Haz tu moto más rápida con un buen equipo de frenos

Haz tu moto más rápida con un buen equipo de frenos

Una moto parece más rápida si su motor da más potencia, pero en realidad se puede ganar más en las frenadas que acelerando. Galfer te puede ayudar a conseguir mejorar mucho tu equipo de frenos original.

Autor:
Josep Armengol
Foto:
Moto1pro/Galfer
Publicado el 19/08/2021
Haz tu moto más rápida con un buen equipo de frenos

Por mucho que acelere el motor de una moto, sus frenos siempre tiene más potencia y siempre tardará menos en pasar de cien a cero que de cero a cien. Pero, igual que un motor muy potente sin ningún control ni una curva de par "amable" no te serviría de gran cosa buscando rodar más rápido, lo mismo ocurre con los frenos.

Potencia con control 

Disponer de más potencia de frenada no significa que va a ser más fácil bloquear las ruedas, algo que sería perjudicial. En realidad, y aunque parezca contradictorio, es justo al contrario: unos frenos más potentes permiten dosificar mejor la frenada y con ella evitar bloqueos indeseados.

La potencia de cualquier freno original, incluso con discos pequeños o viejos, es más que suficiente para bloquear las ruedas: basta aplicar suficiente fuerza en la maneta o pedal. Cuando mejoramos los frenos ganamos en potencia pero también en tacto y consistencia. La clave aquí es que aumentamos ese fino margen que existe entre una frenada fuerte y el bloqueo: con frenos malos o poco potentes, ese margen es abrupto y se pasa bruscamente de frenar a bloquear.

A medida que los frenos mejoran, que las pastillas muerden los discos de forma más consistente y progresiva, ese margen se amplía y de repente apreciamos cómo en la maneta no llevamos un "interruptor" (exagerando, que o no frena o bloquea) sino que podemos modular la frenada: es el "tacto" ideal. Ese tacto no solo te permitirá ganar en frenadas con la moto recta sino sobre todo cuando la tienes inclinada.

Haz tu moto más rápida con un buen equipo de frenos

Cómo mejorar tus frenos

Un especialista como Galfer te ofrece tres grandes formas de mejorar los frenos de tu moto: de entrada, usando sus pastillas, optimizadas después de muchos años de desarrollo y pruebas, y que se pueden mejorar según el perfil de frenada que busques, el terreno de uso, incluso las condiciones climáticas (no es lo mismo calor y polvo que frío y barro).

El siguiente paso podría ser reemplazar los discos originales, sujetos a muchos condicionantes (económicos sobre todo) por el fabricante de la moto, por unos Galfer. Aquí las ventajas se multiplican: de entrada el material es óptimo, acero inoxidable 420 con alto contenido en carbono, y se ha recortado (corte láser más CNC) y tratado específicamente para dar el mejor rendimiento en frenadas. Luego está la forma, los discos Wave (que por cierto es una patente Galfer) permiten aunar una gran superficie de contacto con las pastillas pero ligereza (30 por ciento menos que el original) y buena refrigeración. Las ranuras ayudan más en ese sentido y en ciertos terrenos para evitar saturar el sistema. Por último, el propio acero de los discos Galfer es el óptimo para sus propias pastillas, sacando así el mejor rendimiento del conjunto.

La tercera vía para mejorar los frenos es ir otro paso más allá y montar un "kit" de discos sobredimensionados Galfer. En este caso además de reemplazar los discos se montan de mayor diámetro para aumentar la potencia y tacto de la frenada. Esto obliga a instalar una pletina (mecanizada en aluminio) para recolocar la pinza de freno de acuerdo al nuevo disco.

La opinión del piloto

Aprovechando su presencia en el enduro extremo Romaníacs, preguntamos a Mario Román (piloto Galfer) acerca de sus frenos y qué es lo que más valora en la frenada.

"Mirad, yo lo que más valoro de una frenada es que, cuando solicitas al máximo a los frenos durante mucho tiempo seguido, respondan sin perder potencia. Ahora por ejemplo lo estoy viendo mucho porque aquí en la Romaníacs hay tramos muy largos de bajada, algo que en todo el año no se repite. Aquí a veces estamos hasta 40 minutos bajando sin parar. Ahí, si el freno no es bueno, por unas pastillas demasiado blandas o un disco de mala calidad, antes de media bajada ya pierdes tacto y potencia, y no puedes ir tan rápido. Yo valoro mucho la calidad de Galfer porque realmente persisten en el tiempo, y llegas al final de tramos así al cien por cien de rendimiento. Es lo que más valoro en estas condiciones: la mayor potencia de frenada durante el mayor tiempo posible".

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Josep Armengol

Fotos:

Moto1pro/Galfer

Publicado el 19/08/2021

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #143: Hasta dónde llega una trail

En el número 143 de EnduroPro te contamos hasta dónde llega una trail. Descubre cómo fue el Red Bull Romaniacs de Pol Tarrés con una Yamaha Ténéré 700 y aprende esos trucos que debes saber para sacar más partido a tu trail en campo. Además, hacemos la Transpirenaica off road sobre una trail y te contamos la historia de la Ossa Enduro 250 E73 equipados con las gafas Gafas Raven Edge Ice. Y como siempre, la sección “Al Extremo” con Mario Román. ¿Necesitas más? ¡Arrancamos!