La mirada en moto
La mirada en moto: por qué es fundamental

Dónde miras y hacia dónde miras al circular en moto es fundamental para tu conducción y tu seguridad. La mirada en moto hay que entrenarla, te damos estos consejos para que llegues a ser aún mejor motorista.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
Moto1Pro, BMW
Publicado el 03/07/2017
La mirada en moto

La diferencia entre un buen motorista y un mal motorista la definen muchas cosas, pero la mirada es una de las más importantes. Sin duda la mirada es uno de los aspectos más importantes cuando circulas en moto. Todos los sentidos son importantes, pero la vista es sin duda el que nos hará ir más seguros, el que nos advertirá de lo que nos rodea, la velocidad que llevamos y el estado de la carretera. En definitiva, todo lo que debemos tener en cuenta al conducir una moto.

Pero no es sólo cuestión de ver, sino la capacidad de mirar y saber dónde y cómo mirar. Ver es una cosa y mirar es otra distinta, miramos para ver lo que nos interesa, por lo que es algo que en moto nos conviene entrenar, así conseguiremos circular más seguros y disfrutaremos más de nuestra conducción.

Ten en cuenta que, por un lado, no basta con mirar hacia delante porque todo lo que nos rodea nos influye y, por otro, que la moto se dirigirá siempre hacia donde apuntemos la mirada. Echa a un ojo a los siguientes consejos y comprueba si mantienes una buena mirada en moto o no.

La mirada en moto

La importancia de mirar lejos

Grábate esto a fuego, mirar lejos es el principio más básico que nunca has de olvidar cuando circulas en moto. En moto es fundamental saber qué es lo que sucede muy por delante de ti para saber qué hacer o cómo reaccionar. Si te limitas a mirar por delante de la rueda delantera jamás sabrás hacia qué te aproximas, si hubiera un obstáculo nunca serías capaz de verlo con tiempo para poder esquivarlo.

Ten en cuenta que cuanto mayor sea tu velocidad más lejos deberás mirar. En moto tenemos la ventaja de circular en una posición más elevada que el resto de los vehículos, aprovecha para mirar por encima de ellos y no mirar sólo al que llevas delante, si el tráfico se detiene en la lejanía al ir más alto podrás verlo antes incluso que muchos de los coches que te preceden. ¡Aprovecha esta ventaja!

la mirada en moto

La mirada que todo lo ve: la mirada periférica

Para entenderlo fácilmente, la mirada periférica es la capacidad de ver todo lo que nos rodea sin la necesidad de mirar a todos lados al mismo tiempo. Esa mirada que nos permite ver lo que sucede a nuestro alrededor sin necesidad de quitar la mirada del punto hacia el que queremos ir y hacia el que se dirige la moto. Algo así como ver por el rabillo del ojo, pero en 360º.

La mirada periférica se puede y se debe entrenar, es algo que se irá perfeccionando con nuestra experiencia como motoristas y será fundamental para nuestra seguridad, sobre todo al usar la moto en ciudad. En la urbe estamos constantemente rodeados por otros vehículos, los autobuses, los coches, los taxis e incluso a veces los peatones están siempre demasiado cerca de nosotros, y no sólo por delante, sino por todos lados. Has de ser consciente de todo lo que te rodea en cada momento.

Aquí es cuando los espejos retrovisores tienen un papel fundamental. Serán nuestros mejores aliados a la hora de saber qué sucede a nuestras espaldas y sin ellos no seríamos capaces de consegior esa visión de 360º. Úsalos constantemente, detrás puede ir algún vehículo despistado y te interesará saberlo a tiempo para quitarte de enmedio antes de que se convierta en un problema. Lleva siempre los dos retrovisores en perfecto estado, bien ajustados y perfectamente limpios. Son básicos para tu seguridad porque tan importante es saber qué tienes delante como ser consciente de qué tienes detrás.

En un mismo momento puedes ser consciente de que hay un peatón a punto de cruzar la calle sin mirar, que un vehículo se nos aproxima lateralmente, que alguno va abrir una puerta o que un coche va a hacer un giro sin avisar. Tenemos que ser capaces de ver todo esto y siempre sin dejar de mirar hacia delante, que es hacia donde queremos ir.

La mirada en moto

La mirada al trazar una curva

Si no sabemos hacerlo bien la mirada puede ser uno de los errores que podemos cometer al trazar una curva en moto. Una curva es siempre un momento especialmente delicado para los menos expertos y hay que tener muy claro hacia dónde hemos de mirar.

Al acercarnos a una curva tenemos que ser capaces de observar su radio, si es abierta o cerrada, y mirar siempre lejos hacia el punto de salida de la curva. Así conseguiremos trazar como es debido, pasando por el ápice en el momento correcto y llevando la moto hacia la salida de la curva con seguridad.

Al trazar una curva no centres tu mirada en el ápice de la curva, es decir, en el punto interior al que más nos aproximaremos, sino que deberemos buscar la salida con la mirada para que la moto se dirija hacia allí de manera limpia y precisa.

La mirada lo es todo cuando conducimos una moto. Tanto a ritmo rápido como lento, tanto en carretera como en ciudad, y sobre todo también al trazar una curva en moto. La mirada es tu principal aliada para disfrutar al máximo de tu moto y con seguridad.

Lo más visto

Ya está disponible el número 81 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #81: Triumph Street Scrambler

Probamos a fondo la nueva Triumph Street Scrambler y en exclusiva la Royald Enfield Himalayan. Te contamos cuáles fueron las motos más importantes en la carrera de Angel Nieto y cuál es el secreto psicológico de Valentino Rossi. Además, analizamos la importancia de la mirada en la moto, viajamos a todos los festivales de verano y descubrimos la apasionante historia que hay detrás del Winding Riding. En off road repasamos los modelos Six Days Francia 2018.