Jaume Betriu campeón de España de enduro Scratch 2015

Betriu se estrena por partida doble como campeón del nacional. El piloto de Husqvarna conquista la Scratch y E2 en Igualada. Lorenzo Santolino consigue su cuarto título en E1 y Jonathan Barragán, vencedor de E3, da rienda suelta a toda su velocidad para lograr la victoria absoluta en Igualada, prueba de clausura del campeonato.

Autor:
Foto:
Publicado el 11/07/2017
Texto y fotos: Nicki Martínez

Jaume Betriu es el piloto más rápido del Campeonato de España de Enduro 2015. El piloto de Husqvarna resolvió por la vía rápida los títulos de campeón Scratch y E2 en el enduro de Igualada, y Lorenzo Santolino, por su parte, recuperó la corona de E1, en los únicos títulos que quedaban por resolver de las categorías Sénior A, después de que Jonathan Barragán sentenciara, hace casi un mes, en Cuenca, el campeonato de E3. Ramón Quer, por su parte, hizo lo mismo en Júnior Open.

Estreno como campeón

Esta temporada será recordada de una forma especial por parte de Jaume Betriu, ya que el ilerdense, además de estrenarse como campeón del nacional de enduro, lo ha hecho por partida doble, llevándose la victoria  de la categoría absoluta y la cilindrada media. Bien es cierto que el de Husqvarna llegaba a esta última cita del nacional con todo de cara después de dejar Campillos de Paravientos, penúltima orueba del calendario, con una ventaja cómoda ventaja respecto a su más directo perseguidor, Oriol Mena. 30 puntos en la Scratch y 16 en E2 que presagiaban que, de no haber una hecatombe, el ilerdense se proclamaría campeón de ambas categorías.

Y a pesar de que con ese cojín de puntos, en Igualada, no se esperaban demasiadas sorpresas, sí las hubo. La primera, el abandono de Oriol Mena antes de finalizar la primera vuelta. El piloto de Beta paró su moto antes de entrar en el tramo, la tercera de las especiales, y ya no la pudo arrancar. Al parecer, según palabras de su equipo por culpa de una brida de presión. Sea como sea, Mena vio como todas sus opciones al título se desvanecían en Hostalets de Pierola, localidad que albergó dos de las tres especiales de las que constó la prueba, que por cierto, se englobaba dentro de las celebraciones y conmemoraciones del 50ª aniversario del Moto Club Igualada.

Sin su máximo rival en pista, Jaume Betriu se supo campeón, pero necesitaba acabar. Y lo más difícil para el ilerdense fue mantener la concentración, según el mismo comentó. A pesar de ello, el de Husqvarna ha demostrado a lo largo de todo el año que es, junto a Jonathan Barragán, el piloto más rápido del nacional. Y además, el más regular. Él, el piloto madrileño y Cristóbal Guerrero estuvieron luchando por la victoria absoluta a lo largo de todo el sábado, una jornada especialmente calurosa para la época del año en que nos encontramos.

Finalmente y a pesar que nadie dio su brazo a torcer hasta la última crono, la victoria fue para Jonathan Barragán. Sólo dos décimas separaron al piloto del equipo Pons de Betriu, aunque dadas las circunstancias, eso fue lo de menos para el de Husqvarna, que resolvía sus dos títulos en juego por la vía rápida. El del Coll de Nargó se proclamaba por primera vez campeón de España de enduro, y se estrenaba por partida doble como ganador de la categoría Scracth. Bajo la carpa del equipo Husqvarna corrió el cava para festejar el más que merecido campeonato de Betriu, sin duda el piloto de este 2015 en el nacional.

Cuarto para Santolino, Mirabet se lesiona

Menos decididas y mucho más ajustadas estaban las cosas en la categoría E1, donde Lorenzo Santolino y Kirian Mirabet llegaban en la parte alta de la clasificación con sólo tres puntos de diferencia a favor del salmantino, líder. Aunque la primera jornada, con el retorno de Cristóbal Guerrero y un Josep García rapidísimo sobre su nueva cuatro tiempos, fue un día de marcajes entre el de Sherco y el de KTM, siempre a reojo de los tiempos de cada especial. Y es en este punto, donde la veteranía de Loren quizás peso más que el empuje de Kirian, que cometió más fallos. El gerundense terminó cuarto, por detrás de Guerrero, García y Santolino, y veía como a los dos puntos más que sumaba su rival directo se le sumaba el dolor de su hombro tras salírsele de lugar. 

Un contratiempo que, a pesar de las evidentes molestias, no acabó con la ilusión de Mirabet, quien el domingo salió dispuesto a agotar todas sus opciones al título. Sin embargo, todas las historias tienen una cara y una cruz. Y esta vez, la cara fue para Loren y la cruz para Kirian, quien tras un fuerte impacto en su bota se percató de la lesión que había sufrido su pie izquierdo y, a pesar de querer hacer tripas corazón y seguir, poco después optaba por retirarse para evaluar el alcance de su lesión. Un amargo final para el joven gerundense y un título, el cuarto para Santolino, cuyo desenlace final poco se esperaba el salmantino, de nuevo tercero el domingo tras Guerrero y García. Tampoco pudo acabar Gerard Esteve, quien a pesar del abandono termina tercero en el campeonato, por detrás del campeón, Lorenzo Santolino, y el subcampeón, Kirian Mirabet. 

Territorio abonado para Barragán

Con todo ya decidido en la máxima categoría, esta fue una carrera sin presión para Jonathan Barragán, quien demostró lo bien que se le dan las especiales rápidas como las del Enduro de Igualada, donde fue el más rápido junto a Betriu. Liberado de los nervios previos a la consecución del título el sábado, un día después el de Husqvarna también dio rienda suelta a su acelerador y estuvo luchando con Barragán, hasta la última especial, por la victoria. Aunque esta vez fueron no fueron las décimas las que decidieron, fueron tres segundos y medio de diferencia en una lucha por la Scratch a la que volvió, solucionados los problemas con la brida de presión, Oriol Mena, tercero.

Por categorías, está claro que Betriu también dominó E2, una cilindrada en la que, a pesar del abandono del primer día, destacó como siempre Mena y también Víctor Guerrero. El piloto malagueño ya prácticamente se ha recuperado del desgarró en el muslo que sufrió en la última prueba del mundial. Una lesión que apenas le ha dejado entrenar, aunque el esfuerzo del de KTM se vio recompensado con un segundo puesto en un podio al que también subió el portugués Diogo Ventura, tercero con una dos tiempos.

La sonrisa de Cervantes

En E3, además del soliloquio del campeón, Jonathan Barragán, hay que destacar la vuelta de Iván Cervantes. El piloto de Cambrils se perdió la prueba de Campillos por culpa de una caída en el rally de Marruecos y, tras una temporada para olvidar en cuanto a lesiones, por fin se volvió a ver su sonrisa por el paddock. Cervantes termina la temporada como subcamepón de la categoría reina, ilusionado con la nueva carrera deportiva que se ha abierto ante si en el mundo de los rally-raids y el Dakar.

El de KTM fue segundo en Igualada y otro de los ausentes en algunas citas del nacional, el andaluz Juan Perez de la Torre, tercero. Y es que, las lesiones y las averías en carrera han convertido este año en una temporada irregular para el andaluz de Husqvarna en una categoría en la que Barragán, Cervantes y José Manuel Morillo han copado las tes primeras posiciones del campeonato.

Quer ‘Bros’, los reyes de la guardería

Y si en categorías Sénior A Jaume Betriu ha sido el hombre del año, en Júnior este título recae para Ramón Quer. Él y su hermano Jordi han dominado en Júnior Open en una categoría marcada por los altibajos de sus rivales, entre ellos Sergi Casany, tercero en la clasificación y vencedor de la categoría de la misma 125 cc Sub-21. Mientras que los pilotos del equipo de Boni Geebelen, Bernat Cortés y Enric Francisco, han sido los más ventajados en Trofeo Nacional, premio que ha ido a para finalmente al primero de ellos.

En Féminas, con el título ya decidido también desde Campillos en favor de la castellonse Humi Palau, esta vez la victoria fue para Mireia Badia, secundada por Miriam Rivera y la dakariana Rosa Romero en una categoría que contó, en Igualada, con cuatro participantes.

 

CLASIFICACIONES ENDURO DE IGUALADA 2015

 

Relacionados