Back on Track

Fontanesi vuelve tras la maternidad para pilotar con más fuerza que nunca

Kiara Fontanesi, la indomable piloto de WMX, vuelve a la pista. La búsqueda de la gloria será todo dolor, sudor y lágrimas, y pondrá su cuerpo en juego. Pero eso es lo que se necesita para llegar a la cima.

Autor:
EnduroPro
Foto:
Monster Energy
Publicado el 16/02/2022
Back on Track

"La lucha entre Fontanesi y Duncan, codo con codo, es increíble", se comentaba el pasado septiembre en Turquía, con "una carrera por la victoria hasta la última curva" en la que Fontanesi se hizo con el triunfo. La clasificación pende de un hilo con combates como éste, en el que todo está en el aire hasta el último momento. Aportar una energía momentánea como ésta es la seña de identidad de Fontanesi, que deja a los aficionados en el borde de sus asientos hasta que la carrera está dicha y hecha.

Un soleado día de octubre en Trentino, una horda de los mejores pilotos de WMX del mundo están alineados en la valla de la salida, para luchar a lo largo de los 1550m de terreno duro. Kiara Fontanesi, que ya ha hecho los estiramientos, se ha puesto la armadura y está preparada para la batalla, comienza la carrera en primera posición, como de costumbre. Sin embargo, tras ser eliminada en los primeros compases de la carrera, sus esperanzas se desvanecen. "Cuando ganas no te haces más fuerte", es el sabio consejo de la veterana. Pero estas palabras no sirven de consuelo para una competidora que está acostumbrada a ganar a lo grande y con estilo. Al salir de la pista, con el barro asentado y el unifirme roto, está curtida en mil batallas.

Kiara Fontanesi

Ese día, su compañera de Monster Courtney Duncan se coronó por tercera vez como campeona del mundo WMX 2021. Para Fontanesi, sin embargo, fue un momento de reflexión, explorado en detalle en el vídeo que ahora publica. "Las carreras de motos son mi estilo de vida, no mi vida": un sentimiento que nos hace comprender en este retrato personal de la vida de Fontanesi, tanto dentro como fuera de la moto.

El paddock de Fontanesi siempre ha sido un asunto familiar. Su padre se encarga de las suspensiones y su hermano de la electricidad. En este vídeo, Fontanesi habla de cómo la maternidad ha influido en su carrera como piloto profesional de WMX y de cómo, en realidad, ha sido la mejor decisión posible para ella, al tomarse un tiempo de descanso para reiniciar y volver más fuerte que nunca. Dejando a un lado los asuntos familiares, Fontanesi vuelve a las andadas y a pilotar con fuerza.

Para los aficionados, lo más importante son sus impresionantes actuaciones a lo largo de los años. Una absoluta renegada sobre la moto, Fontanesi ha sido campeona del mundo de motocross femenino en seis ocasiones, un récord histórico que será difícil de batir.

Después de llevar su cuerpo y su mente al límite en 2017 y de sentirse temerosa sobre la moto durante un momento insoportable - "perdí la concentración"-, necesitaba un descanso. Podríamos esperar que alguien que se esfuerza tanto como ella se agote, pero lo que no se espera es la rapidez con la que volvió a subirse a la moto. "Mi cuerpo necesitaba un reinicio", y lo hizo. Apenas tres meses después de dar a luz, ya estaba enfilando las puertas de Matterley Basin en 2020. Su primera victoria de esa temporada llegó una semana después en Valkenswaard, donde arrasó absolutamente en la pista, demostrando que es una seria amenaza en el mundo del WMX.

En un deporte en el que el día de la carrera estás tú solo en tu moto, enfrentándote a todos los que te rodean, no hay nada más crucial que una red de apoyo. La academia de Fontanesi, que describe en el vídeo, consiste en devolver a los jóvenes lo que han recibido. Acuden a la academia para entrenarse, tanto física como mentalmente. Y como alguien con una historia que contar y con unas credenciales realmente impresionantes, Fontanesi es la figura perfecta a la que admirar para los jóvenes aspirantes. La toman en serio, tanto en la moto como fuera de ella.

Relacionados

Texto:

EnduroPro

Fotos:

Monster Energy