Giovanni Sala

Giovanni Sala: ¡Ave, Gio!

Sin lugar a dudas, Gio Sala fue el piloto más querido del paddock durante la década de los 90. Su personalidad y genialidad le convirtió en uno de los más grandes pilotos de enduro de todos los tiempos.

Autor:
EnduroPro
Foto:
KTM
Publicado el 12/02/2020
Giovanni Sala

El piloto más querido de Italia, Giovanni Sala, ha logrado cuarenta y seis victorias y cinco títulos en el Campeonato del Mundo de Enduro. Después de su primer éxito en la clase 500 en 1993, pasó a la 250. Allí, tomó las riendas en 1994, 1995 y 1998. Sus otros logros también son únicos: fue subcampeón del mundo en cuatro ocasiones (1992, 1996, 1997, 2003), y ganador absoluto de los campeonatos nacionales italianos en seis ocasiones, así como campeón nacional en su categoría ¡trece veces!. Los que lo conocen hablan de él como un correcto, profesional y buen piloto.

Giovanni Sala

La carrera de este campeón absoluto se inició en paralelo con el equipo Farioli. En los Seis Días Internacionales de Enduro, Sala ganó con su KTM en la clasificación absoluta tres veces (Australia en 1992, Finlandia en 1996, Italia en 1997), primero en su clase cuatro veces, y luego campeón del mundo por equipos otras cuatro (Australia en 1992, Estados Unidos en 1994, Italia en 1997, España en 2000).

Descubrió el enduro de niño cuando veía los entrenamientos de sus vecinos: Gualtiero Brissoni ganó la edición más difícil de la Valli Bergamasche en 1974, cuando fue el único de los treinta y dos corredores que llegó a la meta, y también se convirtió en campeón de Europa en 1978 y 1982. Brissoni se entrenó en una pista cerca de Gorle y, después de terminar, el jovencísimo Sala y sus amigos se subieron a ella con sus bicicletas. Las primeras veces que Sala se subió a una moto, una Fantic Motor 50, no le llevó inmediatamente al mundo de la competición. Era un joven emocional y ese estrés le había afectado también durante sus primeras carreras de esquí amateur. Empezó a competir en una moto, una Fantic Motor 125, en 1979.

Los primeros resultados llegaron pronto y ganó los campeonatos italianos en 1981, aunque luego, inexplicablemente, se pasó al Motocross. En 2016, confirmó en una entrevista con la revista Endurista que permaneció en esa disciplina hasta 1990. Después de varios campeonatos, incluyendo un campeonato del mundo en Checoslovaquia, decidió renunciar ya que los costos eran demasiado altos.

Arnaldo Farioli le ofreció un contrato para correr y Sala utilizó ese dinero para pagar a alguien que lo sustituyera en la tienda de delicatessen donde trabajaba. Así es como comenzó la segunda parte de su historia, y pronto progresó de tercero, a segundo, a primero en el Campeonato del Mundo en 1993.

Dijo en otra entrevista que se necesita "pasión, tenacidad y auto-sacrificio" para tener éxito. Un poco de obstinación también ayuda en cualquier disciplina, no sólo en las carreras. Además, recientemente ha explicado su enfoque y sus técnicas, ambas obviamente esenciales, en una serie de videos para Moto.it. En sus lecciones, aclara que es importante siempre levantar la horquilla delantera cuando se sube por piedras sueltas, y analiza la importancia de conducir de pie para controlar la velocidad en las bajadas y de hacer un reconocimiento para ganar segundos decisivos en una Cross Test, en la que a menudo se coronan campeones del mundo.

Cree que el Enduro debe seguir siendo una disciplina difícil también para los aficionados que pasan horas y horas en los bosques sólo para ver a los pilotos enfrentarse a los pasajes particularmente técnicos y difíciles.

Además, Sala se ha dedicado al proyecto Rally-LC8 en su carrera. Después de las primeras pruebas a una velocidad superior a los 200 km/h en el desierto, "Gio" demostró sus habilidades en el Dakar donde se clasificó sexto en 2002 y tercero en 2006.

Explicó que el Dakar te da mucho también desde el punto de vista humano: "Te conoces mejor a ti mismo, provoca estallidos de solidaridad, endurece tu espíritu". Así como el Enduro te pone en contacto contigo mismo. Para ganar en una disciplina en la que literalmente hay que ensuciarse las manos, hay que aceptar hacer sacrificios y no dejarse asustar por las primeras dificultades.

Es exactamente por eso que el esfuerzo, la tenacidad y la obstinación siempre serán recompensados.

Palmarés

  • 1993: Campeón del Mundo 500 –KTM-
  • 1994: Campeón del Mundo 250cc –KTM-
  • 1995: Campeón del Mundo 250cc –KTM-
  • 1998: Campeón del Mundo 250cc –KTM-
  • 1999: Campeón del Mundo 400 cc –KTM-

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

EnduroPro

Fotos:

KTM

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #124: Campeonas del Mundo

En este nuevo número de Enduropro probamos la gama de Enduro Factory de Beta, réplicas de las Campeonas del Mundo. Probamos también la nueva Honda Africa Twin 2020 en el desierto de Mezouga en un viaje épico. Además, charlamos sobre técnica con la leyenda Ryan Hughes, “El Maestro”, y os contamos de primera mano nuestra visita a MIPS, donde evolucionan la protección en los cascos actuales. Todo ello acompañado, como siempre, con nuestras secciones habituales y con la sección de Mario Román.