Motos off road con historia: Yamaha Ténéré

Motos off road con historia: Yamaha Ténéré

Las Ténéré fueron un paso más allá de la espartana monocilíndrica de 500 y se convirtieron en una moto soñada para ir a dar una vuelta por el desierto.

Autor:
Juan Solo
Foto:
Archivo / Yamaha
Publicado el 28/07/2022
Motos off road con historia: Yamaha Ténéré

Corrían los últimos años 80 y un tema frecuente de conversación era si nos iríamos a dar una vuelta al desierto (desde España al de Marruecos) en una ligera monocilíndrica o en una confortable y “rebosante de par” bicilíndrica. Las marcas no hacían más que afilarnos los dientes ofreciendo motos como las Honda Dominator o Africa Twin o las Yamaha Ténéré o Super Ténéré.

Yamaha era la que más experiencia tenía en esto del Trail. Su activo importador francés fue un gran impulsor de los viajes y competiciones por África y la experiencia de la XT 500 abrió un nuevo horizonte de ventas entre los aficionados europeos con ganas de aventura o de tener una moto de campo algo más cómoda.

Pronto el modelo se diversificó en las XT 600, más espartanas, económicas y duras para las pistas, las Ténéré con un depósito más grande de combustible y algo de carenado que nos librase de las fatigas de carretera y las Super Ténéré con un explosivo y deportivo motor que se convirtió en un arma de las carreteras de montaña. De él derivarían las TDM en un concepto que ha llegado a nuestros días con las Tracer 900 (hoy T9).

Con la denominación Ténéré la primera versión fue la de año 1983, una moto inspirada en la que llevaba Cyril Neveu y que logró la victoria en el Dakar en 1989 y 1990, gracias a los trabajos de preparación del importador de Yamaha en Francia sobre la base de una XT 500. El depósito del combustible de casi 30 litros de capacidad la hacían perfecta para grandes travesías en las que no abundaban los surtidores, pero la hacían algo pesada en su manejo. El sencillo motor de un cilindro refrigerado por aire, de escaso mantenimiento, se quedaba algo corto de potencia.

La solución vino en 1986 cuando se rebajó la capacidad del depósito y se introdujo uno de los elementos que más valoraron los traileros de la época: el arranque eléctrico. Esta segunda edición aún tenía un disco de tambor en el tren trasero y soluciones técnicas que provenían directamente de las antiguas Yamaha XT 500.

Quizás la Ténéré más recordada fue la que se puso a la venta en 1988, con un carenado mucho más integrado y completo, doble óptica delantera y muchas mejoras en el motor que fue completamente renovado. El freno trasero de tambor ya fue reemplazado por un segundo disco. Esta versión sería la que daría paso, un año más tarde, a la Super Ténéré, con motor de dos cilindros y unas dimensiones algo más grandes que darían réplica a las Honda Africa Twin o a las BMW R 80 GS.

Las Yamaha Ténéré se convirtieron en una alternativa perfecta a las pesadas motos de dos cilindros y el modelo se siguió desarrollando en 1991 con un nuevo motor de cinco válvulas y refrigeración líquida y en 1994 con una rediseñada carrocería y la vuelta a la doble óptica delantera, hasta el cese de la producción en 1998.

El trail de los años 90 se fue disipando por carreteras de montaña y motos de suspensiones altas pero más enfocadas al asfalto que al duro trato por las pistas de tierra y dunas africanas. En 2006, aprovechando el relanzamiento de la Yamaha XT 660X, Yamaha presentó de nuevo su XT 660 Z Ténéré, con figura estrecha y alta, un carenado justo para soportar kilómetros por carretera y una filosofía de moto divertida y válida para un uso diario, de salida de fin de semana o de aventura off road. La nueva Ténéré ya apuntaba alguno de los rasgos de la nueva Ténéré 700 en la forma de su carenado.

La XT 660 Z Ténéré permaneció en catálogo hasta 2016 cuando ya comenzaron a verse los primeros bocetos de la Ténéré 700 que hoy tenemos en las tiendas. La actual Yamaha Ténéré 700 hereda todo el sabor de las primeras Ténéré, motos aventureras, esenciales, duras y prácticas. Yamaha se sirvió del desarrollo de las MT 07 y Tracer o T7 para hacer una de las mejores trail del mercado actual.

A mí me resulta curioso que la que pensábamos era la reina de las trail de Yamaha, la Super Ténéré, en su reencarnación de 2010 fuera un modelo que no llegó a cuajar en el mercado, y que las más radicales y aventureras sean las que han mantenido el legado de las Ténéré. ¿Será que a los verdaderos aficionados al trail les sobra gran parte de las comodidades de las motos de turismo y que lo que buscan es una máquina con la que llegar al fin del mundo sin grandes complicaciones?

 

Relacionados

Texto:

Juan Solo

Fotos:

Archivo / Yamaha

Publicado el 28/07/2022