Ducati y Antoine Meo vencen el Iron Road Prologue de Erzbergrodeo

Ducati y Antoine Meo vencen el Iron Road Prologue de Erzbergrodeo

La DesertX Rally consigue una nueva victoria en la clasificación reservada a las máquinas bicilíndricas en el prólogo de la clásica extrema, con un decimosexto puesto en la general.

Facebook
Twitter
Whatsapp
Redacción EnduroPro
EnduroPro
Foto
Ducati
Fecha05/06/2024
Ducati y Antoine Meo vencen el Iron Road Prologue de Erzbergrodeo
Facebook
Twitter
Whatsapp
Redaccion EnduroPro
EnduroPro
Foto
Ducati

fecha05/06/2024


La Ducati DesertX Rally ha logrado una nueva victoria en la clasificación reservada a las bicilíndricas en el Erzbergrodeo, una de las competiciones de enduro extremo más populares. El múltiple Campeón del Mundo de Enduro y Campeón de Europa de Supercross ganó por segunda vez consecutiva el Iron Road Prologue de Erzbergrodeo con la DesertX.

Ducati y Antoine Meo vencen el Iron Road Prologue de Erzbergrodeo

El Iron Road Prologue es la competición que los más de 1.300 pilotos inscritos en el Red Bull Erzbergrodeo deben realizar para clasificarse para la prueba final. Dividida en dos sesiones, se desarrolla en una subida ultrarrápida (más de 600 metros de desnivel a lo largo de 13,5 km) en la que compiten motos monocilíndricas y bicilíndricas y, gracias a su espectacularidad, con el paso de los años se ha convertido en una de las carreras más disputadas y esperadas de todo el evento. En el Iron Road Prologue, Meo y la DesertX Rally, asistidos por el equipo Entrophy Motorbike, se hicieron con la victoria, marcando el mejor tiempo en la categoría reservada a las máquinas bicilíndricas.

El resultado permitió a las DesertX Rally alinearse en primera fila en la prueba final del domingo, donde Antoine Meo quiso cuajar una buena actuación, iniciando la carrera en medio del entusiasmo del público. El campeón francés sólo se detuvo tras pasar los primeros puntos de control, donde la ruta se volvió prohibitiva para las bicilíndricas.

La Rally DesertX confirmó así sus cualidades competitivas en un recorrido que realzó las prestaciones del motor Ducati, subrayando al mismo tiempo la calidad del chasis caracterizado por soluciones preparadas para la competición, que se pusieron a prueba en los exigentes recorridos del Iron Road. De hecho, la moto de Meo se preparó para la carrera adoptando únicamente el escape de competición Ducati Performance y eliminando uno de los dos discos delanteros, que no es necesario para una carrera cuesta arriba como la del Erzbergrodeo.