Mario Román campeón WHES 2017

Mario Román se proclama campeón de las World Hard Enduro Series tras su victoria en El Inka Hard Enduro. Tras una temporada brillante el piloto de Sherco se corona como justo ganador.

Autor:
EnduroPro
Foto:
EnduroPro
Publicado el 04/12/2017

La temporada de Hard Enduro 2017 acaba de concluir.  El Inka Hard Enduro ha puesto el punto final a las World Hard Enduro Series, un certamen de 16 carreras a lo largo de todo el año que ha permitido medir de tú a tú a los mejores pilotos extremos del mundo. Mario Román se ha proclamado en Perú campeón WHES 2017 al ganar en la última carrera con autoridad. Le acompañan en el podio final WHES Graham Jarvis (HUSQ), ganador de la edición 2016, y su compañero Wade Young (Sherco) con quienes ha estado batallando toda la temporada.

En esta última cita Mario ganaba con contundencia llegando con más de hora y media de ventaja sobre el chileno Benjamín Herrera y el americano Mitch Carvolth.

Mario Román: "El Inka Hard Enduro ha sido una carrera de máxima dificultad. Un terreno muy diferente a lo que estamos acostumbrados, con subidas muy muy técnicas de poco agarre donde se marcaron las diferencias. He llegado a la meta con mucha ventaja sobre mis rivales y he podido lograr el título por el que he peleado en cada carrera. Estoy muy contento y esto pone el colofón final A este 2017 que ha sido realmente intenso".

RANKING WHES (WORLD HARD ENDURO SERIES) 2017 completo

Texto:

EnduroPro

Fotos:

EnduroPro

Publicado el 04/12/2017

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #108: KTM EXC 250 TPI. ¡Inyección de diversión!

Probamos la nueva “dos y medio” de Mattighoffen; una moto tan divertida como parece y descubrimos la versatilidad de las trial de excursión. Desde su sección, Mario Román nos acerca en primera persona al calendario del WESS y entrevistamos a Joan Masó, un ejemplo de amor al enduro. Ivan Cervantes nos pone al día de la actualidad del equipo nacional que viaja a los ISDE y además devolvemos a la vida una vieja Suzuki del 2002 que hubiera encantado a Michael Pichon...