Brad Lackey

Brad Lackey: Una auténtica leyenda americana

El piloto californiano hizo historia en el Campeonato del Mundo de Motocross al convertirse en el primer estadounidense en ganar un título mundial en 1982.

Autor:
EnduroPro
Foto:
Fabricantes
Publicado el 07/11/2022
Brad Lackey

El Campeonato del Mundo FIM de Motocross ha tenido muchos pilotos americanos de primer nivel como Ryan Villopoto, Broc Glover, Danny Laporte, Bobby Moore… pero fue Brad Lackey quien dio el mayor salto. Como antiguo campeón del AMA 500cc, Lackey dio el paso cuando era mucho más difícil que ahora y pudo convertirse en el primer estadounidense en ganar un título mundial.

Fue tras largas noches de soledad durmiendo en la fábrica de CZ en la República Checa, en una época en la que no muchos europeos del este hablaban inglés y para un joven adolescente de California, los tiempos eran difíciles. Bobby luchaba por encajar en la cultura europea y las playas de arena blanca de Los Ángeles eran ya un recuerdo lejano, pasó muchas noches infelices, pero con una mente fuerte consiguió alcanzar sus objetivos.

Brad Lackey

"Tienes que entenderlo", dijo Lackey. "Cuando salí del armario, vivía en la República Checa, en las viviendas de la fábrica CZ, y con tipos de 50 años, cuando sólo tenía 17 años. No hablaban ni una palabra de inglés y no había McDonalds, gasolineras, etc. Créeme, los tiempos eran realmente diferentes. Todos los días montaba en bicicleta e intentaba olvidarme de ello, trabajaba en la fábrica por la mañana y luego montaba en bicicleta por las tardes. Tuve que salir para ir a esos Grandes Premios de 250cc, así que fui a Polonia, Alemania del Este, Checoslovaquia, países preciosos. Me concentraba en aprender mi oficio".

La vida en la carretera significó muchas noches durmiendo junto a la autopista, conduciendo de un país a otro en su pequeño coche y tirando de un remolque. Acostumbrarse a esta nueva cultura también supuso aprender las normas de circulación de cada país. La música americana fue algo que le ayudó a superar los fríos inviernos y las dificultades del idioma.

"Tenía un pequeño reproductor de casetes y tenía una cinta que era California Dreaming, de los Mamas and the Papas, y puedo decir que gasté muchas pilas escuchando esa canción. Yo era el típico niño californiano que nunca había oído hablar de las autopistas y ni siquiera sabía lo que eran. Así que iba conduciendo en medio de la noche con mi coche y el remolque con las motos de Gastón y la mía. Pasaba por delante de un camión grande y luego miraba por los retrovisores y veía a un tipo que hacía señas con las luces como si estuviera a kilómetros de distancia. Pensaba ‘qué le pasa a ese tipo’, entonces me apartaba a un lado y pasaba un Porsche a 300 kilómetros por hora".

Por supuesto, la razón por la que Lackey quería ir a Europa en primer lugar fue a finales de la década de 1960, cuando los pilotos de Gran Premio viajaban a América para correr contra los pilotos locales. Fue en ese momento cuando Lackey supo que el lugar en el que quería desarrollar su carrera era el GP de Motocross.

"La primera vez que De Coster, Hallman y Robert vinieron a América, como en 1967, pensamos que éramos tipos rápidos, pero nos demostraron que no éramos realmente tan rápidos. Quiero decir que en aquella época esos tipos tenían motos de fábrica y nosotros sólo teníamos motos scrambler, como BSA y cosas así. Viendo a esos tipos y lo rápidos que eran, pensé que sólo iba a aprender si iba a Europa. Vine a Europa para llegar a un nivel diferente en cuanto a habilidades de pilotaje; tuve un poco de suerte y fui a la fábrica de CZ y realicé algunas pruebas y carreras, y después me ofrecieron una moto de Gran Premio, y pude pilotar la mitad del campeonato de 250cc en 1971, así que vine por eso".

Ahora, ya retirado, Lackey puede recordar una época en la que Europa era muy diferente y su logro de convertirse en Campeón del Mundo era mucho más duro que ahora. Ganar el Campeonato del Mundo de 500cc en 1982 le situó en leyenda y será siempre querido por miles y miles de aficionados al motocross de todo el mundo.

Relacionados

Texto:

EnduroPro

Fotos:

Fabricantes