Motos off road con historia: Montesa Cota 25 y 49

Motos off road con historia: Montesa Cota 25 y 49

Las Montesa Cota 25 y 49 marcaron la senda de lo que debían ser las motos de off road para niños, ligeras, fáciles de usar y seguras.

Autor:
Juan Solo
Foto:
Montesa
Publicado el 31/10/2022
Motos off road con historia: Montesa Cota 25 y 49

Los primeros años 70 abren nuevos horizontes de mercado para las Montesa de trial. Permanyer pronto se da cuenta que tiene todo un filón también con la fabricación de motos de trial orientadas a niños a partir de los 6 años de edad y, de paso, culminar los sueños de padres deseosos de compartir su afición con sus retoños. La imagen publicitaria de la época de un padre ayudando a su pequeño a cargar su Cota 49 en el mismo carro donde lleva una 247 lo dice todo.

Montesa contaba con el motor de la Mini una suerte de ciclomotor con rueda mediana y baja, tipo Honda Monkey, con un cambio de dos velocidades, un corta y otra larga, que funcionaba casi como un sistema automático.

El chasis era muy sencillo y liviano, con el motor que quedaba colgado de éste y con una chapa cubrecárter de protección. El subchasis posterior era similar al de la Cota 247, bueno en realidad era una 247 en miniatura.

La primera Montesa Cota 25 se presentó en el Salón de Barcelona de 1971, se fabricaron 70 unidades y se vendieron todas una vez acabada la muestra, bajo la sorpresa de la marca que no sabía el nivel de aceptación que podría tener una moto infantil.

De los primeros prototipos se corrigieron varias cosas, la primera la de convencer a un fabricante de neumáticos que hiciera gomas de trial de la medida adecuada para esta moto. También se mejoraron las suspensiones añadiendo hidráulico, y se montó un descompresor que facilitase la operación de arranque a las pequeñas piernas de los jóvenes montesistas.

En 1974 se sacó un nuevo modelo, ahora con caja de cambios de tres velocidades, a la que se denominó C (porque tenía cambio), en contraposición a la A (automática). Con algunos cambios estéticos, el que veis en la foto es el último, las Cota 25 se fueron sumando a las tendencias cromáticas del resto de las trialeras de Esplugues.

La hermana mayor de la Cota 25 era la 49, todo un sueño para los jóvenes trialeros de los 70. Se presentó en el Salón de Barcelona de 1972 junto con la Montesa Scorpion 50.

La Cota 49 también seguía las líneas estéticas de la 247, pero a diferencia de la 25 tenía el chasis un tirante que bajaba desde la pipa de dirección y que se unía al cubrecarter, como si fuese una falsa doble cuna.

El motor de la Cota 49 era de tres marchas y tenía unos pedales practicables que servían también para ponerla en marcha.

En 1976 se cambia el chasis, se elimina la falsa doble cuna, y se actualiza la decoración para hacerla similar a la del resto de la familia de Montesa Cota.

La Montesa Cota 49 permaneció en producción hasta 1981. En 1984 el importador italiano de la marca española intentaría recuperar el concepto bajo la denominación Cota 50, con un chasis de aluminio y un motor italiano, pero su producción fue meramente testimonial.

En España Merlin y Mecatecno retomaron el concepto de trialeras para pequeños en los años 80, y más recientemente encontramos las motos de trial infantiles de Osset o Torrot, entre otras marcas. La filosofía de las Cota 25 y 49 sigue vigente en nuestros días como la mejor forma de iniciarse en el off road.

Relacionados

Texto:

Juan Solo

Fotos:

Montesa

Publicado el 31/10/2022