Fabio Fasola: el visionario del Hard Enduro

Fabio Fasola nos abre las puertas del ‘Inferno’. Entrevistamos al creador de la Hell’s Gate, una de las pruebas clave del hard enduro mundial.

Autor:
Nicki Martínez
Foto:
Nicki Martínez
Publicado el 11/07/2017

Alma matter y creador de la Hell’s Gate, una de las pruebas decanas del enduro extremo del panorama internacional. Fabio Fasola respira pasión por el auténtico enduro, fan reconocido del off-road en todas sus caras y creador de una prueba, que junto a la Gilles Lalay, abrieron senda a una especialidad ahora más conocida por hard enduro. Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo. El rostro de Fabio, el de un piloto tosco y curtido en mil batallas, ha sido siempre la imagen de bienvenida de los pilotos al ‘Inferno’, donde nada es gratuito y la moneda con que se paga es el sufrimiento.
¿De dónde parte la idea de hacer una carrera como la Hell’s Gate?
“Parte de crear una carrera que no sea un simple enduro. Cuando yo corría los enduros eran competiciones muy difíciles y complicadas a nivel físico, en las que se tenía que sudar mucho, apretar la moto y sufrir. Queríamos mantener esta filósofía y satisfacer al público verdaderamente apasionado del enduro. Y por eso tratamos, en una misma carrera, de mezclar el enduro y las carreras extremas”.
¿Cómo fueron los inicios?
“Cuando empezamos con la Hell’s Gate, hace catorce años, seguramente aún no existían las pruebas extremas como tal. Todavía no se hablaba del hard enduro, y probablemente fuimos los pioneros del extreme. Desde el inicio fue muy importante la ayuda de Piero Batini, porque hemos trabajado juntos para darle forma a esta prueba. Él vistió la prueba desde el punto de vista comunicativo, pensando en los medios, moldeando una fórmula atractiva, con una prueba más endurera por la mañana y enduro extremo por la tarde. Primero fue sobre un terreno natural y después sobre una pista con obstáculos más artificiales”.


En este sentido, ¿fue una prueba pionera?
“Creo que sí, porque más allá de la Gilles Lalay, creo que no había ninguna prueba de enduro extremo como la nuestra. Esta fue una carrera diferente. Mi idea era la de una carrera bonita para los pilotos y que, para el público, fuera una carrera apasionante en la que no sólo pudieran ver una vuelta y tenerse que esperar para ver pasar a los pilotos de nuevo. Envolverlo para que todos los apasionados pudieran disfrutarlo”.
Después de catorce ediciones, ¿cuál ha sido la evolución como carrera de la Hell’s Gate?
“Creo que ante todo ha sido una evolución fisiológica por motivos que van más allá de nuestra voluntad, porque tras siete años celebrándola, optamos por hacer una carrera más concentrada. Por una carrera donde los pilotos estuvieran más arropados y por los problemas que supone una carrera así con el territorio, por esa razón tuvimos que reducirla y crear pasos artificiales, aunque más espectaculares”.

No debe ser nada fácil lidiar con tantos problemas organizativos, permisos, presupuestos...
“Debo decir que la Hell’s Gate sigue adelante sólo porque los apasionados quieren que siga, por la gente que nos ayuda, porque si dependiera sólo del factor económicco, esta carrera no seguiría en pie debido a las pérdidas económicas tan elevadas. Todos los años se dice que será la última edición, pero luego la pasión te hace seguir adelante. Sigue gracias a la pasión y a la inversión de unos pocos que apuestan por ella, porque si dependiera sólo de las aportaciones de los esponsors, esta carrera no se seguiría haciendo, porque requiere de un presupuesto muy grande. También este año el presupuesto ha sido catastrófico, pero sigue por la pasión de los propietarios, teniendo en cuenta que el 80% de la carrera se realiza dentro de Il Ciocco, y que cada año invierten de forma apasionada en esta carrera, con trabajo y sobre todo, económicante, porque es una carrera actualmente deficitaria”.
Ante este panorama no demasiado halagüeño, ¿qué os parece la iniciativa de Enduropro por crear el WHES?
“Es una bella iniciativa que no obstante, hace unos años ya se intentó con una reunión entre los cinco o seis organizadores de las pruebas más importantes, pero jamás fructificó en un mundial de carreras extremas. Era muy complicado.
El hard enduro es una especialidad, que a mi entender no tiene nada que envidiar a otros campeonatos como el de enduro. Porque por visibilidad hoy se conoce más a Graham Jarvis, a Wade Young o Mario Román, que quizás a otros pilotos de enduro gracias a las redes sociales.
Encuentro una idea positivisima crear un lugar donde se reúnan las mejores carreras y que la gente pueda seguir esta disciplina. Pienso, y su vez espero, que lleguen los sponsors para encontrar financiación y se pueda premiar al vencedor de este campeonato”.
Televisamente, el hard enduro resulta una especialidad sumamente atractiva, quizás más que el propio enduro.
“Sí, a día de hoy, no tiene nada de menos que un campeonato del mundo de enduro, como bien puede comprabarse en la Romaniacs o el Erzberg Rodeo, o como la mismísima Hell’s Gate, a la que vienen televisiones de todo el mundo y es tan seguida en América. No creo que hoy en día haya ninguna prueba del mundial de enduro que tenga la visibilidad de las carreras extremas”.


Cuéntanos tu carrera deportiva para conocer mejor tu perfil.
“Empecé muy pronto. Mi primera carrera la hice bajo otra identidad porque todavía no tenía la edad para debutar en el mundo de la competición. He tenido una vida deportiva un tanto bizarra, aunque llena de satisfacciones. He ganado a nivel italiano y he competido varias veces con la selección de mi país en los ISDE, consiguiendo varias medallas de oro. También gané etapas del París-Dakar. Hace tantos años que estoy en el mundo del enduro que eso me ha permitido enconntrarme desde pilotos que empezaron a correr hace cuarenta años hasta pilotos que corren todavía. Hace años, también creé una escuela de off-road con KTM, por lo que vivo el enduro con una perspectiva de 360 grados. Deportivamente he conseguido victorias tanto en el enduro como el mundo de los motorally o los rally- raids, lo cual supone una gran satisfacción para mi a nivel personal. Y hoy, gracias a todo ello, tengo la experiencia desde el punto de vista del piloto al del organizador a aquel que ha vivido el mundo del enduro, por eso me siento bien para afrontar cualquier tipo de situación en este sentido”.
¿El mundo del enduro debe recuperar su antiguo espíritu?
“Seguramente sí, porque se encuentra bloqueado, como una gárgola de hieso, quizás por razones políticas o burocráticas, pero aún no es capaz de encontrar el punto para poder explotar realmente, para llegar a ser más reconocido de lo que es. Luego, seguramente, pensando en el numero de eventos que se hacen, quizás aún no se vea movimiento, porque actualmente hay una gran cantidad de gente que ha vuelto a hacer enduro y a recuperar su pasión él. Los endureros somos muchos, pero todavía veo el mundo de las carreras como si no supiera que camino debe tomar”.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Nicki Martínez

Fotos:

Nicki Martínez

Publicado el 11/07/2017

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #131: Gama Fantic 2021, Cross y Enduro al límite

En el número 131 de EnduroPro probamos la nueva Gama Fantic 2021 de Cross y Enduro y llevamos al límite la Triumph Tiger 900 Rally Pro. Siempre protegidos, esta vez con las Botas SD-BA4 Touring, con las que pisamos bien fuerte mientras recorremos la Historia de la ya mítica Honda CRF y nos sorprendemos con las hazañas de un yankee: Brad Lackey. Además, apuntamos bien alto en la sección Hard Zone y viajamos Al Extremo con Mario Román, todo sin dejar de prepararnos con los ejercicios de Powering OffRoad.