Como elegir un casco de moto
Cómo elegir un casco de moto

El casco en la moto es el elemento más importante para la seguridad del motorista. Elegir bien esta pieza es fundamental y a través de este artículo que vamos a decir cómo hacerlo correctamente.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
RedBull
Publicado el 01/03/2017
Como elegir un casco de moto

El casco en la moto es la pieza más importante de nuestro equipamiento. En su elección no sólo deberían influir sólo conceptos estéticos, si no los relativos a seguridad, comodidad y sonoridad dentro de su interior. Nuestro presupuesto seguro que es la clave de todo, pero no debería ser el factor más importante. Nuestra primera recomendación es que no escatimes en este importante elemento que, piensa, te podría salvar la vida.

Si tiramos de estadísticas, el uso del casco reduce al 50 por ciento los accidentes mortales de moto.

Lo primero es repasar qué tipos de casco existen. A grandes rasgos y aunque en el mercado encontrarás más divisiones, los cascos pueden ser:

  • Abiertos
  • Modulares
  • Integrales

Cascos abiertos o tipo jet

Los cascos abiertos son los que menos nivel de protección ofrecen y son recomendables para recorridos de bajo riesgo, por la ciudad y a baja velocidad. A pesar de su comodidad y que algunos vienen equipados con una pantalla que nos protegerá del viento en la cara, no te recomendamos que ruedes por carretera con un casco abierto.

La mínima expresión de un casco abierto son los de tipo retro, los verás sobre todo entre los usuarios de motos custom, que suelen usarlo sólo para las concentraciones o para los desfiles, pero nunca deberían usarse en el día a día. Son los que menos protección ofrecen.

Cascos Modulares

Son los que tiene la mentonera abatible y son realmente cómodos. Es un híbrido entre un casco abierto y un integral y ofrecen un aceptable nivel de seguridad. Con este tipo de cascos sí puedes circular con un buen nivel de seguridad en todas las condiciones, pero nunca debes llevarlos con la mentonera abierta cuando estés en marcha.

Lo bueno es que puedes abrir la mentonera con la moto parada, facilitando que puedas hablar con el casco puesto y que te entiendan, por ponerte un ejemplo.

Sus desventajas es que todo el sistema de apertura de la mentonera resta rigidez al conjunto. También son más ruidosos cuando circulamos en carretera y, dependiendo de su sistema de cierre y calidad, menos confortables.

Cascos Integrales

Son los más seguros, protegiendo perfectamente todas las partes de nuestra cabeza.

Todos tienen que llevar la etiqueta de homologación ECE bien visible, esto te dará una garantía de que al menos cumplen con los mínimos exigidos en Europa en cuanto a pruebas de impacto y resistencia.

¿Cómo elijo la talla de mi casco?

Es lo más importante, el casco debes probártelo y que te quede bien, que sea de tu talla. La primera aproximación es medirte el perímetro de la cabeza, hazlo con una cinta métrica de costura y a un centímetro de las cejas.

Las tallas van en función del contorno de tu cabeza. Si es de 52 a 53 cm tienes una talla 53 (XXS), 53-54 (talla 54, XS), 55-56 (talla 56, S), 57-58 (talla 58, M), 59-60 (talla 60, L), 61-62 (talla 62, XL), 63-64 (talla 64 XXL).

Si te hace daño, excesivo, es que te queda pequeño. Decimos excesivo porque algo te tiene que apretar al principio pero no agobiarte. Si puedes meter los dedos por la frente o por la parte trasera de la cabeza es que te está grande, necesitas una talla menos. Una vez puesto y abrochado el casco no se debe mover.

¿Cuánto debo gastar en un casco de moto?

La primera recomendación es que al menos no debes escatimar. Tienes cascos integrales de calidades muy buenas a partir de los 200 euros. Puedes economizar en el casco buscando decoraciones sencillas o sin ella, o buscando entre diseños de fuera de temporada. Por encima de este precio ganarás mucho en confort, peso, sonoridad interior o en la calidad de la pantalla…

Hay detalles que también marcan la calidad y el precio de casco, como el tejido interior, las capas de ventilación interiores y exteriores o que tengan un sistema de desmontaje rápido del acolchado interior para que puedan asistirte con una mascarilla de oxígeno sin tener que quitarte el casco en caso de accidente.

¿Gafas de sol integradas o pantalla oscura?

Una buena pregunta. Cuantos menos elementos tenga el casco en su interior su seguridad será mayor, por lo que la respuesta es que siempre es mejor una pantalla oscura que las gafas de sol integradas en el casco. Y la explicación es que cuantos menos elementos tenga un casco en su interior, mejor será su seguridad. O sea que el alojamiento para las gafas de sol integradas restaría algo de resistencia al impacto al casco en caso de un golpe en esta zona.

Pero lo que es cierto es que llevar este elemento es muy cómodo, sobre todo si eres de los que usas el casco todos los días y en condiciones de luz cambiantes. Circular con pantalla oscura cuando cae la noche o días de poca visibilidad no es recomendable en absoluto. Como solución intermedia, llevar siempre unas gafas de sol en el bolsillo y mejor si tienen lentes polarizadas.

¿Se empaña?

El Pin Lock fue uno de los grandes aciertos de los fabricantes de cascos. Se trata de una pequeña lámina de plástico que se adhiere por dentro a la pantalla original dejando una ligera cámara de aire que impide que se forme el molesto vaho.

De todas formas y aún sin Pin Lock hay cascos que tienen buenos sistemas de ventilación interior y que nos quitarán este problema en marcha. En tráfico denso o a baja velocidad no hay más remedio que abrir algo la visera (si está lloviendo es un incordio) o bien tener instalado el mencionado Pin Lock.

Limpieza y conservación

Un consejo más es que mantengas siempre el casco limpio. Sobre todo en la pantalla, pero también en el exterior usa jabones neutros, o jabón de manos. Algunos te ofrecen la posibilidad de desmontar el interior para lavarlo, y también hay productos de limpieza interior sin tener que desmontarlo. De cualquier forma te recomendamos, excepto en los meses más calurosos, claro está, usar un sotocasco que te preservará mucho de la suciedad en el interior del casco.

¿Cuándo caduca un casco?

Por regla general un casco suele durar unos cinco años, quizás puedas estirarlo más si has sido muy cuidadoso; ya sabes siempe en funda, no exponerlo demasiado al sol o a temperaturas elevadas, limpiarlo con jabones neutros... Pero si ya tiene cinco años, piensa en que ya va siendo hora. También es importante de no uses un casco que haya sufrido un golpe fuerte, por ejemplo tras una caída.

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

RedBull

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #99: El placer de viajar

En este variado número de la revista digital encontrarás nuestras primeras sensaciones con la nueva trail asfáltica Ducati Multistrada 950, el scooter viajero BMW C 400 GT, la exclusiva Harley Davidson Street Glide y la sorprendente Zontes T310. Alicia Sornosa nos descubre su nueva aventura por África, probamos el neumático Continental oficial de La Vuelta a España y repasamos los pilotos que tuvieron éxito tanto en MotoGP y SBK. En nuestro espacio Off-Road hablamos con el piloto de Hard-Enduro Alfredo Gómez.