Prueba KTM 125 SX 2023: Inyección de emociones

Prueba KTM 125 SX 2023: Inyección de emociones

Aquí tienes a la nueva KTM 125 SX 2023, la primera moto de cross de su cilindrada con arranque, inyección y válvula electrónica. La revolución de la tecnología ha llegado a las categorías más pequeñas.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Lluís Llurba
Publicado el 07/12/2022
Prueba KTM 125 SX 2023: Inyección de emociones

Lo mejor de la moto

Motor excepcional
Arranque y doble mapa
Moto equilibrada y divertida

Lo peor de la moto

Precio
Amortiguador blando
5 kg más pesada

La SX 125 es una moto totalmente nueva y que sin duda marcará un antes y un después en todo el panorama del motocross. Tras más de 30 años haciendo motos prácticamente iguales y que su tecnología apenas ha cambiado, KTM se ha decidido a renovar uno de sus estandartes, y lo ha hecho sin dejarse nada en el tintero.

Desde hace más de 5 años KTM dispone de motos de inyección 2 tiempos en su catálogo de enduro. Este sistema se implementó en un principio por motivos puramente legales y poder alcanzar los niveles de emisiones que se les exigen a los modelos de 2T en Europa. Pero tras 5 años de desarrollo se ha descubierto que aparte de las menores emisiones, estas motos ofrecen ventajas como la eliminación de la necesidad de carburar la moto, la mayor linealidad del motor o el menor consumo. Es por ello que decidió implementarlo en sus modelos de motocross que hasta entonces estaban alimentados por carburador.

El nuevo sistema no es el que se ha montado en las motos de enduro, el conocido TPI, sino que es una evolución, en la que la gasolina se inyecta por la admisión como en un modelo de carburador y no directamente al transfer del cilindro como hacia la TPI (Transfer port injection).

Es por lo que el nuevo sistema se ha bautizado como TBI (Throttle body injection) o inyección en el cuerpo del acelerador. Además, se ha eliminado el sistema de mezcla automática del que disponen los modelos de enduro y ahora hemos de hacer la mezcla previamente como en cualquier modelo de carburador.

Aparte de la inyección se ha añadido el arranque eléctrico y se ha eliminado la pata de arranque. Y como colofón se ha montado un sistema de válvula de escape electrónica y un doble mapa de potencia. La válvula en este caso es accionada por un motor eléctrico controlado por el CDI, y que trabaja en conjunción con la inyección para ofrecer la mejor respuesta en cada momento. El doble mapa por su parte está disponible en el lado izquierdo del manillar siendo la primera KTM 125 en ofrecer esta opción y nos da dos respuestas muy diferenciadas que podremos variar según el trazado o el tipo de terreno.

Prueba KTM 125 SX 2023: Inyección de emociones

La parte ciclo no se ha quedado atrás y junto a la nueva carrocería que es lo que más salta a la vista, más estrecha y ergonómica, también disponemos de un nuevo chasis, basculante, bieletas y amortiguador. Este último recibe unos mandos de ajuste rápido que permiten cambiar todos los parámetros de compresión y extensión sin la necesidad de herramientas. Además, va montado en una nueva torreta en el chasis que ofrece lo que han llamado “antisquat” o la capacidad de no hundirse en aceleraciones para mejorar la tracción.

El subchasis de aluminio, reforzado con poliamida, también es nuevo. Esta construcción mixta permite colocar todos los elementos electrónicos extra y la batería y mantener el peso centrado, ya que ha sido una de las premisas al rediseñar la moto. Esta centralización de masas conlleva una mejor manejabilidad. Las estriberas también son nuevas, más largas y montadas más dentro del chasis para evitar que rocen en el suelo con facilidad.

La suspensión delantera también se ha revisado, aunque sigue montando la horquilla WP XACT AER que tanto nos ha gustado en los últimos años. Ahora tiene nuevos tarados, nuevos anillos de protección en los retenes y dispone de unos topes hidráulicos que mejoran mucho la respuesta en grandes impactos. Todas estas mejoras debían tener al menos un inconveniente y ese ha sido el aumento de peso. Casi 5 kg ha engorado la SX con respecto al modelo del año pasado, pasando de los 87,5 a los 92,4 kg.

En la pista

La SX 125 es la primera de las 2T 2023 de última generación que ha caído en nuestras manos y a primera vista es una moto realmente bonita. La nueva carrocería con líneas rectas y agresivas y la combinación de colores con las llantas en color negro hacen que sea una moto que entra fácilmente por los ojos. Esto ya es una motivación para subirte en ella, y afortunadamente el idilio no se queda en lo estético, ya que es una moto que sorprende desde el primer momento que te subes en ella.

La página de KTM ha elegido una frase que nos ha parecido muy acertada y que dice: “Sólo hace falta un apoyo fuerte y rápido en una rodera enfangada para saber que la KTM 125 SX 2023 es una seria competidora en la categoría de 125 cc”. Esta fue nuestra pura realidad, y es que en la prueba el terreno estaba enfangado y lleno de roderas, y nada más salir de la primera curva te das cuenta que esta moto es diferente a todo lo que conocíamos.

El motor ofrece una suavidad y progresividad desconocidas en una 125 de MX. El propulsor más parecido que hemos probado podría ser el de la EXC 150 TPI de enduro. Tiene una respuesta similar, limpia y progresiva, pero con el carácter de una moto de cross. Más rápida, rabiosa y enfadada que su prima de enduro.

La carburación es perfecta, y la moto se siente fina en todo momento, sin rateos ni baches de potencia. Esto es algo desconocido en una 125 que siempre tienen alguna parte en la que el motor no va redondo del todo. Este propulsor siempre responde igual y destaca mucho por su par motor, que hace que suba siempre de revoluciones, aunque no llevemos la marcha correcta.

No ocurre como en una de carburación, donde el motor se queda muerto y no pasa de cierto régimen, éste aunque sea despacio siempre recupera lo que nos da mucha confianza para poder rodar en marchas más largas de lo habitual sin miedo al fallo o “engorde” de carburación.

De todos modos, esto que hablo son experimentos, porque una 125 está pensada para llevarse a un régimen alto y ahí es donde esta moto sigue brillando por su respuesta. Hay una cierta patada pese a la electrónica en el motor y esto es lo que la hace divertida y que no pierda ese carácter de 125 de toda la vida, pero “mejorada”. No es una moto agresiva, pero a partir de esa patada es donde despliega todo su potencial con un motor lleno, crujiente, limpísimo y una muy buena estirada, sobre todo en el mapa 2. En el mapa 1 o de color blanco, tenemos más bajos y medios pudiendo llevar un pilotaje más relajado, pero la subida de revoluciones es demasiado rápida y llegaremos con facilidad al corte. En el mapa 2 (verde) no tenemos tantos bajos, pero una vez comienza a empujar la estirada es más larga y la potencia se aguanta más tiempo sin decaer. Son dos curvas muy lógicas y que harán que la moto tenga mucho mayor abanico de pilotos que se sientan a gusto en ella.

La parte ciclo también se nota diferente con un mejor agarre en las rodillas gracias a la nueva carrocería más ergonómica. El chasis es más preciso y rígido que en el modelo anterior. La tracción que ofrece es otra de las virtudes de esta moto. Sin latigazos del tren trasero cada vez que abrimos el gas se traduce en puro avance, saliendo de las curvas con mucha seguridad.

Da la sensación de ser una moto de más cilindrada cuando abrimos un poco el gas para corregir la trazada, no ocurre como con otras 125 que hemos de ayudarnos con el embrague, sino que responde genial casi como una 4T. Si queremos usar el embrague, este funciona de maravilla haciendo que la moto vuelva a la banda útil de potencia con mucha mayor facilidad que un modelo de carburador.

Las suspensiones no se quedan atrás con el resto de la moto, con mucha mayor resistencia a los topes, y si llegamos a ellos, lo hacen de forma menos seca. La horquilla AER es una de nuestras favoritas, y en este modelo trabaja de forma precisa y rápida manteniéndose siempre en la parte alta del recorrido y comiéndose los baches de una manera predecible. El amortiguador acompaña muy bien pudiendo mantener trazadas rectas en zonas bacheadas con facilidad aunque quizá debería endurecerse un poco para los pilotos más rápidos o pesados.

Los frenos como siempre en KTM y como ocurre con Brembo nos han parecido excelentes. Potencia y facilidad de uso, con progresividad en ambos trenes. Es cierto que el tamaño de los discos se ha quedado un poco pequeños si lo comparamos con algunos de la competencia, pero sin duda realizaron su trabajo de manera muy eficiente en toda la prueba y sin muestras de fatiga.

En cuanto al aumento de peso es algo que no hemos notado. La nueva SX entra en curva con facilidad y precisión milimétrica y es fácil girar tanto en curvas planas usando el gas como en roderas cerradas con buen aplomo del tren delantero. Esto es prueba de que ese peso está más centrado y no se nota en absoluto. Quizá con el modelo anterior frente a frente y en una frenada fuerte podría haber alguna diferencia, pero sin duda las ventajas que ha traído ese aumento de peso son mucho mayores que los inconvenientes.

Conclusión

La nueva SX 125 marcará un antes y un después en la cilindrada. Por un lado, los pilotos rápidos tendrán una moto potente, que siempre va bien de carburación y que les dará mucha seguridad para buscar el límite, pero por otro lado los pilotos más lentos o aficionados se encontrarán muy a gusto en una moto mucho más fácil de usar que una 125 de carburación, con más par y con menos quebraderos de cabeza para ponerla a punto. Además, el arranque eléctrico le da ese plus de comodidad y modernidad que le faltaba a las 125. Sin duda, una moto genial que nos ha sorprendido por su facilidad y diversión de uso además de su efectividad si buscamos el mejor tiempo contra el crono. Ya está disponible en todos los concesionarios a un precio de 9375 euros.

Detalles de la moto

Motor. KTM 125 SX 2023

La nueva KTM 125 revoluciona el mercado con su inyección TBI, es la primera moto de cross que monta este sistema.

Escape. KTM 125 SX 2023

La válvula de escape es de accionamiento electrónico, lo que suaviza la respuesta y aumenta la banda de potencia útil.

Manillar. KTM 125 SX 2023

En la parte izquierda del manillar podemos elegir entre dos mapas de potencia, uno estándar y otro para prestaciones máximas.

Amortiguador. KTM 125 SX 2023

El amortiguador ahora se puede regular sin herramientas, tanto en compresión como extensión.

Carrocería. KTM 125 SX 2023

La carrocería es nueva con un asiento y subchasis inéditos. La ergonomía ha mejorado.

Motor

Tipo

Monocilíndrico 2 tiempos


Refrigeración

Refrigeración por líquido


Potencia Máxima


Par Máximo


Cambio

6 velocidades


Transmisión


Chasis

Tipo

Chasis de tubo central de acero al cromomolibdeno.


Suspensiones

Horquilla WP XACT AER 310 mm / Amortiguador WP XACT 300 mm


Frenos

Delantero

Disco 260mm con pinza y bomba Brembo.


Trasero

Disco de 220 mm con pinza y bomba Brembo


Medidas y pesos

Longitud


Distancia entre ejes


Altura del asiento

958 mm


Peso (lleno)

92,4 kg


Capacidad del depósito

7,2 litros


Neumáticos


Relacionados

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Lluís Llurba