Prueba discos y pastillas Galfer

Prueba discos y pastillas Galfer

Probamos el material de Galfer para Enduro que se presenta como una excelente opción para mejorar las prestaciones de frenada o para sustituir los componentes desgastados.

Autor:
Fabio Martínez
Foto:
Andrea Pérez
Publicado el 03/06/2020
Prueba discos y pastillas Galfer

La marca española Galfer lleva produciendo discos, tambores y pastillas de freno desde su fundación en 1952, cuando comenzaron la fabricación de frenos para vehículos SEAT, camiones Pegaso y motocicletas Sanglas. En 1990 fundaron Galfer USA en California, y comenzaron el desarrollo y la fabricación de las primeras pastillas y discos para bicicletas. Y algo que seguro no sabíais es que el desarrollo y la patente de los afamados discos Wave es suya en Europa y Estados Unidos.

Con este impresionante curriculum nos disponemos a probar sus discos y pastillas para enduro. Sus discos Galfer Wave delantero -ranurado- y trasero -sin agujeros- de alto rendimiento, y sus pastillas racing sinterizadas para uso específico Off Road de competición. En su catálogo cuentan con discos fijos, flotantes, sobre dimensionados, para motos deportivas… Al igual que con pastillas específicas para Trial, Scooter… Sea cual sea vuestra moto tenéis material Galfer específico.

El disco delantero está fabricado mediante corte láser y CNC en acero inoxidable de alto contenido en carbono. Las ranuras de ambas caras de la pista de freno permiten una mejor evacuación del aguay la suciedad y además se reduce el peso un 30% respecto al disco original.

Las pastillas de freno montadas son las G1396R, fabricadas con un nuevo compuesto sinterizado dirigido a la competición de motos de campo. Además dispone de pintura cerámica especial, que actúa como un escudo térmico adicional que reduce la transmisión de calor al sistema de frenos, junto con las ranuras del material de fricción.

Este material ha sido desarrollado y probado en las carreras Off-Road con los mejores pilotos del MXGP, AMA SX y del Campeonato del Mundo de Enduro. Marcas como KTM, Beta, Husqvarna, Sherco, TM… montan discos y pastillas Galfer de serie. Y fuera del mundo del Off Road, también montan componentes Galfer equipos de MotoGP, de Superbikes,… La marca es todo un gigante de los frenos de motos.

El montaje

Lo primero que podemos ver antes de empezar con el montaje de los discos es la calidad y los acabados del material. A simple vista ya se ven unos discos muy robustos, más resistentes a los golpes que los discos originales, en este caso nos disponemos a montarlos en una Husqvarna 300 TPI 2020. Estos discos al contar con un mayor grosor evitan el sobre calentamiento, ya que disipan más el calor consiguiendo que se fatiguen menos los frenos. También hace que tengamos un tacto más directo en la maneta y los hace más resistentes frente a los golpes, algo que viene muy bien sobre todo a la hora de practicar Hard Enduro, donde es muy habitual doblar los discos de freno. El diámetro es el mismo que los discos originales de cada modelo específico para que no tengamos que montar ningún soporte extra, pero podemos optar en su catálogo también por discos sobre dimensionados.

El montaje es muy simple, en este caso en nuestra Husqvarna hemos tardado apenas 30 minutos en montar discos y pastillas en ambos trenes, si sois un poco manitas no tendréis ninguna complicación. Hemos desmontado ambos ejes y los discos originales, en el caso de la Husqvarna llevan seis tornillos cada disco. Al ser del mismo diámetro solo hay que quitar el disco original y montar los discos Galfer sin necesidad de instalar ningún tipo de acople o suplemento, muy fácil y rápido. Importante que recordéis dar líquido autoblocante en los tornillos a la hora de montar los nuevos discos.

La prueba

Para obtener la mayor información posible de cómo se comportan los discos Galfer hemos elegido un recorrido muy variado en las instalaciones de Personal Enduro, con todo tipo de trazados, zonas y terrenos donde hemos puesto realmente a prueba todos los componentes.

Hemos tenido que rodar una hora aproximadamente a un ritmo bajo/medio para rodar los discos y las pastillas ya que siempre conviene empezar rodando suave antes de someter a fatiga a alta temperatura a los discos. Una vez que tenemos discos y pastillas rodados empezamos a aumentar el ritmo y subir la intensidad, y la primera sensación que transmiten es un tacto más directo pero con progresividad, en ningún momento notamos unos frenos bruscos sino todo lo contrario, ofreciéndonos una frenada suave y progresiva. Esto se agradece sobre todo en el freno trasero ya que normalmente es más fácil bloquearlo a la hora de frenar.

Prueba discos y pastillas Galfer

La potencia de frenada ha mejorado mucho y cuando exiges potencia responden sin problema, pero no tienes la sensación en ningún momento de descontrol a la hora de frenar fuerte ya que la progresividad es continua incluso en frenadas fuertes.

Unos frenos progresivos ayudan en zonas bacheadas donde siempre cuesta un poco más ser suaves con el tacto. En este caso había zonas muy rotas con frenadas fuertes y rápidas y en todo momento hemos tenido sensación de control en ambos trenes. También en tandas más largas, cuando ya te encuentras más cansado, se agradece esa progresividad y suavidad que este conjunto nos ofrece, solventando nuestra falta de precisión en músculos y coordinación.

También queríamos ver cómo responden cuando se fatigan un poco más, porque de nada sirve que el funcionamiento sea muy bueno durante 15 minutos si va perdiendo efectividad con el paso del tiempo. En este caso hemos hecho una manga larga de 1 hora en un recorrido rápido estilo Cross Country con fuertes frenadas, buscando la combinación perfecta de situaciones para ponerlos realmente a prueba y ver si realmente responde igual en las condiciones más extremas, sobre todo en el freno trasero, que es donde suelen surgir más problemas por sobrecalentamiento. Y nos hemos encontrado que el conjunto ha respondido al 100% hasta la última frenada sin perder efectividad y respondiendo a todas nuestras exigencias, sobre todo el freno trasero que era el que más nos preocupaba debido al recorrido tan exigente y a la temperatura ambiente, que era de 32 grados.

Conclusiones

En resumen, el conjunto de frenos Galfer ha mejorado el conjunto de frenos original de nuestra Husqvarna, tenemos una frenada más suave y progresiva y con más potencia que antes. Y no menos importante, disponemos de unos discos más duros frente a los golpes en caso de que busquemos complicarnos en zonas extremas.

Precios y referencias del material probado:

Disco delantero Wave ranurado medida original (DF606RW): 137,71€
Pastillas delanteras compuesto sinterizado Racing (FD138G1396R): 34,42€
Disco trasero Wave lleno especial para Enduro (DF607WLL): 89,22€
Pastillas traseras compuesto sinterizado Racing (FD291G1396R): 34,42€

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Fabio Martínez

Fotos:

Andrea Pérez

Publicado el 03/06/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #132: Empieza de cero con Enduropro

En este nuevo número de Enduropro os esperan reportajes y artículos destinados para el inicio de una práctica segura y duradera. Las mejores motos para comenzar, la diferencia entre 2T y 4T, consejos de los expertos para tus inicios o cómo equiparte con cabeza. Además, probamos la KTM 350 EXC-F y como colofón del verano nos subimos a las Yamaha Wave Runner y Superjet 2021. Todo acompañado de las secciones de siempre como Al Extremo con Mario Román o Hard Zone con Michel Vallado.