Moto1Pro
Publicado el 09/02/2016
Consejos para el examen práctico de moto

El exámen de circulación para el carné de moto, bien sea para el A1 o para el A2, es la que más incertidumbre genera a los aspirantes a aprobar. Recordad que el carnet de moto en realidad se divide en tres exámenes que se realizan en días diferentes. Primero tienes que aprobar el exámen teórico similar al de coche, junto con el teórico específico de conceptos relacionados con la moto. Luego el de maniobras en circuito cerrado; los famosos conos. Y finalmente el exámen de circulación, del que vamos a darte algunos consejos.

El exámen de circulación de moto es el único al que no te puedes presentar por libre, siempre debes ir a través de una autoescuela. Durante la fase de clases prácticas el profesor circulará contigo por dentro de recorridos urbanos o en carretera abierta, dándote las clases desde su coche a través de un intercomunicador (via bluetooth). Tú llevarás otro en tu casco con el que podrás formular las preguntas.

En Moto1Pro realizamos varias clases con desde el coche de una autoescuela y os confesamos que las cosas se ven de forma diferente desde el coche. Es conveniente que si no tienes mucha experiencia en moto, no escatimes en el número de clases porque es una ocasión única para aprender a defenderte del tráfico abierto en un entorno controlado.

Rotondas e incorporaciones

Quizás las situaciones más complicadas, insistimos si no tienes mucha experiencia con ciclomotores si te estás preparando para el A1 directamente, son las rotondas y las incorporaciones a vías de servicio o autopista. Todos los que vamos en moto sabemos que hay que tener más de cien ojos en estas situaciones, y con un buen profesor detrás el propio coche de la autoescuela servirá para reducir considerablemente el peligro o para aprender a controlar las posiciones de los vehículos que te rodean. Piensa por ejemplo en situaciones tan habituales como una rotonda en la que un vehículo decide salirse directamente desde el carril de la izquierda.

Otra de las situaciones clásicas del examen práctico de circulación para moto son las incorporaciones a autovía, máxime con una pequeña 125 si te estás preparando para el A1. Tienes que aprender a acelerar bien la moto e incorporarte a la velocidad adecuada, siempre teniendo en cuenta los vehículos que ya circulan por la vía rápida. Aquí el día del exámen valorarán mucho tus movimientos de cabeza para que el examinador se percate que están mirando (y controlando) bien toda la situación.

Dependerá del examinador, pero siendo estrictos el exámen de circulación para moto transcurrirá al 50 por ciento en recorrido urbano e interurbano.

 

Carné de moto: recorrido interurbano

Recorrido urbano

Dentro del recorrido urbano te encontrarás las típicas indicaciones con trampa. “En la próxima calle que pueda gire a la izquierda”... y resulta que la siguente que te encuentras es un prohibido. (Te olvidaste el “que pueda”). Los recorridos en zonas escolares con un límite de velocidad muy restringido, pasos de peatones en los que tendrás que mirar más de una vez por si alguien te sale desde una posición que no se veía bien, cambios de carril sin señalizar por ejemplo para sortear vehículos en doble fila, entre otras cosas. Los nervios serán tu principal punto débil, sobre todo si estás pensando más en el manejo de la moto que en leer bien las señales y prestar atención a las indicaciones del examinador.

Los stops y ceda el paso serán también uno de los factores que harán que apruebes o no tu carné de moto. La cadencia y no interrumpir el tráfico de forma innecesaria en el caso de los segundos, o realizar bien la parada y, llegado el caso el doble stop si no tienes suficiente visibilidad, serán claves para que no te pongan una falta que haga que suspendas.

Transmite seguridad

Un último consejo que te damos es que en todo momento transmitas seguridad al examinador. Esto lo puedes lograr con una buena postura a los mandos, pero también a la hora de realizar movimientos que no sean bruscos, que tengan "flow" como diríamos. Pulsa siempre los intermitentes y no te olvides de quitarlos, haz movimientos evidentes que reflejen que estás mirando por los espejos o gira la cabeza rápidamente para demostrar que también controlas los puntos muertos de la moto... Recuerda, todo lo que no se ve bien con los espejos.

Detener la moto puede dar algún quebradero de cabeza, porque a diferencia de los coches no tendrás que hacer la maniobra de estacionamiento. Si te dice el examinador que detengas la moto y no lo ves claro, dile que aquí no se puede detener y si puedes realizar la parada en doble fila. El exámen dura aproximadamente 20 minutos que seguro se te harán algo largos. Mantén la calma.

Texto:

Juan M. Muñoz

Fotos:

Moto1Pro

Publicado el 09/02/2016

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #100: ¡Pasion por la moto!

Moto1Pro cumple 100 números y lo celebra con un especial que viene cargado con la mayor cantidad de contenidos de toda su historia. Un especial que pretende reflejar, además de las habituales pruebas y novedades, la genuina pasión por la moto que mueve a todos y cada uno de los profesionales que están detrás de Moto1Pro. Entre otros temas visitamos el “sancta sanctorum” ducatista, repasamos los 100 momentos de la historia de la industria y del deporte, charlamos en el corazón del Sahara con Laia Sanz y conocemos las opiniones del máximo responsable de Yamaha en nuestro país. Acompañamos en su apasionante viaje a Alicia Sornosa y nuestras habituales secciones de opinión de la mano de Alfredo Partida y Máximo Sant.