Prueba Shoei VFX WR: la revisión de un icono

Prueba Shoei VFX WR: la revisión de un icono

Probamos el VFX WR, el nuevo casco tope de gama de Shoei para off road que mantiene su estética agresiva pero que incorpora numerosas mejoras.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Lluís Llurba / Shoei
Publicado el 28/07/2022
Prueba Shoei VFX WR: la revisión de un icono

SHOEI es una de las marcas con mayor solera dentro del mundo de las motos. Con una gran tradición en hacer productos de primera calidad dentro del off road, grandísimos pilotos han usado sus productos durante años. Nombres como Jeff Ward, Damon Bradshaw, Doug Henry, Travis Pastrana, Josh Grant o en la actualidad Malcom Stewart o nuestro Pol Tarrés han sido pilotos Shoei.

La marca fue fundada en Japón en 1959 por Eitaro Kamata. Los padres de Eitaro regentaban una pensión en Tokyo que frecuentaban Soichiro Honda y Kioshi Kawashima, fundador y probador de la conocida marca de motos Honda. Eitaro se fijó en sus cascos y se quedó prendado, dejando el negocio familiar y fundando su propia empresa. El nombre es una mezcla de Showa, nombre de la dinastía que reinaba en esos años en Japón, y el propio nombre de Eitaro.

Shoei fue la primera marca en incorporar la fibra de carbono y el kevlar en los cascos. También fueron los inventores de las pantallas en los modelos de velocidad. Han diseñado los primeros interiores con ventilación y diversos sistemas y patentes de seguridad a lo largo de los años, siendo una de las compañías punteras en desarrollo de cascos. Contrariamente a su fama y calidad, se mantiene como una empresa pequeña que diseña y fabrica todos sus productos en Japón con un staff de 800 trabajadores.

VFX un estilo que aún perdura

La saga VFX nació en 1991 siendo el primer casco integral para off road de la marca. Fue una revolución en cuanto a diseño y funcionalidad que sentó las bases de la gama de cascos de la marca para el futuro. Tras el VFX vinieron el VFX2, el VFX-R, el VFX-DT, el VFX-W y el actual VFX-WR. Este espíritu y la línea de diseño se ha mantenido durante los años en todos los modelos de la marca, por lo que cuando vemos un Shoei se puede reconocer fácilmente.

El nuevo VFX-WR es el casco tope de gama para off road. Mantiene la estética agresiva y tan conocida de la serie VFX pero con mejoras. Uno de los cascos más apreciados por los aficionados y profesionales que se renueva por completo.

La estructura de la calota del casco Shoei VFX-WR ha sido fabricada aplicando la tecnología exclusiva de Shoei AIM+, formada por varias fibras de vidrio, fibras orgánicas y fibras de alto rendimiento que le aportan un peso muy ligero y una rigidez óptima. Esta estructura de casco más ligera siempre ayuda en las largas jornadas de Enduro encima de la moto o reduce la fatiga en las exigentes mangas de motocross. El VFX-WR se ha fabricado en cuatro tamaños de calota dependiendo de la talla. Esto permite que los pilotos tengan una mejor funcionalidad y un ajuste perfecto en cada talla de casco. Las calotas son XS/S, M, L, XL/XXL.



Además de mantener la construcción clásica con materiales de doble densidad y canalizaciones internas para obtener el máximo rendimiento de refrigeración interna del casco, el nuevo VFX-WR incorpora un mecanismo de revestimiento para reducir la aceleración rotacional a la cabeza llamado M.E.D.S. Mientras que la capa principal de EPS absorbe el impacto del exterior como de costumbre, la parte insertada en el revestimiento se encarga de reducir la energía de aceleración rotacional a la cabeza al oscilar la parte insertada de los revestimientos en caso de accidente.

La refrigeración es otro de los aspectos clave que se han mejorado en este modelo. Las entradas de aire en la parte superior de los ojos conducen el aire de forma eficiente a la parte interior de la calota. Además, la forma de la calota en el área frontal proporciona una mayor cantidad de aire a la entrada de aire superior. Todas las entradas están protegidas con malla metálica para proteger los conductos de la suciedad y del barro.

Las salidas de aire expulsan el calor del interior del casco. Además de las salidas de aire superiores en forma de V en la parte superior de la calota, el VFX-WR tiene una salida de aire más grande en la zona de la nuca. Esto crea un flujo de aire y evita que el calor permanezca dentro del casco, manteniendo una buena refrigeración y comodidad para el piloto. Tal como ocurre con las entradas de aire, todas las salidas salvo la del cuello, están protegidas con una pequeña malla metálica.

La nueva visera Shoei V-470 se adapta a la perfección a una forma más agresiva de la calota. El ángulo de inclinación de la visera puede ajustarse fácilmente para adaptarlo a las necesidades del piloto dependiendo de las condiciones de conducción. La forma dentada en la cara interna de la parte central de la visera se acopla con la forma de la tuerca de fijación del tornillo de visera para evitar el movimiento inesperado de esta.

Gracias a la nueva morrera, los pilotos respiran más fácilmente. En términos de diseño, su forma encaja a la perfección con el borde de goma aumentando la sensación de unidad con la calota y dándole al VFX-WR un toque muy agresivo. En el interior de la morrera, se aloja un filtro de malla para evitar la suciedad y el polvo. La rejilla en aluminio evitará que pequeños elementos o piedras entren en el interior de la morrera. Como ya era habitual en otros modelos, la morrera es totalmente desmontable con un solo tornillo para facilitar su limpieza y mantenimiento.

Los acolchados interiores fabricados en 3D sujetan firmemente la cabeza del piloto incluso bajo condiciones serias de conducción off road, consiguiendo la máxima comodidad. Cuenta con tejidos de alta resistencia y fibras especiales en las zonas más sudorosas como la frente y las mejillas, con un alto rendimiento en cuanto a la absorción de humedad y un secado rápido. Además, se han empleado tejidos suaves en las zonas inferiores de la mejilla reduciendo la sensación pegajosa del sudor que podamos tener después de varias horas con él puesto. Como la funda de las correas del cierre del cuello siempre está en contacto con la piel del piloto, se han incorporado tejidos micro perforados para una máxima ventilación del tejido evitando así la sensación de humedad causada por el sudor en esta zona.

El VFX-WR  además está equipado con el sistema de emergencia de extracción rápida EQRS. Este sistema permite al personal médico extraer fácilmente los acolchados laterales del casco del piloto accidentado. Una vez extraídos estos acolchados, es posible retirar el casco con seguridad de la cabeza del piloto sin tener que forzar el área del cuello, evitando así posibles lesiones.

La prueba

Una vez probamos el Shoei la primera sensación que da es la de un ajuste excepcional. El casco es estrecho y parece que no nos va a entrar a la cabeza pero una vez está en posición da una sensación única de protección y comodidad. Los acolchados son muy suaves y gustosos, ofreciendo un ajuste que no ofrece otro casco que hayamos probado antes. Sin duda esta es la mejor cualidad del casco, sienta como un guante, no hace daño en las orejas y no se mueve lo más mínimo, aprieta pero no molesta nada. Además, su forma baja más que otros en la parte de la nuca y nos da sensación de ir muy protegidos.

El peso es correcto, no molesta pero tampoco es el más ligero del mercado. No es un casco que se sienta voluminoso, pese a que el sistema MEDS ocupa más sitio, y esto ayuda a no golpearnos (como sí pasa con otros cascos) al agacharnos para pasar por debajo de por ramas o troncos.

El campo de visión es muy amplio con una visera larga que no interfiere en la visión, lo que nos ayudará mucho los días de invierno con el sol bajo y también en el circuito de motocross para evitar el barro. Otro aspecto que nos ha gustado es la morrera, que deja espacio de sobra para respirar, y no está muy pegada a la boca, lo que nos permite llevar la manguera de hidratación sin que nos agobie si hacemos enduro o hard enduro. El canal de las gafas es fantástico y una vez las colocamos allí es casi imposible que se salgan, las mantiene en posición y no se bajarán nunca.

Por último, la ventilación es otro de los aspectos clave de este casco. En nuestra prueba hacían unos 28 grados y pudimos notar que el casco se refrescaba cada vez que rodábamos algo rápido. Tanto en la sesión de fotos como estando parados haciendo diferentes pasadas,  el calor hizo mella y pudimos probar la gran absorción de la espuma interior. Sobre todo en la frente el ajuste es perfecto y no nos entró ni una sola gota en los ojos.

En definitiva, el Shoei VFX WR es uno de los mejores cascos del mercado en cuanto a prestaciones, acabados y seguridad. Con una calidad de fabricación excelente, un ajuste sin igual y un estilo agresivo que arrasa por donde va, no creo que nadie se quede insatisfecho al probarlo. Además, tiene un precio muy competitivo para todo lo que ofrece si lo comparamos con otras marcas del mercado. Si estáis pensando en Shoei, no lo dudéis, es un producto excelente.

Relacionados

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Lluís Llurba / Shoei