Historia de las Kawasaki Z: 1972- 2017
Historia de las Kawasaki Z: 1972- 2017

Las Kawasaki Z han formado una familia histórica que ha marcado el avance de la marca en el mercado durante 45 años. Desde las primeras Z a principios de los 70 hasta hoy día, lo cierto es que han ido desarrollándose y adaptándose a los tiempos como una especie de mutante genéticamente perfecto, contando siempre con el favor del público y cimentando la leyenda y la imagen de Kawa.

Autor:
David García Navarrete
Foto:
Archivo
Publicado el 25/05/2017
Historia de las Kawasaki Z: 1972- 2017

Tanto es así que la última letra del abecedario ha sido adoptado por gran parte de las familias que han compuesto el catálogo de la marca durante los últimos años. ZX, GPZ, ZZR, ZRX… Realmente, como Antonio Banderas en El Zorro, han ido marcando la Z allá por donde pasaban frente a sus rivales. No obstante, cuando muchos periodistas se han lanzado a hablar de las “Kawasaki Z” introducen también estos modelos con lo cual, aparte de faltar “relativamente” al origen del reportaje, te puede salir una verdadera enciclopedia de la historia de las motos Kawasaki.

Por tanto, me he puesto a teclear intentando crear una línea temporal entre las Kawasaki puramente Z a lo largo de su historia hasta llegar a las últimas grandes novedades, que auguran ser verdaderos éxitos de ventas como la Z 900 o la 650. Además, por casualidades de la vida, a lo largo de mi trayectoria he podido disfrutar tanto de varios de los modelos antiguos- lo cual no deja de ser curioso cuando su importación estuvo prohibida en nuestro país durante muchos años- como de todos los modelos desde que apareció la nueva generación Z a partir del 2003, así que espero poder tener cierta capacidad tanto periodística como romántica para poder escribirlo. Comencemos.

Historia de las Kawasaki Z: 1972- 2017

Aquellos locos 70

La primera Kawasaki de la familia Z, o “Z Series” que suena mejor para eso del marketing, nació en 1972 y se comenzó a vender un año más tarde. Fue la Z1 que, a pesar de que su nombre que puede indicar otra cosa, era realmente una 903 cm³ que marcaba el futuro que quería marcarse Kawasaki. En fin, que buscaban la moto más potente e impresionante que se pudiera fabricar o “THE FASTEST STREET BIKE”” (la moto de calle más rápida) que fue su lema publicitario en las generaciones posteriores.

Su motor tenía una potencia arrasadora para la época, 82 CV, con un motor cuatro en línea de doble árbol de levas. Lo cierto es que su desarrollo coincidió con la aparición de la Honda CB 750, considerada la moto grande que abrió la industria japonesa al mundo, y se adelantó a la Kawasaki en su presentación. Por eso, la marca verde decidió desarrollar el motor haciéndolo más grande (entre otras cosas esa subida de 750 a 900) para hacerlo más potente y crear esa imagen de marca. Esta Z1 se convirtió en todo un símbolo de la libertad, lo salvaje y la aceleración de una época, y su aparición en la mítica “Mad Max” rodada en 1978 cimentó su leyenda.

Kawasaki Z650

Por cierto, un comentario histórico: en esta época el mismo Ángel Nieto se hizo importador de Kawasaki, pero por motivos legales (entre otras cosas porque todavía existía el proteccionismo franquista ante motos extranjeras) sus KZ 400 y 650 estuvieron bloqueadas en la aduana unos ¡cuatro años!  Las últimas tuvieron la suerte de estar en Madrid, pero las primeras tuvieron en el puerto de Bilbao… Con lo que eso significa para la oxidación del metal y todos los demás.

Sigamos. Para sacar un modelo más barato y sobre todo asequible a un público no tan radical y captar más mercado, se presentó una Z 750 denominada Z2 que, si amigos, tuve una en casa mucho tiempo porque mi hermano era amante de la estética retro… Y el sonido de un Sebring 4 en 1 absolutamente embriagador pero que posiblemente hoy lograría que la Guardia Civil te encerrase en Guantánamo. Estamos hablando de muy finales de los 90, y la moto seguía yendo como un reloj.

Kawasaki Z2

Z1000, ZR1, Z1300…

En el 77, la 903 creció hasta los 1015 cm³ y pasa a denominarse Z 1000. Ahora tenía 83 caballos y mucho más par y aceleración. Al año siguiente apareció la Z1R con 90 CV, ya una verdadera “café racer”, y  también la bestial Z1300 con un motor 6 en línea con sus 6 carburadores. Fue la época de la fiebre de estos motores (Benelli 900 Sei, Honda CBX1100…) que conseguían más potencia y una suavidad desconocida hasta el momento. Tenía transmisión por cardan porque la cadena no soportaría lo mejor de esta moto, una fuerza demoledora de 120 CV… Y lo peor eran sus 300 kilos de peso.

¡Y, oh cosas de la vida motorista, también pude probarla! Pasados mediados de los 80, un muy amigo mío proveniente de familia (muy) adinerada había logrado hacerse con una matrícula de Ceuta o Melilla, ya no me acuerdo. Al irse de viaje me encargó su “mantenimiento” varios meses. Desde luego, cuando la arrancaba creía estar montado en una nave de la Guerra de las Galaxias, pero moverlo en parado era todo un acto de fe, al igual que frenar en una curva cerrada y entrar después en ella. No os quiero ni contar…

Kawasaki Z1300

La inversión de Kawasaki en el mundo “racing” era lógica, habida cuenta de su obsesión por las prestaciones. De ese modo, presentaron una Z1000R, naked con una pequeña cúpula delantera, que celebraba la victoria del campeonato AMA en 1982. Tenía 102 CV.

2003, llegan las Z modernas

Bueno, aquí comenzamos con modelos que ya pude probar como periodista y que muchos de vosotros podréis conocer de primera mano, bien porque habréis podido tener alguna o, casi seguro, porque tendréis algún amigo o amiga que habrá disfrutado de ellas.

En el 2003 Kawasaki todavía es importada a España por Derbi, lo que suponía un serio problema tanto en provisión de modelos como de recambios. No obstante, el mercado español estaba ávido siempre de las últimas Kawasaki de prestaciones y diseños futuristas. De este modo, aprovechando el aniversario de la primera Z1, apareció la primera Z 1000 moderna en el 2003.
Kawasaki Z1000 2013

Un modelo revolucionario por su estética, supo adaptar bien las tendencias naked deportivas y Street Fighter del mercado, con un diseño que incluso hoy día 14 años más tarde sigue siendo muy bonita. Su motor provenía del anterior ZX9 hinchado, logrando 127 CV. No obstante, para potenciar su estética y abaratar los costes, Kawasaki se decantó por un chasis de espina central, que dejaba todo el motor al aire pero perdía rigidez.

Además, también por la estética, instalaron unos escapes dobles a cada lado que era lo que muchos preparadores hacían en las “Fighter” de la época. Aparte de que a la mayoría nos pareció horroroso, lo cierto es que los mismos ingenieros de Kawasaki declararon que perdían hasta 5 caballos.


Kawasaki Z750 S 2013Al año siguiente apareció la Z750 con 100 CV y 125 kilos, con la misma estructura pero un funcionamiento mucho más lógico, entre otras cosas por sus menores prestaciones y que por ello la parte ciclo se forzaba menos. No obstante, también por ese mismo chasis era tremendamente manejable y tan bonita como su hermana, por lo que ya encajó muy bien en todos los mercados. Por cierto, el escape era un 4 en 1 normal.

Con esta misma base, Kawasaki desarrolló un modelo ligeramente más turístico denominado Z750 S. Tenía un pequeño cupolino y el manillar ligeramente más alto. Era una moto perfecta, que tuvo la mala suerte de aparecer en un momento en que Derbi estaba herida de muerte y apenas se pudo proveer a nuestro mercado de unidades. Tengo un excelente recuerdo de ella.

Kawasaki Z750 R

La  versión R

En el 2007 aparece una nueva versión ligeramente renovada, pero el modelo más interesante de este momento fue que Kawasaki presentó una variante denominada Z 750R. Con muy pequeños cambios, como amortiguación regulable y frenos mejorados con pinzas radiales y latiguillos metálicos, esta R lograba ser más estable y, sobre todo, lograr frenar y mantener esa frenada cualquiera que fuera la exigencia. Incluso rodando en circuito y con calor (aquí verás algunas fotos de un servidor en el de Albacete), las pastillas seguían mordiendo y, con las limitaciones de su chasis de viga central, era una moto divertidísima.

Z 800 un poquito más

Kawasaki Z800

Y en el 2012 se presenta la “nueva 750” que era una 800. Es decir, no 750 “estirado” hasta 780 o algo similar para poderla denominarla 800, sino subido 803 cm³ reales. Más que potencia, se busca una más musculosa y mejor respuesta al acelerador. El diseño, uno de los grandes éxitos de Kawasaki en la familia Z, volvió a brillar es una de las naked de gran venta más espectaculares de los últimos tiempos.

El problema es que reforzar todo el conjunto subió el peso hasta acercarse peligrosamente los 240 kilos. No obstante, no había más que ver a los chicos de la copa Z para ver lo rápido que se podía llegar a rodar.

Z1000 2010, cambio radical

Kawasaki Z1000 2010

Si, la última parte de este reportaje nos hemos centrado en la superventas 750 por lo que ha significado para nuestro mercado, pero por supuesto no nos olvidemos de la gran 1000.
En el 2010 la Z 1000 cambia por completo, y por fin adopta un chasis como exige semejante cantidad de potencia. Se adapta un doble viga, aunque elevado por los laterales del motor como era habitual en la marca, que supone un gigantesco paso adelante respecto al anterior. Mantiene el concepto de 4-1-4 con dobles escapes laterales, pero integrados el conjunto y estéticamente mucho, mucho, pero que mucho más agradables de diseño. Tiene 138 CV y 1043 cm³ reales, con amortiguación regulable y un diseño que te hacía parecer el mismísimo juez Dred.

En este momento surge una de las motos más completas y a la vez incomprendidas de nuestro mercado: la Kawasaki Z1000SX. Con la misma base, se instala un agresivo semicarenado delante y la posibilidad de llevar un buen par de maletas. De esta forma, se logra una excelente sport turismo seminaked que no ha tenido las ventas que se merecía.
Más tarde, estos dos modelos- naked y SX- han evolucionado con la base que ya tenían, logrando ser aún mejores.

Y las pequeñas de las Kawasaki Z

Kawasaki Z300

Pues sí, frente a la histórica tradición de las Z de ser motos impresionantes de gran cilindrada, en los últimos tiempos se ha impuesto la lógica comercial de desarrollar modelos de menor cilindrada para captar tanto público novel como al cada vez más boyante mercado femenino que, en su mayoría, quiere motos impresionantes pero también manejables.

Así, hace un par de años pudimos ver la Z 250 monocilíndrica y la Z 300 bicilíndrica con la misma base de la Ninja. Por supuesto, no podemos olvidar una de las grandes novedades de este 2017, que es la Z 650. Con la exitosa (a todos los niveles) base de la ER6 del 2007, Kawasaki ha desarrollado una 650 bicilíndrica con 70 CV y la estética tan impactante que caracteriza a la familia. Mantiene la resistencia y bajo consumo que ya conocíamos, con un empuje en bajos y medios que las primeras generaciones no tenían.

La última Z900 en llegar (de momento)

Kawasaki Z900 2017

Y la saga continúa con la gran novedad del año. La Z900, una moto que adelgaza csi 20 kilos la anterior Z800 y que a su vez gana en potencia declarando 125 CV y par. Una auténtica Street fighter que llega para romper el mercado.

Bueno, la verdad es que nos hemos extendido bastante, pero es que la historia de la familia Z es muy larga. No obstante, no dudes ni un instante en que esta historia continuará y podremos seguir disfrutando de las Kawasaki Z tanto como hicieron nuestros abuelos… y a buen seguro harán nuestros nietos.
 

Texto:

David García Navarrete

Fotos:

Archivo

Lo más visto

Ya está disponible el número 80 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #80: Deportivas 250 2T de los 90

Probamos tres iconos 2T de los 90: Yamaha TZR 250, Suzuki RGV 250 y Aprilia RS 250, enfrentamos a las dos trail medias top ventas: Yamaha Trazer 700 vs Suzuki V-Strom 650 y ponemos al límite a la Ducati Scrambler Desert Sled. Nos despedimos del gran Ángel Nieto y recordamos cómo fue la trayectoria de Cobas en competición hasta llegar a su primera victoria. Probamos la gama Sea Doo de motos de agua y repasamos las novedades de motocross 2018.