Al Extremo

Mario Román se lesiona en la segunda prueba del Mundial

Mario Román
31/05/2022
Mario Román nos cuenta cómo fue su mes de mayo, donde se lesionó en Serbia durante la segunda prueba del Mundial.

Hola amigos de EnduroPro,

El mes de mayo empezó muy bien, la primera semana estuve en el Extreme Lagares, en Portugal. Una carrera muy especial que desafortunadamente este año no ha formado parte del Campeonato del Mundo por razones políticas, pero igualmente es una prueba internacional muy famosa para la cual (aunque esté fuera del campeonato) el equipo Sherco Factory ha hecho un esfuerzo para desplazarse de Francia a Portugal para llevar tanto a Wade Young, mi compañero de equipo, como a mi.

El fin de semana fue muy bien. Como siempre disfrutando de Portugal, un país muy bonito con una gastronomía y una gente que me encanta. Pero aparte de eso, fue un trazado como siempre super difícil. Son tres días de carrera: primer día super enduro, segundo día en la ciudad y tercer día en los ríos, hard enduro. Fue un finde muy completo en el que pudimos disfrutar de distintos formatos de carrera. Me fue muy bien, conseguí la victoria general a pesar de que tuve una buena lucha con mi compañero, así que muy contento. Además vino mi familia a verme y fue un viaje muy bonito.

Después del Extreme me fui unos días a descansar, veníamos de muchos viajes seguidos y mucho entrenamiento después de Israel entonces decidí descansar la semana previa al mundial en Serbia. Aproveché para hacer un curso el sábado en el Super Enduro Seix de Ocaña, el circuito de super enduro en el que me entreno para los prólogos del mundial. Disfrutamos un montón con un grupo de 20 personas que venían de todas las partes de España y fue muy entretenido, además han hecho cambios en el circuito entonces eso te da la oportunidad de seguir entrenando y mejorando. Estoy muy contento de poder entrenar ahí siempre que quiero.

 

 

De ahí nos fuimos a Serbia, segunda prueba del mundial. Veníamos líderes y con muchas ganas, ya que hemos trabajado muy duro todo el invierno y el ritmo y el nivel lo tenemos para estar delante. A pesar de empezar muy bien el prólogo, el primer día hice entre los cinco primeros y me sentí super bien, el segundo día nada más empezar me rompí un dedo del pie con un arbolito cortado que había en el lateral de un sendero. No lo vi porque estaba como escondido y cuando me quise dar cuenta le golpeé muy fuerte con la bota y salí volando, me caí por delante del manillar. En ese momento perdí la sensibilidad en el pie, sabía que me había hecho mucho daño pero obviamente no sabía el alcance. Ahí me levanté super rápido, aunque el que venía detrás de mí me alcanzó, así que le seguí como pude y en realidad ese día no me fue nada mal porque en caliente la lesión la puedes aguantar mejor. Quedé quinto o sexto, pero me fue relativamente bien.

Al día siguiente en frío, a pesar de que me dejaron una bota de un número más grande para que no me apretase el dedo, pude mejorar un poco las sensaciones pero al final la carrera duró 7 horas y el día fue durísimo. No pude rendir al nivel que estoy acostumbrado, me tocó ir con mentalidad de terminar la carrera, pero no de ganar. El último día cumplí el expediente e intenté sumar todos los puntos que pudiese para el campeonato, ya que tiene 8 pruebas en total así que cualquier punto es bueno. El objetivo era conseguir seis puntos y lo hice, y esos 6 puntos serán muy valiosos a final de año, seguro que los necesitamos.

Ahora mismo estoy recuperándome de la lesión, no ha sido muy grave pero sí me estalló la punta del dedo. Es una fractura abierta, se abrió un poco la yema del dedo. De todos modos estoy en Indonesia porque tenía un compromiso. No tengo que competir, solo tengo que estar aquí dando un curso y alguna cosa más, pero tenía que venir. Estoy muy contento de estar en Asia por primera vez, es un país super especial, los fans son increíbles, muy diferentes a nosotros. Estoy haciéndome un millón de fotos y conociendo una cultura y gastronomía nueva. Así que ya os contaré qué tal por aquí en el próximo número de EnduroPro.

Un saludo.

Mario Román

Mario Román

Apasionado de las 2 ruedas. A los dos años ya montaba en bici y a los 6 tuve mi primera moto de trial de gasolina, especialidad en la que competí a nivel nacional hasta los 17 años. De los 18 a los 24 me pasé al enduro ya a nivel internacional, logrando incluso ser campeón del mundo 125cc. Después probé con el hard enduro y me enamoró. Desde entonces disfruto de este gran deporte al más alto nivel tratando de superarme a diario.

Relacionados