Novedades: Beta se desdobla en ALP 4.0 y ALP X

Novedades: Beta se desdobla en ALP 4.0 y ALP X

Los técnicos de Betamotor han concebido y desarrollado dos versiones completamente nuevas del modelo más versátil de la Casa de Rignano sull’Arno: la ALP 4.0 y la ALP X.
Facebook
Twitter
Whatsapp
Redacción EnduroPro
EnduroPro
Foto
Betamotor
Fecha14/11/2023
Novedades: Beta se desdobla en ALP 4.0 y ALP X
Facebook
Twitter
Whatsapp
Redaccion EnduroPro
EnduroPro
Foto
Betamotor

fecha14/11/2023


Tras un lustro, Betamotor presenta una nueva edición de su moto para todo; de su modelo más todoterreno. Nos referimos, como no, a la ALP, concebida para todos aquellos usos que se han perdido en las motos de trial. Y es que la evolución constante del trial como especialidad ha hecho que muchos de sus usos de antaño hayan quedado un poco olvidados.

Pues bien, la nueva 'navaja suiza' de Beta no solo rinde tributo a la versatilidad on-off de sus predecesoras, sino que se desdobla en dos. Y es que ahora ¡la ALP no es solo 4.0, sino también X!

Novedades: Beta se desdobla en ALP 4.0 y ALP X

La offroad de uso diario

El apellido ALP es, sin duda, todo un icono entre los modelos más transversales del mundo. Una moto sencilla, intuitiva y distintiva. Capaz de desenvolverse con soltura tanto en carretera como fuera de ella; adecuada tanto para el trayecto casa-oficina como para los viajes más exigentes.

No en vano, la ALP es una moto fiable y bien construida que resulta atractiva para un gran abanico de usuarios. Desde los jóvenes con carné A2 que anelan su primera moto hasta los motoristas de vuelta en busca de una máquina sencilla y de bajo consumo. Desde las chicas que sueñan con una moto moderna que no sea demasiado alta ni pesada hasta los entusiastas del off-road ligero que buscan una unidad equilibrada y divertida.

La ALP es la moto versátil por excelencia y ¡ha vuelto con una estética totalmente nueva!

¿Una doble elección?

Tanto la ALP 4.0 como la ALP X están diseñadas para ofrecer la máxima manejabilidad en todos los terrenos. Pero se caracterizan por detalles estéticos y funcionales específicos debido a su distinto uso previsto.

Para ser exactos, la ALP 4.0 se dirige a los 'clásicos', a aquellos pilotos a los que les encantan las rutas largas por la montaña combinándolas con tramos por asfalto, incluso largos recorridos por carretera. Y es que estamos ante una moto ágil y fácil de manejar, apta para todo aquel que quiera acercarse al mundo del off-road de una forma lúdica y poco exigente.

Los plásticos envolventes, las ruedas de 18 y 21 pulgadas y los neumáticos de tacos acentúan su carácter off-road. Pero no impiden que sea también una moto manejable en las calles de la ciudad.

Las estriberas también se han estudiado en detalle y están dotadas de gomas extraíbles, ¡para garantizar tanto el máximo confort en carretera como el máximo agarre fuera de ella! La nueva ALP 4.0 es, sin duda, la aventurera perfecta para pasar agradables fines de semana fuera de la carretera.

Por su parte, la nueva ALP X es un modelo sin precedentes en Beta. No solo hace suyo el concepto ALP, sino que, además, se acerca a los gustos más modernos de quienes han redescubierto el mundo scrambler. Sin ir más lejos, la ALP X comparte sus componentes básicos con la ALP 4.0. Pero a diferencia de su melliza orienta su carácter hacia el segmento de las clásicas modernas, aportando características específicas para carretera, como las ruedas de 17 y 19 pulgadas con neumáticos más de carretera y los plásticos estilizados, realzados por el faro redondo.

De este modo, la ALP X muestra un atractivo completamente distinto y se convierte en la moto perfecta para la ciudad y los viajes largos, sin dejar de estar preparada para afrontar pistas de tierra por el camino.

La ALP X, al igual que la ALP 4.0, permite viajar cómodamente incluso en pareja, gracias a su acogedor asiento y a los cómodos asideros para el pasajero. Sin duda, la novedosa ALP X es la moto más fácil de usar de Beta.

Como todos los modelos Beta, las nuevas ALP también respetan el concepto de RideAbility. Es decir, están diseñadas para permitir la máxima manejabilidad por un lado y, por otro, para que el individuo pueda expresar todo su potencial y divertirse en cada ocasión. Como decíamos, ¡la ALP no es solo 4.0, sino también X!

La ALP 4.0 y la ALP X comparten la misma base técnica:

Motor

  • Los nuevos modelos ALP 4.0 y ALP X están equipados con un motor de 350 cc nacido de la colaboración entre Betamotor y los de Tayo Motorcycles. El nuevo propulsor de inyección electrónica es capaz de desarrollar hasta 35 CV a 9.500 rpm.
  • El motor se ha equipado con un cambio de 6 velocidades y garantiza una velocidad máxima superior a 130 km/h.
  • Gracias al consumo reducido y al depósito de 11 litros, 2,3 litros de los cuales son de reserva, la nueva ALP presume de una buena autonomía.

Parte ciclo

  • El chasis de las nuevas ALP es perimetral de acero con motor colgante y acabado negro. Esto garantiza simultáneamente robustez y manejabilidad del vehículo.
  • Tanto la horquilla delantera como el monoamortiguador trasero están ajustados para garantizar la máxima diversión.
  • La altura del asiento es de 865 cm para la ALP 4.0 y de 855 cm para la ALP X y garantiza un buen apoyo en el suelo para ambos modelos, lo que contribuye a reforzar la sensación de seguridad una vez en el asiento. El asiento es cómodo tanto para el conductor como para el pasajero.
  • Ambos modelos están equipados con un disco de 290 mm delante y de 220 mm detrás, con bomba y pinza de freno Nissin. También el sistema de ABS BOSCH. Esta ayuda a la conducción está diseñada para ofrecer la máxima seguridad y puede desconectarse en el mapa Offroad.
  • La activación del ABS puede controlarse mediante el testigo de los instrumentos LCD en un gráfico moderno y legible.

Principales diferencias entre la ALP 4.0 y la ALP X

  • La ALP 4.0 está equipada con ruedas de 18 y 21 pulgadas y neumáticos más adecuados para un uso offroad. La ALP X, en cambio, monta ruedas de 17 y 19 pulgadas, que siguen siendo de radios, pero con neumáticos más de carretera.
  • En cuanto a la estética, la ALP X tiene unos plásticos más estilizados que realzan su estilo de clásica moderna, mientras que los de la ALP 4.0 son más envolventes.
  • La gama de accesorios para la nueva generación de ALP incluye guardamanos, bolsas laterales y baúl.

Disponible a partir del próximo mes de diciembre, la ALP 4.0 llegará en dos colores, blanco y rojo, mientras que la ALP X podrá adquirirse en otros dos, gris y gris oscuro.

La ALP 200 también se rejuvenece

Junto con las nuevas ALP 4.0 y ALP X, llegará una nueva edición de la ALP 200, la menor de la saga y a imagen y semejanza de la 4.0. Y, como las anteriores, también contará con la homologación Euro5 –sin pasajero–, lo que hace que todavía sea mucho más respetuosa con el medio ambiente que antes gracias a su todavía más reducida emisión de gases.

La pequeña ALP 200 sigue manteniendo todas esas características que la hacen especial: su facilidad de conducción; cualidades que la han convertido desde su lanzamiento en todo un éxito en el segmento del off-road. De hecho, se trata del mejor vehículo disponible para practicar el motoalpinismo.

No en vano, es capaz de adentrarse por los senderos de montaña más difíciles, donde las motos de enduro más grandes y potentes ni siquiera se atreverían. Pero su ecosistema natural no se limita a las altas cumbres, también incluye tanto las pistas no asfaltadas como el uso urbano diario; todo ello con unos costes operativos muy bajos, que no tienen punto de comparación con el de otras motos especializadas disponibles en el mercado.