Enduro de Campillos de Paravientos: Victoria para Iván Cervantes

Penúltima prueba del Campeonato de España de Enduro y máxima emoción en una carrera que será recordada por su dureza. Campillo de Paravientos se estrena con nota en el Nacional. Cervantes logra la victoria scratch pero Mario Román se lo puso muy difícil. Oriol Mena vence en E2 y Jaume Betriú en E1.

Autor:
EnduroPro
Foto:
Archivo
Publicado el 11/07/2017
Texto y fotos: Nicki Martínez



ENDURACO

Cierto es que las palabras que terminan en el prefijo –aco cobran grandiosidad, tanto como que coincidan las opiniones a favor de una prueba por parte de pilotos, federación y entidades para que una prueba repita en el calendario. El estreno del Enduro de Campillos de Paravientos, una prueba organizada por CDE Motorvientos, pasó con nota, y muy elevada, su estreno como prueba de fuego del nacional. Una combinación de rally complicado, tiempos ajustados y especiales propias de mundial que fueron  del agrado de participantes y aficionados a un enduro en mayúsculas y en el que Iván Cervantes y Mario Román pusieron toda la carne en el asador en la lucha por la victoria Scratch.

Mano a mano por la Scratch

Sin Cristóbal Guerrero al 100%, en esta quinta y antepenúltima prueba del Campeonato de España de Enduro fue Mario Román quien le puso las cosas más que difíciles a Iván Cervantes. La victoria del de KTM no fue ningún camino de rosas para él porque el madrileño estuvo simplemente fantástico en Campillos.

Las adversidades hacen crecer a Román que, ante un futuro incierto para el año que viene, dejó atrás sus complejos y se reivindicó como piloto de enduro, recordando a aquel joven piloto que luchó por el mundial junior años atrás. Y eso que el madrileño no empezó del todo bien y ya en la primera especial cedió siete segundos a Cervantes. Sin embargo se repuso y, aunque Cervantes dominó de principio a fin, nunca dejó a la estela a un Román hipermotivado. Doce segundos separaron finalmente al piloto madrileño del catalán, que sumaba así una nueva doble victoria, con el camino más que llano para lograr su undécimo título de campeón del nacional. Aunque la lógica de los acontecimientos, y más sabiendo como ha ido este mundial, pide prudencia y calma a Cervantes, que en la próxima cita podría proclamarse campeón ya el sábado dada su diferencia de 34 puntos al frente de la Scratch con Cristobal Guerrero y de 40 con Román en E3, donde ha ganado todas y cada una de las pruebas disputadas hasta la fecha.

El duelo entre Cervantes y Román por la Scratch se traslado también, como es lógico a su categoría, E3, en la que Eloi Salsench, piloto del Family and Friends, sumó un nuevo podio. El piloto tarraconense no para de crecer como piloto y se ha convertido en el tercer hombre de la categoría reina del enduro, lo que le brindará posibilidades de cara al año que viene.

Mena toma ventaja en el medio litro

Y si las cosas están ya prácticamente decididas en las categorías ya nombradas, muy distintas son las cosas en E2. La pugna por el título está muy apretada y la última prueba, en Priego de Córdoba, promete ser dantesca. Tras la victoria de Oriol Mena en tierras conquenses, el piloto de Beta toma la delantera en la clasificación, con Lorenzo a Santolino a sólo 5 puntos.

Al de Canyamars aún le dura el enfado de Larrión, donde una vez finalizada la prueba se le impuso una sanción de un minuto por saltarse unas cintas. Mena no pudo reclamar, pero en Campillos focalizó todo su enojo en busca de una victoria en forma de revancha. Y la verdad es que, en esta quinta prueba, fue sin lugar a dudas el piloto más rápido de E2 marcando el tercer mejor tiempo absoluto de la jornada. Su rival en la lucha por el título, el salmantino Lorenzo Santolino pecó con demasiados fallos y terminó finalmente a más de veinte segundos del de Beta, aunque si una virtud tiene el de Sherco es la de dar la vuelta al marcador en el último ‘round’. Y si no que se lo expliquen a Juha Salminen.

El tercer puesto de la categoría media se vendió caro. Barragán estaba de baja por culpa de una fractura en sus dedos durante la última prueba del mundial, y Armand Monleón y los hermanos Solà, Arnau -ahora con una KTM- y Marc, se jugaron hasta la última crono el ser o no ser del tercer cajón del podio, un puesto que fue a parar en última instancia a manos del pequeño de los hermanos de Vic que, de este modo, se reconciliaba con el podio tras una buena actuación.

Betriu pone en jaque a Guerrero

Mientras que, en E1, Cristóbal Guerrero vive con angustia este atípico final de temporada. El piloto malagueño se dañó su ya maltrecho hombro izquierdo antes de la última prueba del mundial, en la que se jugaba el subcampeonato. Pero la cosa no acaba aquí, ya que en Brioude se rompió un dedo. Cris reza porque acabe el campeonato, aunque todavía le queda todo un via crucis en Priego de Córdoba.

Jaume Betriu logró su segunda victoria consecutiva de la temporada en Campillos, tras haberlo conseguido también en Larrión, y recorta a sólo doce puntos su diferencia con Guerrero. El de Husqvarna salió a hacer su carrera, con la mirada puesta en los tiempos absolutos y a sabiendas que un buen crono le daría la victoria. Y así lo hizo, con más de dos minutos de ventaja sobre un Cristóbal Guerrero que, hace unos días recibió la noticia de que KTM había decidido no renovar su contrato. Por lo que el malagueño, de momento, se encuentra compuesto y sin novia a la espera de que surjan propuestas en firme para estar en el mundial el año que viene.

Por su parte, Jonathan Manzi volvió a subir al podio, esta vez en tierras conquenses. Gas Gas invitó al italiano a participar en la anterior cita del campeonato disputada en Larrión y su ilusionador tercer puesto en E1, en el que fue su debut en nuestro nacional, invitó a repetir la experiencia. Y el joven italiano lo pagó con un nuevo podio para la formación de Oriol Pons.

Supergarcía y Peñuela en junior

Sin duda alguna, la temporada 2014 será recordada como la de la explosión del joven Josep García. La suerte –por así decirlo- le viene de cara al joven de Súria, extramotivado con su participación en los próximos Seis Días de Enduro que se disputarán en San Juan (Argentina) a principios de noviembre. Aunque la verdad es que, en apenas un año, el de Husqvarna se ha convertido en un valor de futuro para nuestro enduro con sus actuaciones.

Firmó el séptimo puesto en la Scratch y se impuso con autoridad en Junior Open y, como no, también en 125, secundado por Jordi Quer y Benet Gómez, integrantes también de la nueva generación de jóvenes pilotos en nuestra especialidad.

En Trofeo, Raul Peñuela rompió la racha de victorias de Miquel Pujol en el nacional. El joven piloto de Sherco fue el más rápido, por delante del ilerdense, que pese a no ganar fue segundo, y del riojano Marcos Beraza, tercero.

Arantxa Belda, campeona por la vía rápida

Mientras que en Féminas, Arantxa Belda fue la primer piloto del nacional en proclamarse campeona de España de enduro. La joven valenciana sólo necesitaba acabar segunda y así lo hizo, en una prueba que ganó una “vieja” conocida a quien el nacional ya encontraba a faltar. Paradójicamente, para Humi Palau, una piloto asidua del nacional en ediciones anteriores, esta suponía su primera participación en este 2014.   

Hubo que lamentar un fuerte golpe de Borja Nieto que quedó inconsciente y fue el gran susto de la mañana. Se encuentra ya en fase de recuperación. 

 

CLASIFICACIÓN ENDURO CAMPILLOS PARAVIENTOS

SCRATCH

- CATEGORÍAS

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

EnduroPro

Fotos:

Archivo

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #124: Campeonas del Mundo

En este nuevo número de Enduropro probamos la gama de Enduro Factory de Beta, réplicas de las Campeonas del Mundo. Probamos también la nueva Honda Africa Twin 2020 en el desierto de Mezouga en un viaje épico. Además, charlamos sobre técnica con la leyenda Ryan Hughes, “El Maestro”, y os contamos de primera mano nuestra visita a MIPS, donde evolucionan la protección en los cascos actuales. Todo ello acompañado, como siempre, con nuestras secciones habituales y con la sección de Mario Román.