Test de pastillas y discos Galfer

Prueba discos Galfer CUBIQ®

Nos hallamos ante la mejor manera de probar componentes: probándolos en la moto propia. Aparentemente, los discos Galfer CUBIQ® son una gran alternativa para motos deportivas. ¿Y en una maxi-naked?

Pipe Hinojosa
Pipe Hinojosa
17/06/2021

Hablamos de:

Test de pastillas y discos Galfer
Pipe Hinojosa
Pipe Hinojosa

17/06/2021


Cuando se planteó en la redacción quién debía probar los discos Galfer CUBIQ®, me ofrecí voluntario de inmediato. Era preceptivo instalarlos en la moto de quien los probara. Sigo enamorado de mi moto (CB 1300 2005) como el primer día, pero debido a su peso, su asignatura pendiente siempre ha sido el equipo de frenos.

No es que la moto frene mal. Para un uso diario y pausado es suficiente, pero de vez en cuando me gusta meterme en circuito con ella, para darme el gusto de buscarle las cosquillas y apurar sus cualidades dinámicas en un entorno controlado. En esas circunstancias (circuito), los frenos de serie encuentran la fatiga muy pronto. Con las suspensiones es más fácil: disponen de regulación en hidráulicos y precarga, permitiendo adecuar la moto al uso.

En su día cambié los latiguillos de serie por unos metálicos (¿por qué no vienen los latiguillos metálicos de serie en todas las motos?), el cambio más efectivo en relación coste/efectividad. El siguiente paso son pastillas y discos, por eso me parecía una oportunidad de oro poder cambiar ambos elementos de una tacada, es decir, cambiar los discos de serie por los Galfer CUBIQ® y las pastillas por las Sinter Sport R de la marca española, que en estos tiempos que corren, es un valor añadido. Galfer es una empresa fundada en 1952 que fabrica componentes para frenos de motos y bicis. KTM, Husqvarna, Beta, Sherco y HRC son algunas de las marcas que equipan sus componentes.

La página web de Galfer refiere los discos CUBIQ® a motos Sport y Custom, esto es, rendimiento y estética. Respecto a lo segundo, salta a la vista el perfil discontinuo de los discos, que acompaña a la silueta de los hexágonos que perforan el disco. Por la parte del rendimiento, tanto el perfil recortado como el material (que deja de haber) en los discos, supone una rebaja considerable del peso de las masas no suspendidas, que son aquellos elementos de la cadena cinética de la moto que están por debajo de las suspensiones. La importancia de las masas no suspendidas radica en que son los elementos que están en contacto directo con el suelo y, por tanto, muy sensibles a la variabilidad en su peso. Traducido: a menos peso no suspendido, más agilidad de la moto. Será más perceptible en los cambios de dirección y la entrada en curva. Muy apropiado para mi alfombra voladora (mi CB 1300).

Prueba discos Galfer CUBIQ®

Las pastillas fueron una feliz elección de Galfer, puesto que para el uso que le doy a la moto, son las que yo hubiera elegido. Si encima Galfer piensa que es la mejor combinación de sus productos, no veía el momento del cambio. Una vez llegados pastillas y discos fueron instalados en Motos Ceni en un tiempo récord. Estéticamente aportan cierta agresividad que, en el caso de la CB 1300, sienta mejor de lo que yo esperaba, pues dentro de las maxi-naked del cambio de siglo (CB 1300, XJR 1300, ZRX 1200, GSX 1400), combina una parte delantera de lo más clásica con una zaga afilada y moderna. La agresividad visual de los Galfer CUBIQ® equilibra ambas partes.

Tras la oportuna advertencia respecto al rodaje necesario de pastillas y discos, emprendo la marcha. El aviso no era en vano, pues durante los primeros kilómetros hay que conducir (y frenar) con cierta anticipación. Con el andar, la frenada se normaliza hasta que, en conducción urbana normal, se asemeja a la anterior hasta igualarla. Mi primera sorpresa es que, durante el rodaje, percibí una peculiaridad que supuse desaparecería con el rodaje y que ha resultado ser una característica intrínseca. A la hora de detener la moto en seco, se percibe una pulsión en la maneta del freno delantero, como una especie de ABS muy leve o lejano. Ocurre en el último metro, no en los últimos diez o en los últimos cinco, sino justo antes de detenerse. Parece debido a la discontinuidad del perfil exterior del disco, pero curiosamente no se percibe en marcha a cualquier velocidad, sino en el momento preciso de detenerse. Al principio sorprende. Una vez acostumbrado, se convierte en una referencia más, porque no estorba ni alarga la frenada.

Así pues, en conducción normal no percibo muchas diferencias, por lo que resuelvo salir a mis carreteras de referencia a buscar la idiosincrasia deportiva de pastillas y frenos. No sé si sabes que los frenos son el equipamiento más potente de cualquier moto. Su capacidad de deceleración es muy superior a la de aceleración del motor, por eso, en una moto como la CB 1300, apretar el ritmo supone mucho trabajo extra para suspensiones y frenos. Aprieto levemente los reglajes de horquilla y me dispongo a atacar con la debida responsabilidad. No tardo en darme cuenta de que estos frenos me gustan mucho más de los que llevaba de serie. Es en condiciones de solicitud continuada donde muestran su efectividad, permaneciendo constante su rendimiento aun estando muy calientes. Aquí, en conducción deportiva, se nota el efecto de la reducción de las masas no suspendidas, porque percibo los cambios de dirección más ágiles, muy de agradecer en una moto que supera el ¼ de tonelada en seco. He de remarcar que en la CB hay que usar el freno trasero sí o sí. Desde hace más de 15 años, el freno trasero de mi CB ha sido mi referencia (por horas de uso y por efectividad) respecto al de otras motos y el Galfer CUBIQ® con las pastillas Sinter Sport R es de las pocas combinaciones que he probado que superan el original y eso es mucho decir. Otra de las mejoras se percibe en la conducción a dúo, muy exigente para los frenos también (o sobretodo) en ciudad, donde su uso es continuado y constante.

La combinación de los frenos Galfer CUBIQ® y las pastillas Sinter Sport R es uno de esos extraños casos en que las expectativas favorables se han visto cumplidas. Prometían rendimiento y ligereza. Ambos cumplidos. Estéticamente ya me han conquistado y me he acostumbrado a su recordatorio de “aquí estamos” de el último metro como una seña de identidad. Mi alfombra vuela igual que antes y frena como nunca. Hice bien al presentarme voluntario.

 

Pipe Hinojosa

Pipe Hinojosa

Después de muchos años en el sector audiovisual y trabajando como freelance para distintas marcas y medios, ahora disfruto de mis dos pasiones, las motos y la comunicación, en Moto1pro, la primera web de motociclismo digital en español.

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!