Revisa y renueva tu moto de campo

Revisar y renovar una moto de campo es una tarea que puedes realizar tanto si has estado mucho tiempo sin usarla o bien porque has adquirido una de segunda mano y quieres dejarla como nueva. Vamos a repasar algunos de los pasos que no deberías olvidar.

Autor:
Juan Muñoz
Foto:
KTM / Marcas
Publicado el 11/07/2017

Los cuidados y mantenimiento de tu moto de campo deben de ser un motivo más de disfrute con ella. Los mejores pilotos siempre dan el último toque a sus motos para asegurarse que todo está bien puesto a punto y a su gusto. Dependiendo de nuestras habilidades podemos llegar en el mantenimiento a realizar labores más complejas, pero si no lo tienes demasiado claro siempre te recomendamos que acudas a un taller especializado.

Hemos elaborado este artículo con la colaboración de una de las mayores tiendas especializadas en off road, como es Moremoto, y vamos a hacer referencia a algunas de las piezas que podemos encontrar en su establecimiento.

Cómo lavar nuestra moto de off road

No hay nada mejor que comenzar una sesión de bricolaje con nuestra moto de campo que con ella limpia. Nuestro trabajo será más agradable y, sobre todo, evitaremos que durante las tareas de mantenimiento se nos cuelen restos de barro o de suciedad en las nuevas piezas. Si echas mano de una hidrolimpiadora no acerques mucho el chorro a presión, que podría dañar los plásticos, levantar las pegatinas o introducir agua en juntas o retenes. A nosotros nos gusta más la esponja y el agua de la manguera. Tapa la salida del embrague. Seca bien la moto, si tienes un compresor de aire, mejor, teniendo especial atención en las piñas y conexiones eléctricas. Al final arranca la moto para que tome algo de temperatura y termine de secar la posible humedad del motor.

Limpieza del filtro del aire

Casi con seguridad el filtro del aire de tu moto de campo será del tipo esponja. Puedes desmontarlo y limpiarlo con agua y jabón neutro o con un producto específico que arrancará mejor la suciedad más profunda. Déjalo secar mientras terminas con el mantenimiento de tu moto. Una vez seco lo puedes empapar con un producto específico que mejorará la calidad de su filtrado y no permitirá que pasen partículas de suciedad al motor.

Aceite del motor

En caso de duda, lo mejor es proceder a un cambio de aceite y del filtro, si es una moto de cuatro tiempos. Busca un buen aceite, los mejores son sintético y los más económicos los minerales. Tienes que ser de los mismos valores SAE, por ejemplo 10W40, y que debe de corresponder con lo que dice el manual de instrucciones de tu moto Y que sea un aceite adecuado para tu moto, esto se mide en los valores API o JASO. Recuerda que debes cambiar la arandela el tapón de vaciado del cárter. Y por supuesto que dejes el aceite usado y las piezas que hayas reemplazado en un punto limpio para su reciclaje, si es que cambias el aceite en tu casa.

 

Líquido de frenos y de embrague

También si la moto tiene mucho tiempo es posible que el líquido de frenos haya cogido algo de humedad o bien que el circuito haya cogido aire. Muchas veces con purgar el circuito no vale, y lo mejor es reemplazar el líquido. Lo mismo sucede con el líquido del circuito del embrague si tu moto de enduro o trial tiene embrague hidráulico. Para reemplazar estos fluidos te recomendamos que no vacíes el circuito, sólo tienes que dejar que fluya el líquido antiguo mientras introduces el nuevo por el depósito.

 

La cadena de la moto; que ahora llamamos kit de arrastre

En condiciones normales el mantenimiento de la cadena de la moto se limita a su limpieza, tensión y engrase. Pero por las duras condiciones a las que la sometemos, la cadena de nuestra moto es uno de los elementos que más sufren, por mucho que nos esmeremos con su limpieza y engrase, una mañana montando por tierra o barro harán que envejezca prematuramente, si la comparamos con la relativamente cómoda vida de la cadena de una moto de carretera. Los kits de transmisión de moto de campo suelen ser de retenes y con un eslabón de enganche en lugar de los remaches que normalmente vemos en las cadenas de carretera. Por lo que su sustitución es más sencilla. Sólo tienes que encontrar una de la medida y paso adecuado. No olvides reemplazar también el piñón de ataque y la corona si están también desgastados, llevar estos elementos dañados harán que pronto tengamos que sustituir nuestra nueva cadena.

Juegos de pegatinas y retoques finales

Puedes terminar de retocar los plásticos de tu moto, los más dañados, con algún tipo de estropajo fuerte (los que usamos en la limpieza de los cacharros de la cocina) y algo de cuidado. Eliminará la suciedad más profunda y de alguna forma pulirá ligeramente los arañazos de las tapas de plástico. Prueba primero en zonas que se vean menos para que puedas comprobar su efecto y posibles daños.

Una vez con la moto perfectamente limpia y si las pegatinas originales están muy viejas, puedes buscar un nuevo juego y colocarlas. Verás el efecto de “moto nueva” que consigues.

 

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Juan Muñoz

Fotos:

KTM / Marcas

Publicado el 11/07/2017

Últimos podcasts


Carlos Sotelo, CEO y Fundador de la marca de scooter eléctricos Silence

Podcast Ep.7 | Carlos Sotelo: La historia del éxito de los scooter eléctricos Silence

Dani Amatriain

Vídeo Podcast | Diálogos sobre ruedas Ep.12: Dani Amatriain

Diálogos sobre ruedas: 2020, un mundial apasionante

Vídeo Podcast | Diálogos sobre ruedas Ep.11: 2020, un mundial apasionante

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #128: La historia del enduro

En este nuevo número de Enduropro hacemos varios viajes en el tiempo para ver cuáles fueron los orígenes del enduro a principios del siglo XX, la historia de los ISDE y la evolución de las motos de enduro. También podréis descubrir cuáles han sido los mejores pilotos de enduro de la historia, ver como irrumpieron las motos japonesas y cambiaron el mundo del Off Road… Y todo ello acompañado con unos videos de mantenimiento para principiantes en casa y las secciones de equipamiento y Mario Román.